Menú Portada

Mireia Belmonte, la mejor nadadora española de la historia, consigue su sueño y logra el oro en los 200 metros mariposa de los Mundiales de Budapest

Julio 28, 2017
mrireia medalla oro

El rictus de Mireia al terminar la carrera es la imagen propia del deporte. Cuesta entender cómo una nadadora que ha conseguido tantas y tan brillantes victorias puede seguir emocionándose como la primera vez. Aunque es cierto que esta no es una medalla cualquiera: es su primer oro en un campeonato Mundial (en piscina larga). Como no podía ser de otra manera, lo consiguió en su prueba de pruebas: los 200 metros mariposa. Su cara, como decimos, irradiaba una felicidad difícil de comprender. Imagino que únicamente el que ha trabajado tanto y tan duro para llegar a este culmen, entenderá el calibre de la misma. En su rostro también había una expresión de sorpresa, como quien no se cree que con 26 años pueda reinar en la natación mundial. Su gesta es insondable

Una carrera de 200 metros suele pasar por muchas fases, hasta el punto de que rara vez el ganador ha sido el vencedor de los primeros 50 metros. Mireia se centró en no perder la comba de los primeros lugares en la primera mitad de la carrera, para luego terminar matando. Fue un ejercicio de inteligencia que le llevó a ir sobrada en el primer lugar gran parte de los últimos 50 metros, aunque la alemana Hentke apretó al final y puso emoción a la prueba.

Una fuera de serie

Mireia Belmonte ha vuelto a poner a la natación española en el mapa mundial. Su palmarés es, sencillamente, una verdadera barbaridad: un oro, dos platas y un bronce en los Juegos Olímpicos (el oro en los pasados Juegos de Río, en la misma prueba en la que se proclamó ayer campeona del mundo); un oro, tres paltas y un bronce en Mundiales; cuatro oros, cinco platas y cuatro bronces en Europeos; y, para terminar, 21 medallas (16 de oro) en Mundiales y Europeos en piscina corta. En este Mundial ya lleva dos (el oro de 200 m mariposa y la plata de 1500m libres) y aún tiene que competir en 800m libre y 400m estilo. Todo esto la ha convertido en la nadadora española con más medalla en todas las competiciones. O lo que viene a ser lo mismo, la mejor nadadora española de la historia.

Mireia es admirada por su perseverancia y tesón, además de ser una de las abanderadas del deporte femenino y de la natación en general. Belmonte siempre ha hecho hincapié en lo injustos que solemos ser los medios, al solo hablar de determinados deportes cuando se producen gestas de este tipo. Estando de acuerdo con ella, el que suscribe sólo tiene algo que reprocharle: sería genial que todos los deportes tuviesen la misma importancia, pero también estaría bien que los deportistas de élite hicieran el mismo caso a todos los medios. Si te quejas porque no te llaman los grandes, no cogerles el teléfono a los pequeños quizás no sea lo más adecuado.

La final de la selección femenina de waterpolo, la siguiente gran cita

Dentro de un torneo bastante positivo para los nuestros, una de las grandes citas la viviremos este viernes (20:30 horas), fecha en la que la selección femenina de waterpolo jugará la gran final ante la todopoderosa Estados Unidos. La medalla de plata ya es una gran noticia para el combinado nacional, que jugará con el siempre interesante argumento de no tener nada que perder. España tiene un gran recuerdo de Budapest, donde disputó su última final en un gran torneo. Fue en el Europeo de 2014.

Las mujeres mandan

Lo vimos con la selección femenina de baloncesto y su increíble victoria en el Europeo. Lo seguimos contemplando con la aplastante victoria de Garbiñe Muguruza en Wimbledon. Y lo acabamos de confirmar con el oro de Mireia Belmonte en Budapest. Aunque alguno se niegue a aceptarlo, son las mujeres las que están sosteniendo la marca España en el primer plano del deporte planetario.

Felipe de Luis Manero

@FelipedeLuis99