Menú Portada

Mario Vargas Llosa veta a Laura Boyer y a su marido en la fiesta de Porcelanosa en Londres

Julio 1, 2016

Ana Obregón ataca con su posado en bikini tropecientos, el primero fue en tiempos del motín de esquilache. Ni susto ni muerte: José María Aznar, a sus anchas en un cuarto de baño unisex del Restaurante de moda se atusa las cejas. Dulce, la niñera de Chabelita, afirma que Julián Muñoz la acosó sexualmente y por eso recibe tratamiento psiquiátrico. Diez Minutos publica las pruebas de que en Semana “photoshopearon” a Carlota Corredera con la herramienta de estirar, como si fuera un spaguetti

preysler

Ha sido el secreto mejor guardado de la famosa cena de gala en el Palacio de Windsor. Es la que celebran todos  los años por la que la Fundación que preside el príncipe de Gales se embolsa un  millón de euros faltaban dos personas que hubieran aportado valor al cirquillo británico donde repite Cayetano Rivera, esta vez con Eva González, y se ha acoplado Richard Gere con su novia gallega, una pareja que aburre. En Hola querían aportar algo de sal a la historia y que se incorporasen Laura Boyer y su pareja, pero ha sido Mario Vargas Llosa quien los ha vetado. Lo cuentan fuentes bien informadas: o el Nobel de Literatura o ellos. Con lo bien que hubiera quedado la foto de familia, con el morbo añadido. ¿Qué mejor ilustración del desmentido que mandó la propia Isabel Preysler a los medios desmintiendo que hubiera problemas con la herencia de Miguel Boyer que una foto con su hijastra? En todos los medios estarían hablando del tema.

Mucho más interesantes son las confesiones de Dulce, la niñera de Chabelita, que afirma que sufrió acoso sexual por parte de Julián Muñoz cuando vivía en la casa de Isabel Pantoja. La situación, afirma, era insostenible, hasta el punto de que está en tratamiento psiquiátrico desde entonces. Pues como que no me lo creo, Dulce. Bastante tenía Julián con cumplir con la Pantoja.

El photoshop de Carlota Corredera, al descubierto

En Semana nos enteramos de que Ivonne Reyes ha denunciado a Pepe Navarro para proteger a su hijo. Ha presentado un escrito ante la Fiscalía solicitando aparo para su hijo menor de edad frente a su padre por daño moral y psicológico ante las reiteradas afirmaciones en las que el comunicador niega ser su padre. Y es que por un hijo se mata. No tanto por un marido, aunque algunas deberían hacerse mirar tantas tragaderas.  Y ahora me viene a la cabeza un político ligón  impenitente y cabezón muy cabezón,  del mismo partido de Mariano Rajoy y de José María Aznar, a quien, por cierto, vieron salir recientemente unas clientas alucinadas del cuarto de baño unisex de La Habanera, uno de los Restaurantes de moda de Madrid, a Aznar, no al susodicho, a quien Rajoy enterró políticamente. Una pregunta, que no tiene por qué venir al caso: ¿Por qué en España nadie interpone demandas de paternidad contra los poderosos? Habría muchas sorpresas. Y en Love triunfa Ana Obregón con su posado veraniego. ¿Cuándo hizo el primero? ¿En los tiempos del motín de Esquilache? Para ser una sesentona está bastante bien.

Diez Minutos publica unas fotos de Carlota Corredera que son una venganza contra Semana, la revista que  sostenía que había perdido 50 kilos y aprovechaba para promocionar un producto dietético. En la imagen se ve a una Carlota más que robusta junto a su marido y su hija, y las imágenes son la evidencia más clara de que el efecto rebote ya  ha comenzado, o a Carlota, una mujer fuerte pero que nunca ha estado exageradamente gorda, ni tampoco, que digamos delgada. La photoshopearon para el reportaje con la herramienta que permite estirar a las personas como si fueran espaguetis.

Ana Montesinos