Menú Portada

MotoGP en plena cuenta atrás: menos de un mes para el inicio del Campeonato, crece la incertidumbre… y saltan algunas mentiras

Febrero 22, 2016
lorenzo-phillip-island

Se termina esta semana con la conclusión de la segunda tanda de jornadas de pruebas de MotoGP, esta vez en Australia. Quedan veintitantos días para el inicio de la fiesta. Y, afortunadamente, como debe ser en cualquier espectáculo que se precie, antes de empezar, tenemos muchas incógnitas que dan lugar a muchas especulaciones.

Viñales, ¿Campeón del Mundo con Suzuki?

El piloto de Gerona, Maverick Viñales, está satisfecho con la electrónica y los nuevos neumáticos Michelin. Phillip Island es un trazado para pilotos “pata negra”; y desde luego él lo es. Con agua, en el estreno, estuvo arriba. El segundo día lució el sol y Viñales marcó el mejor tiempo; y repitió honores (mejor tiempo Márquez), el tercer día hasta que apareció, de nuevo, la lluvia. Con su compañero a más de un segundo de distancia, se va con lo deberes hechos.

No es la primera vez que la prensa y los miembros más avezados de la afición a MotoGP coronan al ganador del año en pretemporada. Es algo que siempre ha pasado con Casey Stoner. El australiano llegaba a Qatar, ganaba de calle y la gente pensaba que todas las carreras iban a ser igual. Incluso el año pasado, siendo probador de HRC, nos vendió, y nosotros compramos, una superioridad de Honda que al final no existía.

Es verdad que se abren expectativas, y no sólo para Viñales: también para Barberá y otros pilotos de equipos satélite. Pero no hay espejismo que aguante la criba del desierto de Losail, que llegará los primeros días de marzo. Entonces, constataremos que la cosa se dirimirá entre Honda y Yamaha. Y ya veremos entre cuántos pilotos.

Rossi dice que la nueva electrónica no ayudará en carrera pero que hará la moto más física. Márquez y Lorenzo lo saben también. Valentino ha sido el más constante giro a giro; y esto, en un circuito tan exigente, es lo más relevante hasta la fecha. Jorge ha flaqueado, esta vez. Por cierto: Marc, sin hacer ruido, ha enseñado el camino a HRC.

¿Rossi y Lorenzo pueden reventar a Yamaha?

Jorge dice que quiere renovar con Yamaha antes de que comience el Campeonato. Pero también es verdad que su vista sigue puesta en Ducati y, sobre todo, al revés: los de Borgo Panigale le quieren. Valentino dice abiertamente que decidirá su futuro en tres meses. Y desde luego no parece que el italiano vaya a cambiar de moto (sólo tendría Suzuki o Aprilia como opciones), a estas alturas de su carrera.

Hay quien todavía piensa que esta guerra afecta al futuro de la marca de los diapasones: nada más lejos de la realidad. La verdad es que la gestión de su director Lin Jarvis está siendo ejemplar. Y se nota desde el funcionamiento del garaje hasta los contratos de los pilotos. Ninguno de los dos está presionando por la continuidad del otro, como se ha publicado. Sencillamente, no pueden hacerlo, no sirve de nada.

Jarvis fue un genio fichando a Rossi y un visionario amarrando a Lorenzo en sus años de dos y medio. En esa órbita está, hoy en día, Álex Rins, favorito este año en Moto2. Es cierto que una carambola del destino podría dejar a Yamaha sin sus dos estrellas a final de temporada; pero de todas las especulaciones posibles, esta es la más rocambolesca de todas.

¿Pedrosa no será renovado por Honda?

Dani a lo suyo, Australia no le gusta. Han sido unos días para trabajar en el camino a seguir con la moto y olvidarse -otra vez-, del nuevo agravio de HRC: presentar al equipo oficial con una sola moto, con el dorsal de su compañero de box, que, como todo el mundo sabe, es el primer rival.

Dani lleva años pasando de todos estos detalles. Ha cuajado diez temporadas en MotoGP en la misma estructura de fábrica viendo pasar pilotos de primera que han sido campeones pero no han seguido en el equipo. Marc puede ser el siguiente, si los cantos de sirena de Ducati llegan hasta su box; pero parece improbable su cambio de aires a corto plazo.

Pedrosa tiene avales para seguir en HRC y uno de ellos es precisamente el de Marc, que lo considera un mito y a la vez un rival no demasiado amenazador. La llegada de un ciclón como Viñales revolvería el equilibrio del garaje de Honda y esto es algo que los japoneses no quieren poner en riesgo. La dupla Márquez-Pedrosa es posible que tenga mucho recorrido aún.

El falso verano de Australia

Tres días de test completados; y un montón de caídas, especialmente en la última jornada. Michelin ha sido el protagonista de este ciclo de pruebas y la información conseguida deberá servir para hacer una goma adecuada a esta pista tan exigente. Phillip Island es un circuito en un acantilado mirando a océano. El verano que tienen allí es cambiante y el Gran Premio se celebra en el comienzo de la primavera austral. El tiempo meteorológico es, siempre, una lotería.

El culebrón de egos sigue vivo. Estos entrenamientos arrancaron con el cumpleaños de Márquez y la resaca de Rossi, un día antes. Ambos nacidos bajo el signo de Acuario, ambos líderes natos, ambos enrocados en su trinchera. El italiano redundó, en la tele transalpina, en la idea que tiene y que jamás olvidará, mientras el español hurgaba en la herida apuntando que es normal que Valentino esté enfadado tras perder el título en 2015. Primer día y primer morbo del reencuentro de Marc y Vale en pista; desde el muro, a Rossi le avisan con la pizarra donde dibujan un zorro al lado del nombre de Márquez. Luego, venció el trabajo puro y duro y todos ganamos. Ellos, los primeros.

Por su parte, Casey se reúne con los capos de su marca de toda la vida a puerta cerrada y el día siguiente se deja ver, vestido de calle, por el box. De calle, nunca mejor dicho, arrasaría en este trazado, que es su casa. Y por eso, seguramente no le dejan correr hasta marzo, en Losail. El último día de test, Petrucci se ha lesionado y es duda para Qatar. Ya parece que hay una Ducati, aunque no sea la de fábrica, disponible para un piloto de pruebas de lujo. Veremos…

Diego Lacave

@DiegoLacave