Menú Portada

Muere en un cibercafé y no se dan cuenta hasta dos días después

Marzo 9, 2016
ciber chino

La pasión de muchos asiáticos por los cibercafés llega a unos puntos insospechados. Hace unas semanas, Extraconfidencial.com informaba sobre lo sucedido en la provincia china de Wuhan. En uno de estos locales, jugando a un adictivo videojuego online, fue encontrada la joven Xiao Yun, desaparecida una década atrás cuando tan sólo tenía 14 años de edad, y dada por muerta desde hace tiempo por sus familiares. Todo este periodo lo pasó viviendo en cibercafés.

El último hecho asombroso relacionado con un cibercafé ha pasado muy cerca, en la isla de Taiwán. En un “ciber” de su capital, Taipéi, fue encontrado muerto un hombre, fallecido tras estar durante 24 horas jugando a un videojuego de ordenador. Las investigaciones preliminares indican que un paro cardíaco fue la causa probable de la muerte.

48 horas muerto y sin que nadie lo vier

Un empleado del cibercafé ha afirmado que el hombre, de 58 años de edad, y de apellido Chen, entró en el café un lunes por la noche y todavía estaba allí, jugando juegos de combate en el ordenador hasta la última hora del martes.

El empleado detalló que Chen era un cliente habitual y y que solía pagar unos 500 nuevos dólares taiwaneses –la moneda del país- que equivale a unos 13 euros, por un asiento durante 24 horas. Según también relata el personal, Chen no se levantó a pagar por más tiempo y permaneció sentado en su asiento durante la mañana del miércoles. Por ello, según relata un empleado: “pensamos que estaba cansado de jugar y que estaba durmiendo, así que no se lo molestó“. Lo mismo opinaron otros clientes que creían que estaba durmiendo. Con cambios de turno e indiferencia de personal y clientes se llegó a que se tardaran casi 48 horas en certificar su fallecimiento.

La adicción por los cibercafés en Taiwán

Este ha sido el segundo caso de supuesta muerte por juego prolongado en un cibercafé en seis meses en la China continental y Taiwán. Una mujer de 37 años, murió mientras estaba sentada delante de un ordenador en una cafetería en la ciudad de Hsinchu el 23 de agosto del año pasado.

En Taiwán se han registrado ya varios casos. En febrero de 2012, otro hombre  fue hallado muerto frente a su ordenador después de jugar durante 23 horas, mientras que en julio del mismo año, un joven de 18 años de edad, identificado como Chuang, fallecía después de jugar 40 horas a Diablo III en un cibercafé de la ciudad de Tainan. Como en el caso actual, todos los fallecimientos fueron diagnosticados como fallo cardiaco.