Menú Portada
Después de perder las elecciones del 20-N

Miguel Sebastián gastó casi 32 millones de euros para dotar de Internet con fibra óptica y banda ancha de alta velocidad a varios municipios

Enero 4, 2012
pq_926_Jose-Manuel-Soria-Miguel-Sebastian.jpg

En una resolución del cinco de diciembre de 2011, es decir, a pocos días de que el Gobierno socialista cediera La Moncloa al popular Mariano Rajoy tras las elecciones generales del 20-N, el ya ex ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aprobó una partida presupuestaria de 31.697.349 euros con cargo al Programa Avanza Nuevas Infraestructuras de Telecomunicaciones, dentro de una acción estratégica de telecomunicaciones y sociedad de la información del plan nacional de investigación científica, desarrollo e innovación tecnológica, promovido desde el propio ministerio. En concreto, los proyectos a los que se les concedieron ayudas con cargo a este programa fueron destinados a las comunidades autónomas de Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia y Murcia.

Según fuentes del Ministerio de Industria, el presupuesto total de la convocatoria de ayudas alcanza los 682,75 millones de euros: 74 millones de euros en subvenciones y 608,75 millones de euros en préstamos. De esta cantidad, 679,75 millones de euros, el 99,56% del total, se destina a los subprogramas de la convocatoria que se dirigen a pymes para el fomento de la investigación, el desarrollo y la innovación industrial mediante el apoyo a las empresas que desarrollan nuevos productos, procesos, aplicaciones, contenidos y servicios de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC); la promoción de la participación española en proyectos internacionales de diversa índole en este sector, y el impulso de la formación y reciclaje continuo de los trabajadores.

En comparación con otros ejercicios, el presupuesto del Programa Avanza Nuevas Infraestructuras de Telecomunicaciones ha supuesto un incremento del 150% con respecto a 2010 y del 31% en relación con el 2009.

Ayudas del Plan Avanza

Meses antes, el 24 de febrero de 2011, se aprobó la regulación de las ayudas y la gestión del Plan Avanza 2. Con este plan se pretende dedicar dinero público a mejorar la Sociedad de la Información y la Comunicación. Es decir, pretende ayudar a la recuperación económica impulsando el sector estratégico de las telecomunicaciones. Ya hubo un Plan Avanza 1 durante el periodo 2005-2008, con el que se impulsaba la I+D+i en España.

Entre los objetivos de la iniciativa de Miguel Sebastián, destacan el desarrollo del sector TIC, apoyando a empresas que desarrollen nuevos productos, procesos, aplicaciones, contenidos y servicios TIC, así como la mejora de la competitividad de este sector y de las empresas españolas; la incorporación masiva de las TIC a empresas y ciudadanos, especialmente pymes; la mejorar la calidad del servicio público; el refuerzo del desarrollo y la aplicación de la nueva normativa de infraestructuras de telecomunicaciones (ICT) en edificios y canalizaciones de telecomunicaciones de dominio público; y la mejora de la confianza de la población en las nuevas tecnologías por medio de políticas seguras de la información.

Nuevas ideas empresariales

El Ministerio de Industria también informa de que el principal objetivo de la Estrategia 2011-2015 del Plan Avanza 2 es contribuir al cambio del modelo económico español a través de las TIC, ya que estas tecnologías generan un incremento de la competitividad y la productividad, ayudan a recortar costes y constituyen el mejor instrumento para poner en marcha y materializar nuevas ideas empresariales.

Entre los proyectos a los que ha ido destinada esta última partida con cargo a los fondos públicos, destaca el desarrollo de la banda ancha de muy alta velocidad en las localidades de Jumilla (Murcia), Almansa (Albacete), Crevillente (Alicante) o Trujillo (Cáceres), el despliegue de una red de fibra óptica en Coria del Río (Sevilla) o Fuengirola (Málaga), y la puesta en marcha de banda ancha universal por satélite en los municipios pontevedreses de San Sadurniño, Touro, Mondoñedo, Riotorto, A Pontenova, Manzaneda, Póbra de Trives, Castrelo de Miño, Ribadavia y Boborás.