Menú Portada
Quien venda un piso deberá rebajarlo un 23% para "colocarlo", según Aguirre Newman

Moncloa estima que los precios deben caer aún más para reactivar la vivienda

Noviembre 11, 2008

El director de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno, Javier Vallés, afirmó que los precios de la vivienda son “excesivos” y están “sobrevalorados”, por lo que aseguró que deben caer aún más para que se “restablezca la confianza en el mercado y entren los potenciales compradores”.

pq_634_Javier_Valles.jpg

Durante su intervención en una almuerzo coloquio organizado por el Club Financiero de Bilbao Vallés recordó que diferentes estudios apuntan a que la corrección del precio necesaria para reactivar el sector debe oscilar entre el 10% ó el 15%. “Sin duda, tiene que caer algo más de lo que hemos visto en las estadísticas oficiales”, indicó.
Más drástica es la consultora inmobiliaria Aguirre Newman. El propietario que quiera vender hoy una vivienda, confiando en las mejores condiciones de financiación por la caída del Euríbor hasta el 4,5%, aún deberá rebajar su precio hasta un 23% para poder “colocarla”, según estimaciones de Aguirre Newman.La consultora asegura que para empezar a vender viviendas de nuevo es prioritario rebajar el esfuerzo financiero que realizan las familias para el pago de su hipoteca hasta el 30%, desde el 46,1% que, según el estudio, destinan actualmente.
Así, para que una familia con una renta bruta disponible ligeramente superior a los 21.250 euros anuales pueda comprar una vivienda de unos 75 metros cuadrados, en un plazo de 30 años y con un interés del Euríbor más 0,5 puntos, con un esfuerzo no superior al 30%, sería preciso rebajar los actuales precios hasta un 23%.
Sobre la situación de la economía española, Valles admitió que los últimos datos conocidos reflejan que la situación económica “no está mejorando”, por lo que pronosticó un cuarto trimestre de 2008 con crecimientos “también negativos”, lo que, en su opinión, demostraría que España entrará en “recesión”, después de que el Banco de España haya pronosticado un crecimiento negativo (-0,2%) en el tercer trimestre.