Menú Portada

Medalla de Oro

Julio 29, 2013

Para los bomberos y fuerzas de seguridad del Estado que arriesgan durante estos días de verano  sus vidas por apagar incendios pavorosos como el de la Sierra de la Tramontana en Mallorca, que hoy puede quedar controlado, tras los continuos cambios de dirección del viento. Medalla de oro, para los socorristas, que velan por la seguridad de nuestros hijos en las piscinas, no hay metal precioso para entregar a los Chicos de la Cruz Roja, que este año han dado paso a los naranja de Protección Civil, en muchas playas españolas, porque al parecer cobran menos.

Y por supuesto, medalla de oro, para el anticiclón, por el que nadie daba un duro durante este mes de Julio que se va a despedir a lo grande, ¡con más sol y calor!, sobre todo a partir del miércoles. Unas altas presiones que ponen rumbo al sur de Francia, que bloquean la llegada de una borrasca al norte de África y que originan un pasillo por donde se va a colar una nueva masa de aire cálida que nos va a achicharrar hasta el fin de semana.

Si encuentran ustedes algunas nubes, estarán de enhorabuena. Solo los vientos del levante, dejarán los cielos cubiertos en el estrecho, Ceuta y Melilla. En la cara norte de las islas Canarias, ya saben los Alisios y las tradicionales brumas mañaneras en las costas gallegas. Lo que si van a encontrar son mercurios muy altos, pero que no sorprenden, porque estamos en los días más calurosos del verano. No será nada raro ver termómetros que rocen los 40 grados en el Guadalquivir, Sevilla o la campiña cordobesa, donde se activa la alerta amarilla por calor y que vuelvan a superar los 36 a 38 grados de máxima en Extremadura y los montes de Toledo.

También van a ir subiendo las temperaturas por el tercio norte, 29 grados  en Bilbao, 33 de máxima en La Rioja y casi 35 en Zaragoza, un aperitivo de cara a próximas fechas. Hasta el jueves 1 de Agosto, no se espera la llegada de un frente al cantábrico que suavice este nuevo golpetazo del calor. Al menos nos olvidamos por unos días de las tormentas y de las nubes de evolución que han sido un tormento para los hombres del campo en Aragón y los Pirineos durante este primer mes del verano.

Pero los que de verdad se han ganado una Medalla de Oro son los vecinos del Angrois, el pueblo gallego, que por su solidaridad estará de por vida en el corazón de toda España.