Menú Portada

Mourinho termina como en Madrid

Diciembre 18, 2015

Nadie puede poner en duda el prestigio de Mourinho, su historial lo atestigua, nadie puede dudar de la categoría como entrenador en varios equipos y en varios países, pero tampoco se puede discutir que se festejan tanto las cosas buenas que le pasan como las cosas malas. Mourinho ha sido despedido del Chelsea en la tercera temporada de su segunda etapa con la sensación de fracaso porque se va a un paso de los puestos de descenso y con la relación con los futbolistas en entredicho

mou

Abramovich, el dueño del Chelsea, no aguantó tanto como se preveía. Cuatro victorias en dieciséis partidos de la Premier han sido demasiado como para aguantarle más tiempo. Mourinho se marcha con el trabajo sin hacer y con un parecido razonable a su tercera temporada en el Real Madrid. Demasiadas acusaciones hacia la plantilla, dejando muchas dudas sobre el comportamiento de los jugadores, acusándolos de filtraciones y de falta de rendimiento intencionado.

Tensar y romper la cuerda

La cosa no empezó bien esta temporada con una derrota ante el Arsenal en lo que aquí sería la Supercopa, ante Wenger, uno de los entrenadores a los que más ha azotado dialécticamente en Inglaterra. Luego vino lo de la doctora Eva Carneiro, a la que el Chelsea terminó despidiendo después de que Mourinho la apartara por atender a Hazard, más tarde dejó a Terry en el banquillo, su capitán, al que llamaba cuando Benítez les entrenaba, luego más derrotas y más desencuentros como el que tuvo con Diego Costa. Todo cabe en un párrafo, pero es suficiente como para haber terminado lejos del club y de su vestuario.

Mourinho tiene grandes resultados, es un buen entrenador, pero a la vista está que lleva a los grupos de trabajo hasta tal punto que, cuando los resultados no son buenos, la cuerda se rompe. La pregunta ahora es cuál es su futuro, dónde terminará. Hay un grupo de llamados ‘mouriñistas’ que dejó el entrenador en la capital y que desearían que volviera mañana mismo, pero seguramente sus planes pasen por otro sitio, por otra liga aún sin descubrir, por París, por el PSG.

José Luis Corrochano

@jlcorrochano

Presentador de “El partido de las 12”