Menú Portada

Mientras Zarzuela justifica su presencia, don Felipe VI, sorprende acudiendo a la semifinal de la Champions League del Atlético de Madrid, cuando dejó plantados a miles de aficionados en la final de la Copa del Rey de Baloncesto

Abril 29, 2016
felipe VI 1

La sorpresiva presencia este pasado miércoles del rey don Felipe en compañía de la princesa de Asturias en el encuentro de ida de semifinales de la UEFA Champions League 2016 entre el Atlético de Madrid (equipo favorito del rey), y el Bayern de Múnich, no ha pasado inadvertida a nadie especialmente habida cuenta de que este es el primer acto público de carácter semioficial al que doña Leonor acude en compañía únicamente de su padre. Una decisión que probablemente habla de un claro deseo de los reyes de que la princesa comience a darse a conocer en el ámbito público no estrictamente institucional, tras las numerosas críticas que se han vertido sobre las contadas ocasiones en las que podemos ver en público a las hijas de los reyes.

Pero también ha sorprendido que un acto como este, en el que don Felipe y doña Leonor asistieron al encuentro en el Palco de Honor del Vicente Calderón, no estuviese anunciado previamente en la agenda semanal de actividades de la familia real. Una agenda que se cierra todos los viernes a última hora de la mañana, y que se sube de forma inmediata a la página web de Casa Real. Desde la abdicación de don Juan Carlos y la salida de lo que actualmente se considera la familia real de las infantas doña Elena y doña Cristina, las cuestiones de agenda han cobrado una enorme importancia dado el reducido número de personas sobre las que a día de hoy recae toda la representación de la familia en actos tanto dentro del país como fuera de nuestras fronteras. Los actos son muchos, los tiempos no dan, y el impasse político que ha obligado a cancelar los viajes oficiales previstos para los últimos meses dificulta aún más que don Felipe y doña Letizia puedan hacerse cargo de una agenda muy cargada, que solo se alivia de tanto en tanto con la presencia aquí y allá de don Juan Carlos y de doña Sofía. Por otra parte, es bien sabido que en Casa Real tienen muy clara esa divisoria que separa las actividades oficiales y públicas de todo cuanto afecta al ámbito privado de la vida de los reyes, del cual no se informa en modo alguno como es el caso de las visitas de doña Sofía a su Grecia natal, su visita al Cristo de Medinaceli, o de la presencia de don Juan Carlos en Mónaco el pasado 21 de abril a título personal.

Hechos sobrevenidos y decisiones sobre la marcha

Sin embargo a momentos se hace difícil entender de forma diáfana cuáles son los criterios informativos que se siguen en Zarzuela por lo que toca a actos que, no considerándose estrictamente oficiales si son de naturaleza claramente pública. En ese sentido desde Casa Real Javier Arenas, adjunto a la Dirección de Comunicación de la Casa del Rey, nos aclara que sólo se informa previamente de aquellos actos considerados estrictamente oficiales que forman parte de la agenda oficial que se publica cada viernes”. Actos que son inamovibles salvo por causa de fuerza mayor, y que se distinguen de actividades de otra naturaleza que obedecen a hechos sobrevenidosy cuya asistencia o no entra en la potestad personal de las personas reales. Chocante cuando la semifinal de la Champions League se conocía desde hace 14 días. Se trata de actividades que pueden decidirse sobre la marcha siempre que los tiempos y la agenda lo permitan, y de las que por tanto se informa con mucha inmediatez o incluso a posteriori. Tal es el caso de la presencia de don Felipe y doña Leonor en el partido de futbol del miércoles, del que sólo se pudo informar con cierta premura pocas horas antes a algunos medios de comunicación.

felipe VI 2

Así sucede, nos amplían, con las corridas de toros de la temporada que ahora comienza –Corrida de La Prensa o Corrida de la Beneficencia-, en las que en algunos casos puede saberse con anterioridad si alguna de las personas reales representará a la casa (la infanta Elena podría ser designada por representación), en cuyo caso se informa con anterioridad, mientras que en otros las decisiones se toman sobre la marcha puesto que dado que la afición de don Juan Carlos a los toros es notable él puede en todo momento personarse en alguna de ellas ya sea por deseo personal o animado por alguna institución.

¿Asistirá Su Majestad a la semifinal Real Madrid-Manchester City?

Lo que si sorprende enormemente es que el rey Felipe VI haya acudido a un partido en el que juega un determinado equipo como es el Atlético de Madrid -al cual siempre se le ha relacionado como seguidor-, mientras dejó plantados a miles de aficionados en su Copa, la Copa del Rey de Baloncesto, por asistir a la cena de inauguración del Mobile World Congress de Barcelona, cuando ambos actos están programados con suficiente anterioridad como para poder modificarlo. Sobre esta ausencia, también fue la Casa Real más que opaca. ¿Por qué ahora sí? ¿Asistirá el próximo miércoles a la semifinal que enfrentará a Real Madrid y Manchester City en el Santiago Bernabéu como adelanta algún diario deportivo

La política informativa tiende, en cualquier caso, a la sobriedad y tanto es así que aún sabemos muy poco de la esperada presencia este próximo sábado de don Juan Carlos y doña Sofía en Estocolmo para participar en las brillantes festividades que toda esta semana están teniendo lugar con ocasión del 70 cumpleaños del rey de Suecia. Los reyes eméritos viajarán a la capital sueca en la noche de hoy viernes, para poder participar en los numerosos actos que comenzaran muy temprano en la mañana del sábado siguiendo las costumbres locales. Su séquito será muy escaso para evitar todo gasto considerado innecesario, pues no viajarán con ellos ni el jefe ni el secretario de la Casa, pero todavía ayer jueves a mediodía no se sabía con total certeza si regresarán a España a primera hora de la tarde del sábado, tras el almuerzo ofrecido en el ayuntamiento de Estocolmo, o bien si participarán también de la gran cena de gala que tendrá lugar en la noche en el palacio real de Estocolmo, en la que se congregarán al menos los reyes de Suecia, Noruega, Dinamarca, y Bélgica. Hay mucha expectación puesta sobre don Juan Carlos y doña Sofía en esta ocasión, y por tanto sería de desear poder verles representar a España entre sus pares de la gran realeza europea. Pero, por el momento, toca esperar.