Menú Portada
Son almas gemelas en cuerpos incompatibles

Miguel Poveda e Isabel Pantoja lo niegan todo

Septiembre 25, 2009

Podría ser una bonita historia de amor, si él no estuviera correspondido por otra persona. Es, sin duda alguna, un amor imposible.

pq_859_isabelpantoja1.jpg

Son almas gemelas en cuerpos incompatibles. Los dos son cantantes y triunfan sobre el escenario. Sin embargo, su relación nunca podría ser posible, pues él anda enamorado de un miembro de la familia de Pitingo con el que vive un romance apasionado, sincero y férreo. Ella, tal vez, susurra su nombre en silencio. La revista Lecturas publicaba en su edición de esta semana que la tonadillera Isabel Pantoja podría estar locamente enamorada del cantaor Miguel Poveda, que triunfa allende los mares, con el comparte una bonita amistad desde hace varios años. Sin dudar ni cuestionar la información divulgada por el semanario, lo cierto es que los dos protagonistas del culebrón benaventino niegan la mayor. Quizás porque nunca es agradable reconocer que alguien no te corresponde, o porque, sinceramente, no hay nada más que una transparente amistad. Sea como fuere, me cuentan que Poveda anda con la mosca detrás de la oreja desde que su nombre salió a relucir. Está triste, enfadado y un poco decepcionado por el discurrir de los hechos. No entiende el motivo por el que se ha hecho pública semejante noticia y apunta a personas allegadas a él como responsables de tan desliz informativo. Insisten en que él es el que siempre ha cuidado su amistad con Isabel, aunque reconoce que ella no ha hecho lo mismo. Acude a la mayoría de sus conciertos y le aplaude, por supuesto, en la intimidad. Es guardián de sus secretos y paño de lágrimas cuando más lo necesita, pero nunca imaginó que Pantoja podría sentir algo más. Al otro lado del charco, en México, Isabelita vive ajena a los rumores y los comentarios azuzadores, pero no dudó en aclararme que todo lo contado es mentira. Sólo el tiempo dará y quitará la razón.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)