Menú Portada
A través de la Secretaria de Estado para la Cooperación

Miguel Ángel Moratinos hipoteca ayudas por 24 millones de euros para Convenios de Desarrollo hasta 2013

Septiembre 5, 2010

5 millones de euros para mejorar “el acceso y la calidad de la educación, apoyando el fortalecimiento del tejido social en Mauritania”
Otros 3,5 millones irán a Palestina para mejorar las condiciones de acceso al agua de la población rural



Subvenciones Ministerio Exteriores (BOE)

Es como si los presupuestos de la cartera que ostenta Miguel Ángel Moratinos fuera un pozo sin fondo. Recientemente, conocíamos la liberación de los cooperantes españoles Roque Pascual y Albert Vilalta tras 268 días de secuestro por Al Qaeda, tras la extradición de uno de los autores del secuestro, Omar Saharaui. Poco después sabíamos, a través de distintos medios de comunicación, que el Gobierno español podría haber abonado a la mencionada organización terrorista hasta 4 millones de euros aunque el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero siempre lo negó. Se repetía de nuevo la historia del Alakrana donde se llegaron a entregar, según distintas fuentes, hasta 3 millones de euros a los piratas. Hechos indemostrables hasta la fecha.

 
Lo que no deja lugar a dudas es el Boletín Oficial del Estado en cuanto a la política de subvenciones de Asuntos Exteriores, de las que ha informado puntualmente este periódico. El pasado viernes 3 de septiembre, el Ministerio de Asuntos Exteriores hacia pública una  resolución de 6 de agosto de 2010, de la Agencia Española de Cooperación Internacional, en la que se detallan las ayudas concedidas para la realización de convenios de desarrollo. La orden viene firmada, entre otros cargos, por la presidenta de este último organismo, Soraya Rodríguez Ramos.


El Salvador, Mauritania, Palestina…


¿Creían que Moratinos no nos sorprendería una vez más? Pues va a ser que sí. En la citada Resolución se establece la asignación de 24 millones de euros a cuatro Convenios de Desarrollo distribuidos en el quinquenio 2010-2013 y cuto reparto pueden observar en el cuadro que adjuntamos. Es decir, juegan con una partida presupuestaria que, al menos, en 2012 y 2013 no saben si seguirán gobernando. La mayor, 7 millones de euros, está destinada a “la mejora de la salud de las poblaciones, en especial aquellas en mayor situación de pobreza, y reducción de la discriminación y la brecha de la desigualdad de las mujeres en África Occidental”.
 
También destacan los 4,3 millones de euros que se entregaran a lo largo de esos cinco años a “la mejora integral de las condiciones de prevención, atención diagnóstico y tratamiento en materia de salud sexual y reproductiva y habitabilidad básica, con especial énfasis en jóvenes y mujeres, en El Salvador”. Y por último, otros 5 millones de euros para mejorar “el acceso y la calidad de la educación, apoyando el fortalecimiento del tejido social, en Mauritania”.
 
Ayudas muy loables pero siempre surge la misma pregunta: ¿qué controles se ejercen para asegurar que el dinero enviado se destina realmente a esos proyectos?