Menú Portada
La propia exposición aportó otros 13,6 millones

Moratinos, a través de la Agencia Española de Cooperación, gastó 13,15 millones de euros en Expoagua Zaragoza

Abril 20, 2010

El Ministerio de Asuntos Exteriores pagó la construcción de pabellones, gastos del día nacional, costes de personal y alojamiento entre otros de muchos países participantes. A pesar de la aportación de Expoagua el gasto superó los 28,2 millones casi cuatro millones más que lo reportado en las cuentas de 2008

pq_923_moratinos.JPG

Países de Latinoamérica, Caribe, África, Pacífico e incluso Afganistán ¿Cómo hacer una exposición verdaderamente universal cuando despierta el interés de muy pocos países? Pues a golpe de subvención. Así el Ministerio de Asuntos Exteriores pagó la mitad de los gastos necesarios para asegurarse que estos países tuvieran sus pabellones en Zaragoza y cubrir sus gastos a través de nada más y nada menos que la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo que aportó 13,15 millones de euros.

El fin de este Organismo, que como ya informó este medio, tiene nada más y nada menos que un presupuesto para este año de cerca de mil millones de euros para subvenciones de los más variopinto es el fomento, la gestión y la ejecución de las políticas públicas de cooperación internacional para el desarrollo, dirigidas a la lucha contra la pobreza y la consecución de un desarrollo humano sostenible en los países en desarrollo. Un gasto de más de 7 millones a un pabellón sobre estepas, praderas y sabanas en países subsaharianas, con viaje de delegación incluida no parece ayudar mucho a acabar con el hambre en países como Mali, Níger, Senegal o Uganda.

Todo tipo de gastos

La categoría de Participantes Oficiales de Cooperación o Ayuda incluía, previa conformidad de la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo a los “Países Menos Desarrollados” y “Países Sumamente Afectados·, según la calificación y denominación otorgada por Naciones Unidas. Estos países recibieron ayudas económicas que, con el fin de facilitarles su participación en la Exposición, sufragaron la práctica totalidad del coste de su intervención. Las ayudas económicas a los Países de Cooperación se definían en el Contrato de Participación e incluían los gastos de planificación, como los gastos de viaje y alojamiento del personal designado por el país Participante para la asistencia a reuniones preparatorias, construcción del pabellón y sus instalaciones y su desmontaje, equipamiento y contenidos de las zonas comunes del pabellón, transporte del material expositivo, gestión aduanera y almacenamiento, operación del pabellón (otra vez viajes y alojamientos del Comisario y personal de los países, personal local al servicio del Participante, visados y uniformes, seguro médico, suministros, limpieza, seguridad, alquiler de vehículos, seguros, telefonía fija), Terminal Punto de Venta y consumibles, actividades culturales (grupo de animación cultural común durante la Exposición y grupo artístico propio para el Día Nacional, que incluía los de nuevo los gastos de viaje, alojamiento, transporte y equipamiento, producción del espectáculo, cóctel durante dicho Día y gastos de viaje y alojamiento de un delegado) y la publicación del catálogo del pabellón y de su página web.

Es decir la Agencia de Cooperación Internacional en vez de dedicar sus esfuerzos a la gente necesitada de estos países gastaba miles de euros en viajes y alojamientos de unos cuantos privilegiados, designados directamente por los países receptores de los fondos.

Lluvia de millones

El coste de la ayuda económica prevista para los Países de Cooperación ascendió a 26.960 miles de euros y fue aportada tanto por Expoagua (13,68 millones), por la AECID (13,15 millones) y por un patrocinador privado que donó 130.000 euros para la participación de Egipto.

El coste de la participación en la Exposición de los Países de Cooperación, según los datos a 30 de septiembre de 2008, ascendía a 24,864 millones, aunque, con arreglo a la documentación remitida por con las alegaciones, a 19 de febrero de 2009 esta suma se habría incrementado a 28,298 millones. Desglosado, 20,2 millones en coste del pabellón, 3,4 millones en coste del personal y del Día Nacional, 1,82 millones para pagar al personal de apoyo, 857.000 euros en alojamiento y 2,05 millones en gastos varios.

Toda una lluvia de millones que si fuera poco, también gozaron de ayuda económica la ONU y la Secretaría General Iberoamericana.