Menú Portada
EXCLUSIVA
Pretende que en esas casas pesqueras, que utilizaba junto a su hermano Lorenzo Milá y los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel, se construyan Hoteles flotantes

Mercedes Milá utiliza sus influencias y poder mediático para “reconquistar” la casa de Menorca que disfrutaba ilegalmente desde 2010

Marzo 22, 2015

La tapadera que utiliza para su objetivo es la Asociación Port Sostenible de Mahón, un grupo vecinal del pueblo que está sufragado por ella y que cuenta con el apoyo de la alcaldesa del PP, Águeda Reynès
La periodista de Tele 5 ha sondeado a la Autoridad Portuaria de las Baleares a la que ya ha entregado un boceto, pero todavía no ha presentado ningún proyecto administrativo por lo que, a pesar de sus injerencias, no puede haber resolución alguna al respecto. Además, sólo el Gobierno de Mariano Rajoy puede levantar la prohibición de uso turístico en suelo portuario y saltarse la normativa de edificación a menos de 20 metros de la línea de costa
Tras ser recuperada por la Autoridad Portuaria para su uso público, la casa en la que veraneaban Ana Belén y Víctor Manuel, está ahora cedida a un pescador para sus labores de marisqueo como antiguamente era su uso, antes de que el Gobierno de Felipe González se las cediera a precio de saldo a estos vips


La periodista de Tele 5, Mercedes Milá, intenta a toda costa “reconquistar” la casa que durante años ha utilizado para su descanso y placer en el puerto menorquín de Mahón. Una casa que le fue arrebatada por los Tribunales de Justicia tras un largo proceso judicial que duró hasta el mes de diciembre de 2013, fecha en la que, por fin, la presentadora sacó sus enseres de la posesión antes de fuera desalojada por las Fuerzas de Seguridad del Estado, ya que la concesión que permitía su uso privado había caducado en 2010.

Ahora, Mercedes Milá intenta con todas sus armas mediáticas y políticas que la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), admita un proyecto para explotar como “Hoteles flotantes” las antiguas casas de La Solana, situadas en la rivera norte del Puerto de Mahón, que ella disfrutaba junto a su hermano Lorenzo Milá y los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel. Unas casas que después de un largo litigio judicial han sido recuperadas para uso público. Se trata de once viviendas entre las que se encuentran las utilizadas para veranear durante casi dos décadas por estos conocidos vips a precio de saldo.

La tapadera de la Asociación Port Sostenible y el apoyo de la alcaldesa del PP

Para conseguir su objetivo la periodista utiliza la tapadera de la Asociación Port Sostenible, un grupo vecinal del pueblo al que ella mismo sufraga, según fuentes de la investigación. “Se trata de una serie de vecinos que no tienen nada que ver con esas casas y que cuentan además con el apoyo de alcaldesa del PP de Mahón, Agueda Reynés”, afirman estas fuentes. Se da la circunstancia que el Consejo Municipal del Puerto -con la alcaldesa al frente-, se ha pronunciado siempre a favor de mantener el “uso residencial” de las viviendas de La Solana recuperadas para el uso público.

Es a través de esta Asociación Port Sostenible, como Mercedes Milá pretende que la Autoridad Portuaria de Baleares solicite al Consejo de Ministros el levantamiento de la prohibición del uso turístico alegando motivos de excepcionalidad y de interés general. La presentadora de Tele 5 ya ha sondeado a la APB, a la que ha entregado un boceto “con dibujos”, pero todavía no ha presentado ningún proyecto administrativo concreto por lo que, a pesar de sus injerencias no puede haber ninguna resolución al respecto, a pesar de lo publicado en algún medio que cifraba esta resolución para este mismo mes de marzo. Además, sólo el Gobierno de Mariano Rajoy puede levantar la prohibición de uso turístico en suelo portuario y saltarse la normativa de edificación a menos de 20 metros de la línea de costa. Estos inmuebles singulares están construidos parcialmente sobre el mar, por lo que incumplirían de entrada la Ley de Costas.

Este es el verdadero problema que tiene que afrontar la familia Milá: su proyecto plantea numerosas dificultades jurídicas y administrativas. Por ejemplo, que la Ley 2/2011 de Puertos no permite el uso turístico-residencial en los espacios situados en el dominio público portuario, como es el caso de La Solana, cuyas casas estaban vinculadas originariamente a la actividad marisquera. Ahora, esta Asociación, amparada por la periodista de Tele 5, quiere que se aplique a su proyecto el artículo 72 de la Ley de Puertos que permite autorizar actividades turísticas en los faros “con el objeto de preservar el patrimonio arquitectónico“. También el proyecto exigiría realizar un dragado para aumentar la profundidad del mar en la zona, donde solo atracan Zodiac y pequeñas barcas pesqueras. 

Alquiler para ricos con yates

En el boceto entregado por los adláteres de Milá a la Autoridad Portuaria, según ha podio saber Extraconfidencial.com, se propone alquilar las once casas de La Solana entre turistas de alto poder adquisitivo, que además podrían atracar su yate “en la puerta“, ya que la mayoría de inmuebles afectados cuenta con su propio embarcadero. “Es decir, un proyecto para ricos con yates que pueden atracar en su misma terraza. Como se observa, un proyecto muy para el pueblo”, afirman fuentes de la investigación. Las viviendas se alquilarían por cortas estancias para que éstas se conviertan en una prolongación de las embarcaciones de lujo. Este proyecto tan popular cuenta con el apoyo de la alcaldesa del PP de Mahón, Águeda Reynés, gran amiga de Mercedes Milá a la que hizo pregonera de las fiestas populares de este conocido pueblo menorquín.

Fue el 22 de febrero de 2010 cuando a estos ilustres veraneantes de La Solana se les terminó la concesión extraordinaria de 17 años que les dio en su día el gobierno de Felipe González para que durante ese periodo de tiempo -improrrogable-, disfrutaran de estas privilegiadas edificaciones en primera línea del puerto de Mahón. El gobierno socialista les concedió este privilegio en octubre de 1992, casualmente sólo un mes antes de que entrara en vigor la famosa Ley de Puertos (27 de Noviembre de 1992), en la que se prohibía de manera expresa el uso residencial o de vivienda en el dominio público portuario.

Desde hace ya más de dos décadas los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel y la familia Milá (tanto Lorenzo, como Mercedes y su tío Alfonso Milá Sagnier), han disfrutado de unas parcelas privilegiadas en primera línea de este puerto menorquín. Unas parcelas (las números 6, 7, 8, 9 y 10) que en el año 1968 el ministerio de Obras Públicas del Gobierno del General Franco había dado en concesión administrativa a la Cofradía de Pescadores del Puerto de Mahón para unas casetas destinadas únicamente a guardar el marisco capturado en balsas (mejillones, dátiles, escupiñas, ostras, etc.). En los años 70, durante la paralización de la actividad marisquera, y de forma irregular al tratarse de terrenos públicos (dominio público marítimo terrestre), se produjeron de manera individual la venta de alguna de estas casetas.

Concretamente, una de ellas fue adquirida por parte del productor José Sámano de la Brena, marido de Mercedes Milá, que posteriormente la transfirió a la sociedad de la periodista denominada Taramparo SL, y por la que, según refleja la memoria de Puertos de Baleares, pagaba 1.473 euros al año. También los cantantes Víctor Manuel San José Sánchez y su mujer Ana Belén recibieron una concesión para una edificación y explanada aneja (dedicada a solárium), que fue adquirida a un mariscador por la exigua cantidad de 590 euros al año.

Tres casas ya cedidas para labores de marisqueo

De las onces casas pesqueras que componen el recinto de La Solana ya hay tres cedidas para labores de marisqueo. En concreto, la casa en la que veraneaban Ana Belén y Víctor Manuel, tras ser recuperada por la Autoridad Portuaria para uso público, está ahora cedida a un pescador para sus labores de marisqueo. Fue el 20 de septiembre cuando los cantantes Ana Belén y Víctor Manuel San José Sánchez entregaron las llaves de las múltiples dependencias que gozaban en la primera línea del Puerto de Mahón. Con la entrega de un manojo de llaves a la Autoridad Portuaria pusieron fin a sus disputas judiciales. Eso sí, una vez disfrutado del verano de 2013 de una manera gratuita e ilegal, como también lo hicieron los hermanos Milá. Precisamente, tras ser recuperada la antigua casa de Mercedes Milá, la Autoridad Portuaria tenía previsto cederla para sede de la Asociación Amics des Port, una organización de difusión del patrimonio marinero y labores de rehabilitación de embarcaciones antiguas. La casa de la periodista es, con diferencia, la que se encuentra en mejor estado de conservación, ya que la periodista la ha utilizado siempre para veranear y siempre se ha hecho cargo de su mantenimiento.

Todo indica que Mercedes Milá no quiere poner punto y final a un proceso por el que perdido la casa que disfrutaba, que ha sido muy duro y complicado. Desde la Autoridad Portuaria de Baleares afirman que “no queremos hacer leña del árbol caído, pero tampoco nos vamos doblegar a simples bocetos”. Durante todos estos años de dura lucha judicial, la familia Milá siempre ha buscado el apoyo tácito para su causa de los políticos de la Isla, por lo que la periodista no dudó en presentar para ello en Mahón la campaña “Doce Meses, Doce Causas” de Mediaset, la empresa propietaria de Tele 5, además de ser la pregonera oficial de las fiestas patronales de Mahón por orden y gracia de la alcaldesa del PP, su amiga Águeda Reynés.

Este pasado verano no dudó en descalificar la actuación de la autoridad marítima: “No me iré de Menorca se ponga como se ponga la Autoridad Portuaria. No nos moverán”, aseguró. Y en ello está, porque ella, Mercedes Milá, hace “lo que me sale del bolo”. Un escándalo destapado en primicia por Extraconfidencial.com en julio de 2013 y que, desde entonces, ha sido seguido y leído por más de 680.000 usuarios, batiendo todos los récords de este periódico.

 

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho