Menú Portada
El objetivo de la iniciativa es contribuir al cambio del modelo económico en España, según fuentes del propio ministerio

Miguel Sebastián concedió 3,5 millones para comprar ordenadores días antes de abandonar el Ministerio de Industria

Diciembre 29, 2011
pq_926_miguel_sebastian_cartera.jpg

A pocos días para ceder su puesto en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio tras perder las pasadas elecciones generales del 20-N, el todavía ministro Miguel Sebastián aprobó una resolución, concretamente el cinco de diciembre, por la que se concedían 3.499.997 euros, con cargo a los fondos públicos, destinados a subvencionar proyectos y acciones de la segunda parte del Plan Avanza Ciudadanía Digital, en el marco del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica.

Con esta medida, el Gobierno socialista buscaba financiar a los ciudadanos la adquisición de equipamiento informático, software y el alta en servicio de conexión a Internet con banda ancha. Para llevar a cabo esta iniciativa, el ministro Sebastián contó con el apoyo del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y de varias entidades de crédito, con el objetivo de conceder préstamos a los beneficiarios. Estos préstamos estarán en vigor, en principio, hasta diciembre de 2015.

Según fuentes del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el principal objetivo de la iniciativa es contribuir al cambio de modelo económico en España a través de las Tecnologías de la Información y la Comuicación (TIC), “ya que estas tecnologías generan un incremento de la competitividad y la productividad, ayudan a recortar costes y constituyen el mejor instrumento para poner en marcha y materializar nuevas ideas empresariales”.

Por su parte, el ya ex ministro Sebastián aseguró recientemente que España se sitúa digitalmente en la “vanguardia europea”, con 27 millones de internautas, y destacó que esta cifra se debe en gran medida a los objetivos alcanzados por el primer Plan Avanza, que finalizó en 2010. Sebastián destacó asimismo que los logros cosechados son fruto del fomento y el uso de las TIC por parte de los ciudadanos y de las empresas. En su opinión, estos resultados han sido gracias a un trabajo conjunto entre Gobierno, comunidades autónomas, ayuntamientos, empresas y ONG.

“Juntos hemos movilizado más de 12.000 millones de euros desde 2005, lo que nos ha permitido alcanzar una masa crítica que nos sitúa digitalmente en la vanguardia de Europa”. En su afán por acercar las nuevas tecnologías a la ciudadanía y las empresas, Sebastián aprobó en 2010 un paquete de medidas por valor de 267 millones de euros para fomentar proyectos de ciudadanía y economía digital, además de 108 millones en subvenciones para 489 iniciativas y 159 millones en préstamos. “Todo ello ha permitido movilizar un total de 534 millones de euros de fondos”, se jactó entonces el ya ex ministro.

Dentro del Plan Avanza 2, Sebastián se marcó cuatro objetivos primordiales: conseguir una administración sin papeles en 2015; el fomento y la confianza en el uso de Internet; el desarrollo de nuevas y mejores infraestructuras de telecomunicaciones, y el impulso de la industria TIC en sectores estratégicos.

42 asociaciones ´agraciadas´

En este último crédito presupuestario aprobado ´in extremis´ por Sebastián días antes de dejar su puesto en Industria, los millones se repartieron entre colectivos tan dispares como la Fundación ONCE para la Cooperación e Inclusión Social de Personas con Discapacidad, que se llevó 120.000 euros; la Federación de Coordinadoras y Asociaciones de Minusválidos Físicos de las Comunidades Autónomas (170.000); la Fundación Primera Fila por la Integración de Colectivos en Riesgo de Exclusión Social de Extremadura (50.000); la Asociación de Mujeres por un Envejecimiento Saludable (130.000); la Unión General de Trabajadores de Euskadi (120.000), o la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (150.000). En total, 42 asociaciones y colectivos recibieron ayudas de los fondos del Estado para sus proyectos digitales.
 
Daniel Leguina