Menú Portada
La última adjudicación, del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), por 200.000 euros

Montoro y Pastor se gastan medio millón de euros en cursos de ofimática

Abril 28, 2014
pq_929_montoro_ana_pastor.jpg

Uno barrunta la nueva reforma fiscal y la otra intenta mantener vivo el fantasma del AVE. Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, prevé asestar un nuevo golpe de gracia a los españoles con una nueva subida de impuestos. Por el momento, ha dicho que no a la propuesta de sabios encargada por el Gobierno y firmada por Manuel Lagares, pero todo apunta a que tarde o temprano el pueblo español vivirá otra vuelta de tuerca en su fiscalización.

Por su parte, Ana Pastor, ministra de Fomento, intenta proteger a contrarreloj los votos del Partido Popular que han quedado en el aire tras los sucesivos incumplimientos de las promesas electorales. Uno de ellos el AVE. La alta velocidad que desde hace años se aseguró que uniría gran parte de los puntos estratégicos de la geografía española se demora notablemente. La ministra no cesa en sus viajes prometiendo nuevos plazos y escondiendo las carencias de una obra faraónica que cada día aleja más la finalización del AVE. Las dos cuestiones tienen un denominador común: la falta de crédito.
 
Cursos con dinero público
 
Ante tal lastre, ambos políticos prefieren asfixiar al ciudadano español y privarle de los servicios públicos antes que pasar sin reforzar los privilegios de los trabajadores públicos de sus ministerios.
 
La ofimática -ciencia nacida de la burocracia que se ocupa del conjunto de técnicas y herramientas informáticas para optimizar y automatizar los procedimientos y tareas de oficina-, se ha convertido en la nueva manzana prohibida de los órganos ministeriales. A finales de febrero, Ana Pastor destinaba 216.000 euros -también por dos años-, para adjudicar el contrato que regirá los “cursos de ofimática online para el personal del Ministerio de Fomento”. El importe total beneficiaría a la empresa madrileña Consultoría e Integración de Sistemas por ser la propuesta “más ventajosa para la Administración, examinada la proposición presentada por el licitador”.
 
Ahora, el 7 de abril del presente curso, Cristóbal Montoro decidía continuar la línea de actuación marcada por su camarada a través del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), adscrito al Ministerio de Hacienda. Para ello y bajo el epígrafe de “servicios de formación para el perfeccionamiento personal” redactaba el contrato para la “organización e impartición de la formación tutorizada online en ofimática para los empleados públicos de las administraciones públicas”. En total, otros 200.000 euros gracias a un procedimiento abierto de tramitación ordinaria. El motivo, “ser su oferta la más ventajosa para la Administración” a pesar de no rebajar ni un céntimo el presupuesto base de licitación.
 
Más cursos para los trabajadores: el inglés
 
El pasado 3 de febrero, Extraconfidencial.com destapaba una serie de casos relativos a la que decidió denominar como la gallina de los huevos de oro del Gobierno: los cursos de inglés. El último caso, colmaba el vaso de la sangría de millones dedicados al mismo concepto: 600.000 euros que el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro preparaba para beneficiar a la empresa que resultara ganadora del contrato para la “organización e impartición de un curso de inglés en la modalidad online durante el año 2014 para los empleados públicos de las Administraciones Públicas”. Sin embargo, no solo de cursos de inglés viven los empleados públicos, sino también de todo tipo de ciclos formativos a cargo del erario público, entre ellos, la ofimática.
 
Las carteras de Presidencia (Soraya Sáenz de Santamaría), Defensa (Pedro Morenés), Economía (José Manuel Soria), Educación (José Ignacio Wert), y Asuntos Exteriores (José Manuel García Margallo) también se han visto atraídas por el encanto de los cursos de inglés pagados con los impuestos de los españoles.