Menú Portada
Tramitado por la Junta de Contratación del Ministerio de Economía y Hacienda

Montoro destina 685.440 euros a “clases presenciales de inglés, francés y alemán para altos cargos y grupos especiales” de su departamento

Mayo 3, 2012

El concurso, por dos años, sólo exige una garantía del 5% del valor de la adjudicación

Hace poco más de tres semanas que Antonio Beteta apuntaba a los funcionarios con frases como que deben "olvidarse del cafelito y de leer el periódico"

Antes de la bajada de sueldos acordada por Rodríguez Zapatero el salario de los trabajadores públicos en el periodo 2000-2008 había aumentado un 40% más que la media de la Unión Europea


Ayer, el diario Expansión informaba que el Gobierno presidido por Mariano Rajoy aplicará la retribución variable por objetivos y desempeño a los funcionarios, laborales y eventuales del Estado, autonómicos y locales, para lo que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que regenta Cristóbal Montoro, creará una mesa de trabajo con el fin de elaborar un Real Decreto. El Ejecutivo ligará a principios de productividad y rendimiento la parte variable, que supone entre el 15% y el 20% de los sueldos de unos tres millones de funcionarios y empleados públicos. Quienes cumplan los objetivos que se hayan fijado seguirán cobrando lo mismo, aunque no se descartan aumentos en casos concretos y se descontará parte de la nómina a quienes no lo hagan. Se abre así, según el mismo diario, el proceso de preparación del Decreto que desarrollará el Reglamento de la Ley del Estatuto del Funcionario Público, que ya recogía la evaluación por desempeño y que sacó adelante el ex ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, en 2007, pero cuya aplicación está paralizada desde entonces.

Y es que los funcionarios siguen estando en el punto de mira. Así hace apenas tres semanas, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, apuntó a los funcionarios con frases como que deben “olvidarse del cafelito y de leer el periódico” y ser más productivos, con responsabilidad y humildad, “que no sumisión“. Esto lo hacía mientras afirmaba que se ahorrarían 2.500 millones de euros  las comunidades autónomas y ayuntamientos  por la extensión de la jornada laboral de los funcionarios en 2,5 horas semanales.

Subidas antes de los recortes

Pero antes de la prolongación de jornada o los recortes de los salarios los trabajadores de la función pública, su situación era privilegiada. Hasta 2010, el número de funcionarios aumentaba un 10% anualmente, mientras que sólo se jubilaba un 7%, su número superaba en un 25% al de los trabajadores industriales, mientras que su sueldo creció entre 2000 y 2008 una media del 5,1% frente al 3,2% en el resto de países de la Unión Europea, lo que supone un 40% más.

Ahora toca la productividad pero mientras tanto continúan gastos incomprensibles. Así el ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro acaba de anunciar la licitación de un concurso para dar clases presenciales de inglés, francés y alemán para altos cargos y grupos especiales de personal del ministerio de Hacienda. El concurso, por dos años, tiene un valor económico de 685.440 euros, exigiendo tan sólo el 5% de la adjudicación como garantía.

¿Es necesaria esta formación para un ministerio de Hacienda? ¿Por qué no se exige nivel de idiomas para los altos cargos? En las plazas fijas debería estar incluido en las bases de las convocatorias y por supuesto exigirlo en todos los puestos de libre designación.