Menú Portada

Mater Mea

Marzo 27, 2014

Es sonar esta marcha procesional del maestro gallego, Ricardo Dorado Jaineiro , compuesta en 1960 y ponerse a hacer malo y eso que es una obra maestra. Hace justo 1 año, era Viernes Santo y como entonces los españoles  seguimos mirando al cielo.

28 de marzo y siento decirles que se va a cumplir el guión que les venimos anunciando a lo largo de toda esta semana.  Se marchó el frente por Baleares, pero en las próximas horas se descuelga una borrasca por el atlántico que nos va a mantener en remojo durante el fin de semana. La novedad es que no entra por Galicia, sino que lo hará por el Golfo de Cádiz, dejando fuertes chubascos en todo el suroeste, Huelva, Sevilla o Córdoba. Será una bolsa de aire frio que impactará de lleno con Extremadura, dejará nieve al sur de la Peña de Francia, Salamanca y avanzará por el oeste. Que no dejen muy lejos los paraguas en Canarias, con un día de perros de agua y viento.

Y si el viernes viene torcido, el último fin de semana de marzo, vendrá pasado por agua. ¿ Dónde no llueva que llamen?. La península, ambos archipiélagos y las ciudades autónomas se convierten en un gran charco, con lluvias que avanzarán también hacia el mediterráneo, donde el agua será muy bien recibida. El domingo, será alterno, iremos recuperando cierta estabilidad en el corazón de España y los chubascos quedarán repartidos entre el frente que se marcha por el noreste, Alto Ebro, Cataluña y Menorca y un nuevo sistema frontal que llega a la fachada atlántica.

Al menos en el capítulo de temperaturas se salva el final de marzo, de las heladas de hasta 10 grados bajo cero en las sierras de Teruel o Cuenca.  Mañanas frescas, en Covaleda, Soria, 4 negativos que tendrá buena replica en los 21 de máximas en La Caleta de Famara, Lanzarote. Seguimos con este tiempo alterno y cambiante, con una primavera que al menos en cuanto al capítulo de precipitaciones está cumpliendo con las previsiones.

¡Antes de irme, que a nadie se le olvide en la madrugada del sábado al domingo cambiar la hora, a las dos de la mañana serán las tres, perdemos una hora de sueño, pero ganamos otras muchas de luz solar.

“Agua de marzo, peor que la mancha de sayo.”