Menú Portada
Mientras presume de una gran fortuna, invierte en empresas de cosmética y en medios de comunicación y es la estrella de una serie de televisión basada en su libro…

Mario Conde no ha devuelto aún el dinero que se llevó de Banesto: La Justicia estima que todavía le falta por abonar unos 15 millones de euros

Julio 15, 2013

800×600

Sólo ha entregado 1,2 millones, mientras que su ex socio, Arturo Romaní, abonó otros 6, en total poco más de 7 millones sobre los 23 millones que la Justicia dice que se llevaron
La Audiencia Nacional considera que el ex banquero sigue controlando, a través de una cuidada ingeniería financiera, todos sus bienes, que fueron adquiridos “con cantidades objeto de la apropiación indebida que motivó la condena del caso Banesto”
El ex banquero ha delegado la gestión de todo su emporio empresarial “visible” en su hija Alejandra Conde Arroyo, nacida de su primer matrimonio con Lourdes Arroyo


Mientras presume de una gran fortuna, invierte en empresas de cosmética, editoriales, empresas inmobiliarias, en Bolsa y en medios de comunicación como ya informó extraconfidencial.com, y además es la estrella de una serie de televisión basada en su libro “En días de Gloria”, el ex banquero Mario Conde no devuelve el dinero que se llevó de Banesto y que la Justicia estima todavía que en una cifra cercana a los15 millones de euros. Según fuentes de la Audiencia Nacional consultadas por Extraconfidencial.com, sólo ha entregado 1,2 millones, mientras que su ex socio Arturo Romaní abonó unos 6 millones; en total, poco más de 7 millones sobre los 23 millones que la Justicia dice que se llevaron. Ya han sido varios los embargos dictados contra Mario Conde, y otros dirigentes del antiguo Banesto, para intentar cobrar lo adeudado y que todavía a día de hoy deben a sus accionistas argumentando para su impago carecer de patrimonio y solvencia.

Hoy, el ex presidente de Banesto, Mario Conde, ha delegado la gestión de todo su emporio empresarial “visible” en su hija Alejandra Conde Arroyo, nacida de su primer matrimonio con Lourdes Arroyo, que murió de un cáncer en 2007. Así, Alejandra Conde figura ya como socio, consejera delegada y administradora única de las siete principales empresas que ha creado su padre tras su salida de la cárcel en distintos sectores de la vida económica española, al margen de su introducción en conocidos grupos de comunicación. Alejandra es consejera delegada de las tres empresas que Mario Conde tiene en el sector de la parafarmacia (Demerquisa SA, Hogar y Cosmética Española SA, y Pinisan SL); es administradora única de las dos empresas dedicadas al sector del aceite (Oleum Flumine SL y Gestión Integral del Aceite SL), y, por último, figura como socia de las dos grandes fincas y explotaciones agrícolas que mantiene su padre (Las Salcedas SA y Los Carrizos de Castilblanco SA).

Evadiendo a la Justicia con sociedades interpuestas

No se descarta que detrás de esta decisión haya una intención del ex banquero de conservar su patrimonio ante la Justicia, que todavía a día de hoy le investiga y que hace unos meses le embargó parte de sus bienes de los que disfruta a través de sociedades interpuestas, alguna de ellas radicada en Luxemburgo. En octubre pasado, la Sección Primera de la Audiencia Nacional ordenó precisamente el decomiso de cinco fincas de Mario Conde: dos situadas en Sevilla (“El Cuatro Rincón” y “La Hacienda de Melonares Bajo”), y tres en Mallorca (anexas a su impresionante tazona de C´an Poleta, en Pollença) en ejecución de la condena que se le impuso en el año 2000 por el caso Banesto, y cuya responsabilidad pecuniaria todavía no ha pagado al completo (7.200 millones de pesetas).

Fue el pasado día 19 de junio cuando se celebró en la Audiencia Nacional la primera subasta de una finca de Mario Conde: “El Cuarto del Rincón”, de 400 hectáreas y situada en Castilblanco de los Arroyos (Sevilla), al lado de su finca de “los Carrizos”. El precio de salida fue de 2.652.617,92 euros, pero quedó desierta ya que no se presentó ningún interesado. Al acto sólo asistió el abogado de la parte ejecutante, el Banco Santander (antes Banesto). La Audiencia Nacional ha dado un plazo de 20 días para que este Banco decida si se queda o no con la finca por un 70% del precio de salida. “El Cuarto del Rincón” fue embargada a Conde en octubre pasado para intentar así hacer frente a su responsabilidad patrimonial en ejecución de la condena a 20 años de prisión que fue confirmada por el Tribunal Supremo en 2002 por el caso Banesto.

Auténtica ingeniería financiera

Fue a principios de julio de 2002, poco antes de la sentencia del Supremo, cuandoel entorno del ex banquero procedió a la enajenación de las fincasy a partir de entonces una sociedad luxemburguesa figuraba como propietaria de las mismas, motivo por el que el Registro de la Propiedad no había procedido aún a anotar el embargo judicial. Las investigaciones de la Audiencia Nacional llegaron hasta Luxemburgo, paraíso fiscal donde figuraba la empresa Beteilingung utilizada presuntamente por Conde para ocultar la propiedad de, al menos, las mencionadas fincas. Según las investigaciones judiciales, el ex presidente de Banesto compró estos terrenos en la década de los ochenta para luego vendérselos a su fallecida esposa, Lourdes Arroyo, y luego ponerlos a nombre de un testaferro y revenderlos más tarde a la sociedad luxemburguesa Beteilingun

Casi todos los bienes atribuidos a Conde, según la Justicia, siguen siendo utilizados por el entorno familiar del ex banquero, manteniendo los mismos empleados y con los gastos domiciliados en las cuentas bancarias vinculadas a la familia de Mario Conde. La Sección Primera de la Audiencia Nacional afirmó al ejecutar estos embargos que “en sentencia ya quedó probado que el dinero empleado en la adquisición de esas fincas tiene su origen en las cantidades objeto de la apropiación indebida que motivó la condena” del caso Banesto.

Un patrimonio de 100 millones de euros

Según la Audiencia Nacional, para ocultar su patrimonio en el extranjero Mario Conde creó inicialmente la Fundación Melvin, domiciliada en el paraíso fiscal de Liechtenstein. La fundó en junio de 1989 en Triesenberg, un municipio de Liechtenstein próximo a la ciudad de Vaduz. El encargado de crearla y de gestionarla fue el abogado Paolo Gallone, con  bufete en Lausana, Suiza. Formaban parte de ella junto a Conde sus entonces amigos y socios Arturo Romaní, Mariano Gómez de Liaño (hermano del hoy abogado de Luis Bárcenas, el ex tesorero del PP), y Francisco J. Sitges (por entonces gran amigo del rey Juan Carlos de Borbón). Esta Fundación actuó en conexión con otras sociedades creadas más tarde en Suiza, entre ellas, la principal: Kaneko, luego transformada en octubre de 1990 en Kaneko Holding, donde Mario Conde, según la Justicia, finalmente canalizó su patrimonio oculto en el exterior.

Actualmente es muy difícil calcular el patrimonio del ex banquero porque al margen de sus negocios de parafarmacia, limpieza y productos dietéticos, entre otros, también están sus múltiples propiedades inmobiliarias bajo sociedades muy diversas. Fuentes del sector indican que sólo sus propiedades inmobiliarias están valoradas en más de 100 millones de euros. Entre ellas, destacan “La Salceda”, su finca de Ciudad Real (2.800 hectáreas), y “Los Carrizos”, en Sevilla, (3.000 hectáreas), en la que ha organizado con sus hijos el negocio de fabricación de aceite, que lleva el nombre de la finca.

Por lo que respecta a “Las Salcedas”, tiene una sociedad anónima del mismo nombre que es la propietaria de la unión de tres fincas, que suman un total de 2.793 hectáreas. En su día, el accionariado estaba formado por Mario Conde (21,51%), Lourdes Arroyo (16,05%), Mario Conde hijo (3,94%), Alejandra Conde (3,94%), Asebur Inversiones (19,42%, Industrias Cumaria (10,45% y Ge.So.Co., Amsterdam (24,69%). Y en los Los Carrizos de Castilblanco S A, propietaria de la finca sevillana de “Los Carrizos”, se registraban las siguientes participaciones: Ge.So.Co., Amsterdam (42,27%), Industrias Cumaria (32,88%), Lourdes Arroyo (20,55%), Mario Conde hijo (2,05%) y Alejandra Conde (2,05%).

Un emporio empresarial que la Audiencia busca desesperdamente

También habría que incluir en su extenso patrimonio inmobiliario su casa de Madrid, en El Viso (en la calle Triana) y la residencia veraniega en Mallorca, C´an Poleta. Y un pazo que ha adquirido en Galicia, además de varias plantaciones de aloe vera en Canarias, que suman cerca de 7 hectáreas. Además, el que fuera presidente de la entidad crediticia Banesto, condenado también a cuatro años de prisión en el caso Argentia Trust por apropiación indebida y falsedad en documento mercantil, ha registrado la marca comercial “Mario Conde, como un marca denominativa de ámbito comunitario, que afecta no sólo al ámbito empresarial y económico nacional sino a toda la Unión Europea. Su numero de expediente es el A10496412 y su concesión fue publicada en el Boletín mercantil de macas y patentes el día 6 de febrero de 2012. Las diferentes clases en las que Mario Conde ha registrado su nombre como marca comercial son muy diversas. Así van desde:  a)   Productos de limpieza y aseo ; b)  Productos farmacéuticos y otros productos para uso médico; c) Productos alimenticios de origen animal, así como las legumbres y otros productos hortícola comestibles preparados para el consumo o la conservación; d) Productos alimenticios de origen vegetal preparados para el consumo o la conserva, así como los coadyuvantes destinados a mejorar el gusto de los alimentos; e) Bebidas no alcohólicas, así como las cervezas; f) Servicios: Publicidad, Gestión de negocios comerciales, Administración comercial y trabajos de oficina.

Todo un emporio que la Audiencia Nacional busca desesperadamente como ejecutar poder intentar cobrar lo que se apropió indebidamente de Banesto, y que a día de hoy todavía falta por paga en una cantidad cercana a los 15 millones de euros.

Juan Luis Galiacho