Menú Portada
Desde luego, los japoneses han llegado haciendo las cosas de otra manera. Puede ser el principio de algo realmente bueno

McLaren se entrega a los brazos de Fernando Alonso para cambiar su cuesta abajo: empieza una revolución interna

Febrero 8, 2015

El bicampeón siempre ha pedido a sus técnicos coches muy fiables y con alta capacidad de agarre de la parte delantera, sin importarle demasiado si eran nerviosos de atrás


Necesitaban una revolución y Fernando Alonso es el eje sobre el que la van a hacer pivotar. El segundo equipo más laureado de la historia de esta competición necesitaba dar un “volantazo” para retomar la senda del triunfo y, a pesar de lo visto en Jerez, las piezas van encajando poco a poco. Para el equipo donde la excelencia es su principal motivación, clasificar el año pasado a casi segundo y pico de manera promediada de la pole tuvo que pesar mucho. De ahí todos los cambios, radicales en algunos aspectos. Ron Dennis, el riguroso jefe de equipo, considerado por muchos el mejor de la historia, volvió a tomar las riendas de la formación y planteó el a priori fichaje imposible de Alonso. No fue el único cambio mayor.

Otro de los hombres clave traído de Red Bull a golpe de talonario fue Peter Prodromou. El ingeniero jefe del equipo azul, Adrian Newey -padre de los exitosos RB de Sebastian Vettel-, quedó apartado de la primera línea a finales del año pasado a voluntad propia, y su heredero natural -en términos técnicos-, ha sido este británico de origen grecochipriota. De su cabeza ha salido un diseño sumamente arriesgado que rememora la sinuosa y apretada zaga de los Red Bull. Según los entendidos, una de las asignaturas que aprobaban los RB no era tanto la propia aerodinámica, que también, sino el llamado “packaging”, o distribución interna, sumamente compacto y original, que otorgaba una delgadez de líneas inédita en el resto de sus componentes. Esto aporta más espacio externo a la hora de diseñar una zaga del monoplaza con un abanico de posibilidades superior. Fue precisamente la estrechez de la figura en forma de botella de Coca-Cola lo primero que llamó la atención de los observadores más veteranos.

Quebraderos de cabeza para McLaren sin parar

Otro de los quebraderos de cabeza de McLaren, especialmente en 2014, reside en las turbulencias que ocasionaba el alerón delantero, más estrecho que en ediciones anteriores, y que no cubría aerodinámicamente hablando las ruedas delanteras en su plenitud, sino sólo la mitad de ellas. Ello provocaba problemas de temperatura en los neumáticos y de firma aérea que Prodromou ha acotado con soluciones alternativas aportando mucha mayor presión y agarre delantero, justo lo que le gusta a Fernando Alonso. En 2014 llamaron mucho la atención las llamadas “setas en las suspensiones“, una suerte de barrera aerodinámica apoyadas en las secciones posteriores del MP4/29. Aquello no era más que un compromiso para compensar la pérdida de elementos retirados de manera forzosa por el reglamento, pero no funcionaron; restaban velocidad en recta.

Si a esto unimos un motor Honda del que se sabe que es muy alto, con muchos elementos dentro de la V formada por los cilindros, con el turbo partido en una configuración similar al de los propulsores Mercedes, tenemos que han recopilado las mejores características de los mejores coches en cada uno de sus apartados. El motor es ahora más alto y estrecho siguiendo la protuberancia natural que crea la entrada de aire que hay por encima de la cabeza del piloto, lo que ayuda a reducir el llamado “drag” o arrastre aerodinámico con la consiguiente pérdida de eficacia. Que el peso bascule hacia arriba trae un problema añadido: sube el centro de gravedad y el coche tiende a perder estabilidad de la parte trasera; esto es, se hace sobre virador.

La experiencia de Alonso en el karting aplicada a la Fórmula 1

La zaga intentará adelantar a la parte delantera en cada curva, pero es precisamente esa una de las características que mejor le vienen al piloto asturiano. El bicampeón siempre ha pedido a sus técnicos coches muy fiables y con alta capacidad de agarre de la parte delantera, sin importarle demasiado si eran nerviosos de atrás, confiando la velocidad del conjunto a sus manos y a su característica curva en U con dos ángulos en lugar de la V con uno que dibujan todos. El asturiano aprendió a hacer esto en el karting: frenar muy tarde, casi pasado de frenada, da un coletazo con la trasera del coche, lo gira 90 grados y hace lo mismo un poco más allá para enderezar su bólido y salir de la curva.

El McLaren-Honda sufrió problemas de comunicación electrónica en los test del año pasado en Abu Dhabi, y las pruebas de Jerez tampoco fueron fáciles. Una bomba de gasolina, problemas con los sensores o con los niveles de aceite hicieron que su debut real con el coche de 2015 fuera más una pesadilla que un éxito. Caras largas en el box, pero como dice el de Oviedo, “es mejor tener los problemas ahora que durante la temporada“. En McLaren son sumamente optimistas ante lo que sus datos muestran: problemas de juventud fácilmente solventables, y Honda, que ha acometido una multimillonaria inversión en este proyecto, no parece reparar en gastos, de hecho tiene varios prototipos de este motor. En Jerez disponían de varios con diversas configuraciones, pero llega uno nuevo a Barcelona para los próximos test de pretemporada. Ni siquiera ese será el definitivo que acabe debutando en el GP de Australia a finales de marzo, sino que seria uno creado en base a los datos recabados de estos, “motores-conejillos-de-indias” sobre el que no paran de hacer pruebas e implementar mejoras hasta que el 28 de febrero la FIA ponga coto a las evoluciones.

En lo sucesivo sólo podrán usar cuatro, aunque la reglamentación no dice nada de como administrarlos. En Japón parecen obsesionados con rebajar el tiempo de sustitución a menos de dos horas, cuando lo habitual es al menos tres. Esto nos hace sospechar una cosa: sus motores van a rotar mucho, y probablemente se usen dos o hasta tres en un mismo fin de semana, una práctica muy poco común, pero probablemente muy productiva a la hora de ver elementos nuevos como recambio de otros de una vida eficaz corta. Desde luego, los japoneses han llegado haciendo las cosas de otra manera. Puede ser el principio de algo realmente bueno.

José M. Zapico
@VirutasF1