Menú Portada

MotoGP viaja a Australia para ejecutar el segundo capítulo de la pretemporada, con tres jornadas de test en uno de los circuitos más exigentes del Campeonato

Febrero 14, 2017
Lorenzo-Marc

El circuito australiano de Phillip Island será el escenario del segundo test de pretemporada de todos los equipos de la parrilla de MotoGP, que se celebrará los próximos días 15, 16 y 17 de febrero. Se trata de un trazado único en el campeonato, enclavado en un acantilado frente al mar de Tasmania, donde las condiciones meteorológicas condicionan el trabajo de puesta a punto de las motos, los neumáticos y “las manos” de los pilotos más punteros. En pleno verano austral, además. Cuando se celebre allí el Gran Premio, será primavera.

De Malasia a Australia

….Y directos hacia Qatar. Queda apenas un mes para que se enciendan las luces del desierto y que, por fin, MotoGP estrene la temporada. Días antes tendrán lugar, en Losail, la tercera sesión de test de pretemporada y los equipos deberán salir de ellos con los deberes hechos, para ser competitivos desde esta primera carrera nocturna. Este año, los responsables de seguridad del Mundial aseguran haber encontrado una solución para garantizar la celebración del Gran Premio incluso con lluvia y han pedido a Michelin que traigan los neumáticos de agua. La comisión de pilotos tendrá la última palabra de si es posible rodar de noche y con agua.

Los primeros test de Malasia nos dejaron el espejismo de la rivalidad entre Marc Márquez y Maverick Viñales. Ambos pilotos son capaces de dar el 100% en tierras australianas donde siempre han cuajado grandes actuaciones. Pero, ojo, porque es un circuito exigente en el que también han cometido errores garrafales.

Rossi-sepang
Rossi en Sepang

En base al protagonismo de Viñales y Márquez, una de las “especulaciones de pretemporada” preferidas de los cronistas de MotoGP se está centrando en Valentino Rossi y cuál será su estrategia ante la pujanza de sus jóvenes rivales. No es tan descabellado pensar que, desde su experiencia, el italiano (sin dejar de dar su máximo posible) espere que la pelea ente ambos les desgaste a lo largo del año. Rossi conoce las causas de la superioridad que le plantea Viñales en lo que llevamos de pretemporada; pues cuenta con la referencia de saber el arma que tiene su compañero de equipo: la M1 progresa adecuadamente y lo seguirá haciendo en Australia. Y sabe que a Márquez le resultará difícil “sujetarse” como lo hizo en 2016; ante dos enemigos, en Yamaha, tan relevantes.

Ducati, a examen

La gran incógnita de estos nuevos test será Jorge Lorenzo. Su compañero en Ducati, Andrea Dovizioso, llega pletórico a Phillip Island y espera confirmar su buen estado de forma. Mientras el español recién llegado al equipo tendrá en su box unas cuantas cajas de piezas nuevas para probar soluciones y seguir avanzando con menos sobresaltos de los que se llevó en Sepang.

La postura de pilotaje es uno de los problemas más publicitados por el equipo y el propio piloto y parece que en esta ocasión la solución definitiva está lista. Phillip Island es un circuito que también le gusta a Lorenzo; pero no hay demasiada gente en el paddock que espere que esté en los tiempos de cabeza aún. Incluso hay algún “comprador de las teorías de la conspiración” que insiste en la idea de que tanto Lorenzo como Ducati se guardan aún la carta final, que quieren enseñar en Qatar, con la carrera inaugural.

Honda y sus manías

Que HRC es la fábrica más potente del mundo de la moto se traduce, también, en que se trata del grupo humano más testarudo con sus costumbres. En costumbre convirtieron hacer, cada año, la presentación del equipo perdidos en Asia y promocionando la marca en países donde se venden millones de motos al año; huyendo de Europa y especialmente de España, donde Repsol, su patrocinador principal, ya no cuenta con un acto institucional al efecto.

marc-dani-team
Presentación del equipo HRC

Y en esta ocasión insistieron en el error de escenificar la puesta de largo de la moto 2017 con una sola unidad, la de Marc Márquez; ignorando de manera bochornosa a Dani Pedrosa, que por tercer año consecutivo tuvo que tragarse el sapo de destapar la moto de su compañero de equipo: tu primer enemigo, de siempre. Sabemos que es una decisión recurrente de HRC sin contar con sus patrocinadores y llama la atención que la fábrica que es capaz de llenar los boxes de motos de pruebas en los test no sea capaz de llevar dos, a la puesta de largo del equipo.

En cuanto al trabajo puro y duro, los test de pretemporada, Honda sigue sin definir aún su línea de trabajo y se enfrenta a los desfases del año pasado: lo que vale para Márquez tiene poco que ver con lo que necesita Pedrosa. Sete Gibernau, nuevo escudero de Dani, ha declarado que Honda debe explorar otras vías además de la que tienen ahora. En Malasia probaron dos motores distintos y Cal Crutchlow, el piloto inglés del equipo privado LCR (que es el que más habla de todos) ya apuntó a los problemas de siempre: demasiada potencia y poco control.

Los “otros”

Tanto Suzuki como Aprilia y KTM están dando los pasos adecuados para poner en jaque a los tres equipos de fábrica punteros que se juegan el triunfo cada año. Los veteranos pilotos de cada escudería conocen el circuito a la perfección y darán el máximo porque saben que el tiempo apremia. Andrea Iannone y Aleix Espargaró son los “otros” rivales esperados; pero también generan expectación Álvaro Bautista y Héctor Barberá, pilotos privados que volarán con sus Ducati. El campeón de Moto2, Johan Zarco, es el favorito para ser el novato del año y se está acoplando a su Yamaha satélite con satisfacción total.

Los tres días de Philip Island generarán, sin duda, nuevas especulaciones y apuestas sobre lo que nos espera cuando de verdad arranque MotoGP en todo su esplendor. Pero, lo que todo el mundo tiene claro, es que nos espera una temporada apasionante en lo deportivo. Queda poco más de un mes: el 26 de marzo se apaga el semáforo.

Diego Lacave

@DiegoLacave