Menú Portada
https://track.adform.net/C/?bn=17156992 1x1 pixel counter :

Millonarios y aristócratas se darán cita en la gran boda de fin del verano en la Costa del Sol: la de la princesa Marie Gabrielle de Nassau con Antonius (“Tono”), Wilms, hijo de Hayo Wilms y de la condesa Maréa Teresa von Goess

Septiembre 5, 2017
nassau-2t-t

Mañana sábado 2 de septiembre se celebrará en la magnífica Finca marbellí “Los Llanos de Belvis” la que promete ser la gran boda del otoño en la que se darán cita tanto a lo más granado de la gran sociedad de la Costa del Sol como al grueso de la familia gran ducal de Luxemburgo. Allí estarán, con toda probabilidad, los Abelló, los Gamazo, el gran clan de los Hohenlohe-Langenburg, la inevitable Gunilla von Bismarck, la princesa María Luisa de Prusia y otros miembros del gran mundo de la Marbella de siempre. La novia, la princesa Marie Gabrielle de Nassau, es hija del matrimonio desigual del príncipe Juan de Luxemburgo, hermano del actual gran duque Enrique, y de Hélène Vestur, una juez y consejera de Estado.

Nacida antes del matrimonio de sus padres, hecho que en su momento sentó muy mal a la ahora difunta gran duquesa Josefina Carlota de Luxemburgo, Marie Gabrielle fue elevada al rango de Alteza y de princesa en 2004 por su tío el gran duque Enrique pero, al igual que sus hermanos, carece de derechos sucesorios al trono del pequeño gran ducado. No por eso deja de formar parte del entramado de parentescos regios pues su tía Sybille Weiller es prima segunda del rey don Felipe y otros parientes suyos reinan en Bélgica, Suecia, Dinamarca y Noruega. El novio, Antonius (“Tono”) Wilms, hijo de Hayo Wilms y de la condesa Maria Teresa von Goess, está emparentado con toda la gran nobleza centroeuropea y desciende de los Habsburgo que reinaron sobre el imperio Austro-Húngaro y de los Borbones de Nápoles.

Un fin de semana, 18.000 euros al margen del catering

Ambos son jóvenes, guapos, están formados en los mejores Centros Educativos como la Universidad de St. Andrews, ya han viajado juntos por todo el mundo, conviven en un gran piso en Munich y son poseedores de una gran conciencia ecológica. Él trabajó en la prestigiosa Banca Rothschild y ella en el Sotheby’s Institute of Arts de Londres, pero apuntan a metas más altas en el mundo empresarial al que desean imprimir nuevas formas a través de la estructura digital que él creó en 2016. Como ellos mismos han declarado: No podemos contar solo con las empresas o los políticos para cambiar las cosas. Hemos de atender al impacto sobre el medio ambiente”.

Su boda civil, celebrada en Luxemburgo en mayo pasado, ya fue muy mediática pero más aún lo será la ceremonia religiosa que se oficiará en la Iglesia del Santo Cristo de Marbella y a la que seguirá el gran banquete en Los Llanos de Belvis, una gran Finca ubicada en la pequeña localidad de Istán, a los pies de la Sierra de las Nieves y con maravillosas vistas sobre Marbella, que es propiedad de Sandra Gamazo Hohenlohe-Langenburg, actual marquesa de Belvis de las Navas, cuyo hijo Sandro Bremme Gamazo está casado con Maria Carolina Wilms hermana del novio. La Finca, donde la familia explota su gran olivar produciendo un aceite ecológico de gran prestigio denominado “Belvis de Las Navas”, se utiliza ocasionalmente para bodas estimándose -solamente el alquiler por fin de semana-, en unos 18.000 euros aparte del catering y del resto de elementos decorativos y ornamentales, aunque en este caso será cedida por el cuñado del novio.

Boda civil Nassau - Wilms
Boda civil Nassau – Wilms

Joyas, lujo y mucho glamour

Por otra parte, la propiedad es colindante con la de ese otro primo de Sandro Bremme Gamazo que es Pablo de Hohenlohe-Langenburg y Medina, tío de la actual duquesa de Medinaceli y presidente de la Fundación Casa de Medinaceli. Por tanto, todo apunta a que el evento sea el más brillante de los últimos años en Marbella con presencia de miembros de la gran sociedad internacional y del gran dinero pues no faltarán Juan Abelló, amigo de cacerías del rey don Juan Carlos, y su esposa Ana Gamazo y Hohenlohe-Langenburg, Beatriz (“Teñu”) de Hohenlohe-Langenburg, madre del actual duque de Arión, los grandes nombres de la vieja Marbella creada por los Hohenlohe, y numerosos miembros de la nobleza y la aristocracia de Centroeuropa.

Los llanos de Belvis

Sin embargo, la presencia más notable en tierras andaluzas será la de la familia gran ducal de Luxemburgo, pues se espera la llegada de los grandes duques Enrique y María Teresa que este año han tenido que pasar por el amargo trago del divorcio de su hijo el un tanto díscolo príncipe Luis, que la familia recibió como un mazazo y que puso fin a una sonada historia de amor llena de controversias. Así mismo, cabría esperar la presencia de alguno de los príncipes de Bélgica y de Liechtenstein, de la duquesa Fleur de Wurttemberg, ahijada del rey don Juan Carlos, y de un gran contingente de la aristocracia y de la gran burguesía españolas con los que los Gamazo (marqueses de Soto de Aller), los Abelló y los Hohenlohe-Langenburg mantienen estrechos vínculos de parentesco, en un entorno de lujo e importantes fortunas en el que no faltarán las grandes joyas de rigor.

Ricardo Mateos