Menú Portada

Mercedes Milá podría estar trabajando gratis tras su defenestración en Telecinco, Jaime Cantizano deja Cadena Dial tras cuatro años, los dueños de Heraldo de Aragón aumenta su expansión nacional con la compra de La Información y La Sexta Noticias la lía con el atentado de Londres

Marzo 24, 2017
Mila BeMad

Mercedes Milá estaría trabajando gratis para Mediaset tras su defenestración de Gran Hermano. Eso al menos asegura en Lecturas Pilar Eyre, periodista normalmente muy bien informada que señala que la comunicadora catalana conduciría gratis ConvénZeme a cambio de la publicidad del Grupo regido por Paolo Vasile a su ruinosa librería barcelonesa Más Bernat, reconvertida en plató del programa que emite Be Mad TV.

No corren buenos tiempos para algunos presentadores. Tampoco le van demasiado bien las cosas a Jaime Cantizano, que -tras ser padre por vientre de alquiler y denunciar a una fan por acoso-, ha comunicado que abandona el programa radiofónico Atrévete de Cadena Dial. El locutor jerezano no descarta continuar en la radio, por lo cual algunas voces apuntan a la falta de feeling entre el ex presentador de DEC y Eva Cebrián, hija de Juan Luis y máxima responsable de las emisoras musicales de Prisa.

El grupo propietario de Heraldo de Aragón compra La Información.com

El Grupo Henneo, propietario de Heraldo de Aragón, sigue su expansión nacional. Recuerden que en 2015 adquirió el periódico gratuito 20 Minutos a la vez que se frustró la compra del periódico económico Cinco Días. Pero ahora acaba de cerrar la operación de compra del digital La Información, propiedad del empresario García Hoz y dirigido bajo la batuta de Carlos Salas.

La Información es un ambicioso y fallido proyecto que acumula más de 23 millones de euros en pérdidas desde 2009. Y en los últimos ejercicios las cosas no son para tirar cohetes: en lo que va entre 2013 y 2015 ha perdido casi un 70% de su facturación y ha despedido a más de la mitad de su plantilla. Recuerden que en los últimos meses La Información cerró un acuerdo publicitario con Es diario, antiguo El Semanal Digital, y Periodista Digital, aunque Alfonso Rojo se bajó del barco nada más zarpar.

La Sexta Noticias de Ferreras borra un tuit para taparse las vergüenzas y Unidad Editorial sigue su particular estrategia en la red

La Sexta Noticias está recibiendo una lluvia de palos en Twitter porque, tras el atentado de Londres, publicaron el siguiente tuit: “Un vehículo arrolla presuntamente a varias personas en el puente de Westminster, frente al Parlamento británico“. ¿Nueva muestra del buenismo de la izquierda con los yihadistas? Eso parece.

Por otro lado, Unidad Editorial suma y sigue con su particular estrategia: si hace unos días eliminaron la restricción de pagar por leer más de 20 noticias mensuales y comenzaron a prohibir la lectura a los que utilizasen bloqueadores de publicidad, ahora El Mundo exige el número de teléfono móvil para hacer comentarios en su web “por seguridad”. ¿Por seguridad o por acceder a datos y utilizarlos con fines publicitarios? Va a ser que lo segundo.

Raúl del Pozo sale en defensa de Losantos

Recuerden que el Ayuntamiento de Barcelona de Ada Colau ha decidido subvencionar al Grup Barnils, que se dedica en Catalunya a denunciar a los medios que supuestamente fomentan el odio. Libertad Digital, OK Diario o Periodista Digital se encuentran entre sus primeras víctimas. En el caso del portal de Losantos por “catalanofobia y xenofobia“. Su colega Raúl del Pozo salió ayer en defensa del locutor desde El Mundo: “Los pancatalanistas, que vigilan el parto de una nación, han decidido exterminar a Libertad Digital, que dirige Federico Jiménez Losantos (…) Así que les esperan días duros a los que alboroten durante el parto sagrado de la nueva nación. Ya lo dijo Larra: “Lo que no se puede decir, no se debe decir’.

Losantos, por su parte, sigue azotando a Podemos: “Yo creo que Podemos va a abrir una herriko taberna a las puertas del Congreso. Porque a lo que más se parece Podemos es a la sección madrileña de Bildu (…) Cuando Tania no se llamaba Montero, Tania y Pablo eran el teléfono de contacto de una agrupación de control de presos etarras llamada Herrirá. Y los teléfonos de ellos, de ‘Pablitania’, los tenían los etarras. Así que esto viene de lejos. Pero es que últimamente están desatados”.

Jorge Higueras