Menú Portada
Licitado mediante un proceso urgente y sin publicidad que tan solo reduce en 82 euros el valor estimado del contrato

Morenés anuncia nuevos recortes en Defensa al tiempo que el Estado dedica 50.000 euros para el concurso escolar ´Carta a un militar español´

Septiembre 24, 2013
pq_936_pedro-morenes.jpg

Cuando en 2011 Pedro Morenés era designado ministro de Defensa, la opinión pública se temía lo peor. Los grandes medios nacionales recordaron su paso como consejero de Instalaza, una empresa privada que fue la principal fabricante de bombas de racimo en España -armamento que el propio Estado vetó como firmante de la convención de Oslo el 3 de diciembre de 2008-. Dos años más tarde, las gestiones de Morenés y su ministerio han confirmado los peores presagios.

Ahora y tras reducir en 380 millones de euros el presupuesto de 2013, el ministro anuncia que para 2014 los presupuestos del departamento de Defensa serán “muy estrictos” por lo que requerirán “otro esfuerzo” de la ciudadanía. Este nuevo ajuste de cinturón provocará mayores colas a las puertas del SEPE ya que según Morenés se realizará una redistribución de las plantillas de las Fuerzas Armadas, que “probablemente lleve a una reducción” de efectivos.

Ahorrando 82 euros

En medio de esta declaración de austeridad, la Plataforma de Contratación del Estado hacía público el convenio que tendría por objeto el concurso literario escolar ‘Carta a un militar español’. La empresa adjudicataria -Match Point Servicios de Marketing y Comunicacion, S.L.- se embolsará cerca de 50.000 euros (49.528 euros) por gestionar dicho evento y por ser “la más ventajosa para la Administración”. El presupuesto ofertado por Match Point tan solo reduce en 82 euros el valor estimado del contrato. El procedimiento seguido: urgente y sin publicidad, dice mucho de su transparencia. ¿Acaso llega tarde el rigor a la administración de Morenés y al Estado español?

El contrato de 50.000 euros para un concurso escolar es otro de los hitos de un Pedro Morenés que camina por la senda más sinuosa de la Defensa. El pasado mes de abril, extraconfidencial.com sacaba a la luz el contrato licitado por el Ministerio de Defensa que se ocuparía de la “creatividad para la campaña de proximidad de las Fuerzas Armadas, reconocimiento y captación” y por el que  se pagarían un total de medio millón de euros. Con todo, al poco de cerrar este convenio, la política implacable de gastos de Defensa volvía a hacer temblar las arcas del erario público: una nueva licitación, en este caso la del suministro de talonarios de recetas de farmacia para el Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) otorgaría 714.384 euros a la empresa Rotosa, S.A.

Visto lo visto parece evidente que Morenés prefiere infestar a las Fuerzas Armadas de medicamentos y publicidad en lugar de salvaguardar sus puestos de trabajo y conseguir cierta estabilidad en el sector militar español. A la vista de los hechos acaecidos desde la llegada del ministro a Defensa, Dios quiera que no haya lugar para una Tercera Guerra Mundial.