Menú Portada

Más dinero público para el Cine español: el ministro y portavoz Íñigo Méndez de Vigo regala 500.000 euros, que podrían llegar a los 700.000, para pagar los gastos de promoción y viajes de las películas nacionales para Festivales en el extranjero

Abril 17, 2017
mendez de vigo

Tal y como se esperaba, los Presupuestos Generales del Estado han dejado fuera de la bajada del IVA cultural al Cine. El texto incluye un descenso del 21% al 10% del impuesto en los espectáculos que se celebran en directo: conciertos, representaciones de teatro y danza y espectáculos taurinos, pero no los grabados como es el caso de las películas. Todo ello ha vuelto a desatar la ira de muchos miembros de un sector privilegiado pero que sabe de memoria ir de víctima. “No entiendo por qué no se rebaja el IVA al Cine y sí al Teatro y a los Libros” ha declarado el actor Ernesto Alterio. “Como cineasta me siento agraviada pero como teatrera estoy contenta”, señaló Ana Belén; aunque el millonario Javier Bardem, desde un Hotel de Beverly Hills, es el que, como casi siempre, ha dejado el recado más crítico “El 21% de IVA es una vendetta del Gobierno al Cine”.

En definitiva, los mismos mensajes de siempre que la realidad se empeña en contradecir. Según datos de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales de España (FAPAE), los espectadores de Cine crecen, a pesar del cacareado IVA del 21%, pero los que eligen películas españolas descienden. En el primer trimestre de 2017 se produjo un incremento de un 5% de entradas vendidas (24 millones), y un 3% de recaudación (150 millones de euros), con respecto al mismo periodo del año anterior. Pero la cuota de mercado del Cine nacional ha descendido del 19,3% de 2016 al 14% de este año; es decir, el IVA no es el problema, lo es la calidad de las películas españolas y la antipatía que sigue creciendo a amplios sectores de la sociedad. “Se ha creado una leyenda negra sobre el Cine español que es injusta y dura” ha declarado el director Julio Medem, pero como casi siempre sin ningún atisbo de autocrítica. Razones para esta antipatía no parecen faltar, como tampoco los regalos de dinero público.

El Ministerio de Cultura de Íñigo Méndez de Vigo al rescate

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de Íñigo Méndez de Vigo, a través del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, acaba de aprobar la “penúltima” ayuda al sector del Cine. Se trata de una partida de 500.000 euros, que se puede aumentar hasta los 700.000 euros, cuyo destino es pagar los gastos de las películas españolas en Festivales durante el año 2017 y los ya celebrados desde agosto hasta diciembre de 2016.

La subvención se distribuye por trimestres, pero con la seguridad de que no quedará ni un solo euro por distribuir, ya que, si sobrara algún remanente se asignará de forma automática al siguiente trimestre. Todos esto, con la posibilidad de fijar la cuantía adicional señalada de 200.000 euros, que se distribuiría a partes iguales entre los trimestres que resten hasta finalizar el año 2017, y cuya aplicación no requerirá de una nueva convocatoria.

Pueden acceder a estas ayudas todas las películas españolas, incluso las coproducciones con algún país extranjero. Eso sí, en este caso, en la proporción en la que haya participado un producto español. Si, por ejemplo, es del 40%, recibirá ese porcentaje sobre los gastos que haya incurrido.

La lista de Festivales que se subvenciona es casi interminable. Están los más conocidos como Berlín, Cannes, Venecia, Sundance o incluso San Sebastián. Pero también una enorme cantidad de eventos cinematográficos menores como Rotterdam, Busan (Corea del Sur), Mar de Plata, Austin, etc. Pero los que más dinero potencialmente ofrecen es si alguna película española participa en los Globos de Oro o los Oscar, algo que no ocurre desde hace mucho tiempo.

Las partidas de gastos subvencionables también son muy amplias: Gastos de promoción, publicidad, relaciones públicas, empresas de transporte para el envío de material, etc. También lo que suele ser las partidas más elevadas, los gastos de desplazamiento y alojamiento durante los días de celebración del evento hasta un máximo de cinco personas. No sólo se cubre el avión que le lleve al Festival, también el taxi o los kilómetros de coche que les trasladen al Aeropuerto.

Ramón Colom, presidente de FAPAE, ha señalado, durante el acto de presentación de los resultados de audiencia y recaudación de la proyección de películas en el primer trimestre, que al Cine español “le faltan vitaminas”. El ministro de Educación y Cultura parece no tener problemas en dárselas en forma de euros que pagamos todos.