Menú Portada
La cadena presidida por José Manuel Lara se plantea una nueva regulación de empleo

“Maurizio, y ahora… ¿un nuevo ERE?”

Octubre 16, 2007
pq__carlotti1.jpg

Carlotti, Maurizio Carlotti, consejero delegado de Antena 3, ha comenzado a vivir la noche de los muertos vivientes, eso que en términos cinematográficos se conoce como los zombies. Anoche regresó a su vida uno de esos zombies. María Teresa Campos inició su andadura en Telecinco de donde salió por la puerta de atrás. A Maria Teresa Campos la fichó Carlotti porque “es mi apuesta más segura” y porque en uno de sus innumerables errores creyó que quitándole a Telecinco a su señora de las mañanas también le arrebataría el liderazgo. Carlotti enterró a la Campos hace algo más de un año y ahora regresa convertida en zombie para recordarle al italiano que su apuesta más segura volverá a triunfar… ¡¡¡en Telecinco!!!

Noche de zombies

Existen muchos zonbies del italiano bailando por las noches en las proximidades del selecto chalet que habita Carlotti con su familia; unos zombies que no le dejan dormir, lo que está deteriorando su fortaleza física. Para devolverle a la realidad está el presidente de la compañía, José Manuel Lara Bosch, quien ha decidido habitar, empresarialmente, entre las nubes. Lara se hace fuerte en Vueling y mira de reojo a Iberia. Dos maniobras para decirle a su siempre elegante socio italiano, De Agostini, que ya se ha doctorado en gestión y que sus recursos financieros le permiten hoy caminar en solitario. En fin, que hemos pasado del Lara protegido por De Agostini que llegó a Antena 3 de prestado al Lara que hace y deshace operaciones empresariales de alto copete. Lara se ha hecho mayor empresarialmente hablando, lo cual quiere decir que ya habla y decide por su cuenta y riesgo.
Estos antecedentes son necesarios para entender el titular de esta crónica. En una de las últimas reuniones de la comisión delegada, tras escuchar los circunloquios de Carlotti para justificar la caída de audiencia y la pérdida del liderazgo de los informativos, alguien de esa comisión le dijo al consejero delegado: “Maurizio, y ahora… ¿otro ERE?” Será difícil plantear en estos momentos otro Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en una empresa que todavía está traumatizada por el que vivió a finales de 2003, pero al consejero delegado le tienta la idea. Y ahí, en esa tesitura, sí que volverían todos los zombies a las puertas de Antena 3 para la danza maldita.

Y más externalización mientras llega el ERE

Es muy difícil contrastar este tipo de información porque las fuentes se retraen en situaciones tan complejas como las que está viviendo desde hace meses Antena 3. No obstante, mientras se plantea o no oficialmente la necesidad de un nuevo ERE, la dirección del grupo Antena 3 ha optado por el camino de la externalización de diferentes unidades productivas o de servicios. El objetivo ahora es cerrar el año igualando los resultados de 2006. Carlotti ya ha aleccionado a sus propagandistas para difundir la nueva verdad: “hemos perdido audiencia, todos están bajando, pero eso no repercute en nuestras cuentas porque este año hemos aumentado los precios hasta en un 10% y, además, la publicidad en televisión sigue creciendo”.
Este es un argumento que se repite una y otra vez tanto desde la oficina de Relación con Inversores como desde el descafeinado departamento de prensa que ahora dirige Javier Bardají. Una cantinela aprendida que no cala ni en los mercados de valores –la acción de Antena 3 lucha para no perder los 12€ de valor, una barrera que algunos analistas dan por perdida fijando su nuevo suelo en los 10€-, ni en los medios de prensa donde las noticias que aparecen de Antena 3 son sólo negativas: fracasos de series, pérdida del liderazgo de los informativos –Lomana ya no puede ir a Barcelona a presumir delante de Lara de su capacidad de influencia- y ausencia de un modelo frente al resto de ofertas televisivas.
Así, mientras llega la noche de los zombies, Carlotti hace cálculos de cuándo llegará el momento en que Lara actúe. Y es que Lara –demostrado ya en Vueling, Metrovacesa… y otras compañías- cuando no obtiene los resultados previstos hace limpia de ejecutivos. A Carlotti no le salva ni el Antenito.