Menú Portada

Más de 7.000 empleados de alimentación de El Corte Inglés estrenan nuevos uniformes

Junio 27, 2017
_Q6I0371

El Corte Inglés ha renovado la uniformidad del personal del departamento de frescos del supermercado. Los empleados de las áreas de Carnicería, Pescadería, Frutería, Pastelería y Charcutería, que han participado en el diseño del vestuario, visten ya prendas más cómodas, prácticas y funcionales, en línea con las tendencias que marcan la ropa de trabajo actual.

La iniciativa supone un cambio de vestuario para más de 7.000 profesionales de la alimentación de las tres enseñas del Grupo El Corte Inglés, Supermercados, Hipercor y Supercor, en las áreas de alimentación.

Este cambio supone también una respuesta al compromiso de la empresa de mejora continua en el servicio y la atención al cliente. Los nuevos modelos se ajustan a las funciones del día a día en el trabajo donde es imprescindible prendas cómodas, confortables y que faciliten el desarrollo de la actividad en tienda. Para ello se han utilizado tejidos técnicos y de fácil tratamiento adecuados a las tendencias actuales de la moda en ropa de trabajo.

Los empleados han participado en el diseño

El uniforme consta de pantalón largo de color marrón claro, con capa de teflón para repeler líquidos, goma elástica en la cintura y bolsillo lateral. La camisa es de manga corta, color azul y cuello Mao y el delantal es largo, de color marrón chocolate y con tirantes regulables cruzados por detrás para adaptarse a la altura de cada persona. El gorro, de estilo pirata, lleva una rejilla en la parte superior que permite la transpiración y hay dos modelos, uno para pelo largo, con goma, y otro con lazo para pelo corto.

Al personal que trabaja utilizando habitualmente las cámaras frigoríficas y los congeladores se le ha dotado de una camiseta interior térmica-técnica y un nuevo chaleco polar para una mayor confortabilidad del empleado.

Los responsables de cada área llevarán unos pantalones tipo chino en marrón claro y una casaca con cuello Mao en color chocolate.

Los empleados de la compañía han participado en el diseño de las prendas con el objetivo de que las mismas se adaptaran lo mejor posible al desarrollo de sus trabajos. Además se han realizado pruebas piloto en centros del Grupo de Madrid, Valencia y Santiago de Compostela para testar los uniformes y elegir el diseño definitivo. En este sentido, detalles como el cuello Mao, la manga corta, la eliminación de la pajarita o el bolsillo en el lateral del pantalón han sido decisivos a la hora concretar la uniformidad final.