Menú Portada

Mensaje de una ya ex cliente de Carrefour, que reincide en su falta de atención al cliente, tras no recibir más de la mitad de su pedido

Enero 24, 2017
carrefour

Hace casi seis años, en febrero de 2011, Extraconfidencial.com publicó la insólita respuesta de Carrefour ante las demandas de un cliente y su contra réplica. Este, tras comprar un armario y abrirlo se dio cuenta que tres de sus piezas estaban defectuosas y, por supuesto, solicitó el cambio. La Compañía se lo negó, esgrimiendo que no podía cambiar un artículo desprecintado. Ante tan insólita respuesta, la contestación del cliente agraviado, que pueden volver a leer en este enlace, no tuvo desperdicio. Como dejó claro con mucha ironía, el poder de ver a través de los embalajes, no es propio de los humanos.

En estos años, la Cadena francesa presidida en España por Rafael Arias Salgado parece que no ha mejorado. Todo lo contrario, llevándose la palma su división de venta online. Para muestra esta carta – en la que ya se autodefine ex cliente, Roci Nubes-, deja a la Compañía en la red social Facebook:

“Buenas noches #carrefour, acabo de recibir el pedido 88187619, soy la misma que os escribe por Twitter y la que tuvo que llamar tres veces y la que tuvo que mandar dos correos electrónicos, uno de ellos adjuntando un pdf con el listado de los productos que faltaban (30 productos, de un pedido de 53). Un poco más y me pedís que os haga una tabla dinámica en excel y un power point con música de fondo.

Mi jefe se sentiría orgulloso de mí, porque después de llegar de la oficina ¡sigo tramitando para Carrefour y encima les pago!

El pedido tenía que llegar el jueves 19 de 16:00 a 19:00. Sobre las 17:00 aparece el repartidor con una cuarta parte de la compra.

Resulta que entre las muchas cosas que os olvidasteis en la tienda (tal y como me habéis dicho sin ninguna compasión) estaban la leche, las galletas, el zumo y las barritas de muesli que pedí, así que hoy viernes he empezado el día sin poder desayunar como una persona humana, gracias!.

Tampoco me trajisteis la laca para el pelo, ni las toallitas desmaquillantes, pero os agradezco enormemente que no olvidárais la pasta de dientes, porque ya me veía lavándome la boca con mistol.

La cara me la tuve que desmaquillar con jabón así que se me pusieron los ojos un poco rojos, pero hay otra parte que la tengo un poco más irritada, porque como tampoco me trajisteis el papel higiénico pues llevo dos días tirando de servilletas y encuentro de muy mal gusto hacerle esto al culito de una señorita.

Ayer os hice tres llamadas, la más divertida fue la segunda, en la que descolgasteis el teléfono, pero pasasteis de responder y seguisteis con la cháchara de que estaba nevando en Calasparra o no sé dónde, hasta que tuve que colgar, si os aburrís os la mando porque la tengo grabada junto con el resto.

Esta mañana me llamó Mari Carmen de atención al cliente (Hola Mari Carmen! un saludo!) y me dijo que me juraba por la virgen de Regla que hoy de 6 a 8 de la tarde me traían el resto. Bueno, no me lo dijo con esas palabras, pero la verdad, que su voz sonaba convincente así que me lo creí y aquí he estado toda la santa tarde sin moverme de casa y sin poder echarme ni medio minuto siesta.

Soy una persona que se levanta a las 5:00 am, por lo que el hecho de haberme pasado toda la tarde con dos palillos en los ojos y apunto de pegarme los párpados con loctite por no caer en coma, para que al final aparezca el repartidor a las 9 de la noche, pues llamadme tiquismiquis, pero me ha molestado “un poquito”, de hecho estoy echando espumarajos como si al final si me hubiera lavado la boca con mistol.

Cuando me enfado soy más pesada que un collar de melones así que me pienso encargar de que esta carta se publique hasta en el BOE de Kazajistán.

Fue bonito mientras duró, pero lo nuestro se ha terminado.

Atentamente, una ex-cliente muy insatisfecha.

AL QUE LO LEA; GRACIAS POR COMPARTIR.”

Sin comentarios.