Menú Portada
Con apenas 1.500 habitantes, Exteriores le concede una subvención de 10.000 euros

Moratinos regala el premio gordo al ayuntamiento de Alaejos

Febrero 2, 2010

Alaejos es una pequeña localidad de la provincia de Valladolid, con una población de derecho de apenas 1.593 personas. Famoso en los últimos años por sus reivindicaciones a favor de la memoria histórica, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha premiado a la pequeña localidad con una sorprendente subvención.

pq_922_alaejos.jpg

Nada más y nada menos que 10.000 euros, no para generar empleo o mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, si no por la organización de una “Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia”

La Marcha Mundial comenzó en Wellington (Nueva Zelanda) el 2 de octubre de 2009, aniversario del nacimiento de Gandhi y declarado por Naciones Unidas Día Internacional de la No Violencia y finalizó en la cordillera de los Andes, en Punta de Vacas (Argentina) el 2 de enero de 2010. Para el, Alcalde de Alaejos, Carlos Mangas Nieto, conocido por ser un claro defensor de levantar ampollas y levantar rencores entre sus conciudadanos gracias a la Ley de Memoria Histórica (es alcalde por tan solo 4 votos de diferencia) se adhirió a la Marcha Mundial con la siguiente declaración:

“Nos declaramos abiertamente partidarios de la paz. Trabajar por la paz no es sólo conseguir la ausencia de guerras o conflictos bélicos, sino que debemos conseguir la justicia social que nos lleve a un modelo de convivencia nuevo, con un cambio de mentalidad individual y colectiva, sin desequilibrios ni desigualdades, donde predominen valores como la tolerancia, el derecho, la justicia, el respeto, la libertad, la cooperación, la igualdad, la dignidad, la solidaridad… Apoyamos la I Marcha mundial por la paz y la no-violencia como unión de voluntades de todas las personas del mundo trabajando por la ausencia de cualquier tipo de violencia y por la resolución pacífica de todo tipo de conflictos vitales. Porque ´la paz es el camino´.”

No le debe importar mucho el dinero al socialista Carlos Mangas, a pesar del regalo de Moratinos de 10.000 euros, la solicitud fue de 57.000 ¿Quién pagó la diferencia? 47.000 euros son muchos para una localidad de 1.500 habitantes.