Menú Portada
La petición en Change.org para que se deje de pagar este importe ya ha superado las 38.000 firmas

Mercadona, presidida por Juan Roig, cobra 7,21 euros por cada envío de comida que realiza una ONG

Junio 29, 2014
pq_929_cultura_esfuerzo.jpg

La crisis económica ha creado muchos “perdedores” pero también ganadores. Uno de ellos es la cadena de distribución , presidida por Juan Roig que ha visto como su facturación ha pasado de los 14.400 millones de 2009 a los 18.000 millones en 2013, todo ello en un sector como es el de la alimentación donde fundamentalmente la bajada de precios ha derrumbado la cifra de negocios de la competencia. Aún así, el modelo denota algo de agotamiento como lo demostró el ligero aumento del beneficio que alcanzó los 515 millones en 2013, tan sólo un 1% más.

Su modelo de negocio es alabado por unos y criticado por otros, que critican la destrucción real de puestos de trabajo que generan sus supermercados por el cierre de establecimientos de la competencia (especialmente la tradicional), su tendencia de abrir establecimientos siempre junto a la competencia para facilitar el “robo de clientes” y la cada vez menor competencia de su gama de productos a favor de los de sus marcas blancas.  Todo ello dirigido por un presidente, Juan Roig, que no abandona la polémica con declaraciones como animar a los españoles a “trabajar como chinos” o contestando las pregunta de si su cadena de supermercados abrirá sus centros los domingos “si para vender hay que bailar sevillanas, Mercadona bailará sevillanas”.
 
De nuevo la vertiente menos solidaria de Mercadona
 
Lo que no parece tener en consideración la cadena de supermercados es con la delicada situación que sufren miles de familias. Así lo denuncia Inés García de Paco, azafata de vuelo y presidenta de la Asociación Menuda Vida de Perros que entre otras iniciativas envía carros de la compra a familias sin recursos de toda España. Estos pedidos los realiza a través de Mercadona, pero a pesar de lo loable de la iniciativa la empresa de Juan Roig le cobra 7,21 euros por envío.
 
Como específica en su denuncia en Change.org que ya ha superado las 38.000 firmas, su asociación es “pequeña, con pocos socios y con recursos muy limitados pero si consiguiera que Mercadona no me cobrara ese dinero cada vez que envío un carro podría ayudar un poquito más a más familias”.
 
Las redes sociales contra Juan Roig
 
Esta no es la primera vez en la que se refleja la aparente vertiente poco solidaria de Mercadona. Hace dos años la emisión del programa “Salvados” de La Sexta titulado “Con la comida no se juega“, Jaume Serra, responsable del Banco de Alimentos de Valencia, afirmó que Mercadona no donaba comida a su institución. Serra matizaba, eso sí, que iba a tener una reunión con la compañía para negociar un convenio. Desde ese momento, Facebook y especialmente Twitter se inundaron de críticas contra la empresa pidiendo incluso el boicot de la cadena de supermercados, lo que obligó a que el Community Manager de la compañía a través de su cuenta oficial en Twitter (@mercadonasuper) a comenzar su defensa alegando dos acuerdos existentes de ámbito local, en Barcelona y Alicante. La polémica que se extendió por todos los medios de comunicación llevó a que ni 24 horas después la finalización del programa se firmara un acuerdo con la Federación de Bancos de Alimentos (Fesbal) por la que la cadena ponía a disposición de Fesbal “los centros de Mercadona como puntos de recogida de alimentos en aquellos municipios donde se realicen las campañas que tradicionalmente organizan los bancos de alimentos“. Esperemos a que de nuevo la presión social lleve a que Mercadona deje de cobrar los envíos de tan loable iniciativa.