Menú Portada
Todas sus propiedades están junto a la Gran Vía madrileña

Mario Vaquerizo y Olvido Gara, un patrimonio inmobiliario con 1,2 millones de euros en hipotecas

Septiembre 19, 2012
pq_925_mario_alaska.jpg

Cantantes, presentadores, showmans y ahora también dobladores. Mario Vaquerizo y Alaska han puesto la voz a Frank y Eunice, el matrimonio “Frankestein” en la película animada Hotel Transilvania que se estrenará el próximo 26 de octubre. Mientras que la pareja participa en la promoción de la película, Mario intenta aminorar la polémica tras conocerse que pidió 18.000 euros por dejarse ver en la Gay Pride Deluxe de Marbella, afirmando que “Yo no soy tan caro, no valgo tanto. Creo que la organización se puso en contacto con mi oficina, pero al final no ha salido”. Caro o barato, lo cierto es que en los últimos años, han ido acumulando un importante patrimonio inmobiliario cerca de la Gran Vía de Madrid, eso si, como la mayoría de los ciudadanos con cuantiosas hipotecas que han sumado 1,28 millones de euros.

El 31 de mayo de 2001, la pareja adquirió su primera y muy conocida propiedad gracias al reality “Alaska y Mario” en la calle libreros, se trata de una propiedad de 102 metros cuadrados adquirida al 50% por ambos y con una hipoteca de 395.000 euros. El siguiente paso, lo dieron en noviembre de 2004, pero descendiendo la Gran Vía hasta la calle Caballero de Gracia. La nueva vivienda, también comprada al 50%, tiene 83 metros cuadrados, y estaba grabada con una hipoteca de 181.775 euros, con la misma entidad, la Unión de Créditos Hipotecarios.

Pero los pasos más importantes los han dado en los últimos años, entre el 2008 y el 2010, cuando se hicieron con la planta cuarta del mismo edificio en la calle Libreros donde ya poseían la mitad de la segunda planta. La primera compra, la realizó en agosto de 2008, la del piso derecho de 96 metros cuadrados que financiaron con una hipoteca con el BBVA a 30 años y un capital principal de 431.000 euros. Esta compra, fue complementada en 2010, con la del piso izquierdo, pero con una peculiaridad, el 50% se distribuyo a partes iguales entre Olvido Gara y Mario Vaquerizo, mientras que el otro 50% lo compró la hermana de este, . La compra de este piso mayor, de 102,7 metros cuadrados se financió a un importe menor, no sabemos si por la crisis del sector o por que se pagara una mayor cantidad sin financiación, de hecho la hipoteca, en este caso a 40 años y también con el BBVA, sumaba en su origen 280.000 euros. Hipotecas cuantiosas y a muchos años, pero que con sus elevados cachés seguro que no tendrán problemas para su pago.