Menú Portada
Hasta 2.200 cajas con el oro no llegaron a embarcar y se quedaron en Cartagena

Memoria histórica: ¿Quién se quedó el oro que no llegó a Moscú?

Septiembre 4, 2008

El Tesoro del Banco de España salió de Cartagena con dirección a Odesa, pero a la hora de embarcar sólo salieron 7.800 cajas
El cajero principal del Banco se suicidó en su propio despacho antes de que el dinero saliera de la entidad


Haciendo memoria de la Guerra Civil Española, publicamos ayer un reportaje de los llamados “Niños de la Guerra”, aportando documentos en exclusiva. La realidad es que esos niños fueron utilizados como avanzadilla para que los dirigentes del Partido Comunista tuvieran posteriormente un exilio de auténticos burgueses. Así fue la historia real de lo sucedido en aquellos convulsos días.
Amaro del Rosal recibió el encargo de Francisco Méndez Aspe la evacuación del oro del Banco de España. Orden ésta recibida a su vez por el ministro de Hacienda, Juan Negrín, que obedecía al mandato del presidente de la República. Un grupo de empleados, miembros del Sindicato de la Banca, se pusieron en marcha, a las órdenes de Eduardo Villegas, y quedaron recluidos en los sótanos del Banco de España, hasta que finalizó el trabajo en varias semanas.
Diez mil cajas de dimensiones 30,5×48.2×17, 7. Cada caja tenía un peso aproximado de 65 kilos y fueron depositadas en el polvorín de Algameca (Cartagena). El único hecho desagradable que se produjo en el desarrollo de la operación fue con el cajero principal, cuyo nombre y apellidos figura en los billetes que estaban en circulación. Llevado por un exagerado apego al tradicionalismo del Banco, y considerando como propiedad personal el tesoro que almacenaban sus enormes cajas fuertes, al ver que sus contenidos iban a ser evacuados, se suicidó en su propio despacho.
Los 65.000 kilos que correspondían a las diez mil cajas conteniendo el Tesoro del Banco de España, salieron de Cartagena con dirección a Odesa, pero a la hora de embarcar sólo salieron 7.800 cajas. Las otras 2.200 cajas se quedaron en Cartagena. Puestos a hacer memoria histórica, Extraconfidencial.com mostrará dónde fueron a parar esas 2.200 cajas y quién se apoderó de ellas. Se sorprenderán.

El transporte a Odesa

El envío a Odesa se efectuó de la siguiente manera: 2.697 cajas, en el Barco Neva; 2.100 cajas, en el Barco Kim; 983 cajas, en el Barco Volgores; y 2.020 cajas, en el Barco Iruso. En cada barco iba un funcionario del Banco de España que, lamentablemente, desconocían su futuro; a ninguno de ellos se les permitió regresar a España. Se trataba de Abelardo Pardín, Arturo Candela, José María Velasco y José Gonzalez.
Por parte de la representación española firmó Francisco Méndez Aspe y por parte y en representación del Embajador Rosemberg, el agente Alexander Orlow -de quién también y en exclusiva mostraremos “La verdad del Oro de Rusia”, en un documento comprado en el año 1992 a un agente de la KGB-. El contenido de las cajas eran oro amonedado y lingotes. Desde Odesa fue enviado hasta Moscú en ferrocarril y depositado en el Banco Central de la URSS.

JULIO FERNANDEZ