Menú Portada
Los beneficiarios de estas ayudas son empresas y entidades sin fines de lucro

Miguel Sebastián cerró su paso por el Ministerio de Industria concediendo más de 24,5 millones de euros para el desarrollo de la investigación científica y tecnológica

Enero 15, 2012
pq_926_miguel-sebastian.jpg

El ya ex ministro socialista de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, concedió, en una resolución fechada el 5 de diciembre de 2011, ayudas por 24.513.747 euros dentro del Programa Avanza y comprendidas en el Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica.

La iniciativa de Sebastián tenía como objetivo mejorar la formación general, a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), de empleados de pymes y autónomos. En este sentido, incluye proyectos de ayudas a profesionales TIC, profesionales de negocio electrónico, formación de profesionales para la creación, distribución, producción y gestión de contenidos digitales multimedia interactivos; y proyectos de formación integrales. Los beneficiarios de estas ayudas, según la página web del ministerio, son empresas, entidades sin fines de lucro con objeto formativo y agrupaciones o asociaciones empresariales.

Los objetivos principales de estas subvenciones promover un tejido empresarial altamente competitivo, fomentar la incorporación de las tecnologías de la información en las empresas, incorporar a la ciudadanía a la sociedad de la información, especialmente a los colectivos más vulnerables, promover servicios públicos digitales y de calidad, desarrollar las infraestructuras y servicios de la sociedad de la información, desarrollar contenidos digitales, y asegurar la confianza en las aplicaciones, servicios y contenidos.

Universidades y centros privados

Los principales destinatarios de las ayudas del Plan Avanza son o asociaciones empresariales o centros públicos y no las empresas directamente. Entre estas están agrupaciones o asociaciones empresariales, asociaciones empresariales sectoriales sin ánimo de lucro, agrupaciones empresariales innovadoras, organismos de investigación, organismos públicos de I+D, universidades, centros privados de I+D sin ánimo de lucro, centros tecnológicos y centros de apoyo a la innovación tecnológica.
Las ayudas se destinarán a cubrir inversiones y gastos que estén directamente relacionados con el desarrollo de proyectos en los ámbitos nombrados.