Menú Portada
Más de 5,6 millones de euros de pérdidas en 2007 a pesar de haber aplicado subvenciones por otros 60,3 millones

Miguel Ángel Revilla multiplicó por 11 las pérdidas de las empresas públicas cántabras

Mayo 8, 2012
pq_928_Miguel-Ángel-Revilla.jpg

De 45 empresas públicas autonómicas a 22, este es uno de los más importantes recortes del popular Ignacio Diego, en el plan de austeridad que intenta salvar las calamitosas cuentas heredadas por el anterior Ejecutivo de Miguel Ángel Revilla. Y es que como ya ha informado extraconfidencial.com, en el bienio 2006-2007 cumplieron enormes irregularidades como incumplir la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas, no instaurar la contabilidad patrimonial legalmente prevista, impidiendo conocer el valor de los bienes y derechos de titularidad autonómica o tener registradas cuentas bancarias que no existían y no reflejaba otras que estaban abiertas.

Engordar el sector a pesar de sus cuantiosas pérdidas

Y es que la situación de las empresas públicas era económicamente calamitosa, si en 2006 cerraba con unas pérdidas de 487 miles de euros, en 2007 el resultado negativo se multiplico por más de 11 hasta los 5,64 millones. Pero el resultado no parecía importar al gobierno de Miguel Ángel Revilla, y es que si a 31 de diciembre de 2007, el sector empresarial de estaba constituido por 32 empresas, cerró su mandato con 45 empresas, 13 sociedades más.

De todas ellas, 15 sociedades tenían un endeudamiento de financiero de nada más y nada menos de 117,8 millones de euros, mientras que los resultados se “disimulaban” a través de suculentas subvenciones.

Así, en los años 2006 y 2007, las empresas públicas cántabras aplicaron al resultado del ejercicio subvenciones de explotación y de capital que sumaron en 2006, 61,42 millones de euros, y 60,31 millones en 2007. Si se  hubiera deducido estas subvenciones el resultado negativo se hubiera duplicado en ese último ejercicio.

A pesar de ello, al anterior presidente de Cantabria parecía importarle más sus apariciones mediáticas que el bienestar económico de sus ciudadanos.