Menú Portada
EXCLUSIVA
Según la Audiencia Nacional sólo ha entregado 1,2 millones, mientras que su ex socio, Arturo Romaní, abonó unos 6 millones; en total, poco más de 7 millones sobre los 23 millones que la Justicia dice que se llevaron de Banesto

Mario Conde en la picota: Pone en venta por 25 millones de euros su finca de Las Salcedas

Septiembre 18, 2013

800×600

El ex banquero ha colocado ya en el mercado a 9.000 euros la hectárea su finca situada en los Montes de Ciudad Real con una extensión de 2.800 hectáreas rodeadas de olivos, un gran pantano, una mansión de dos plantas y una espectacular capilla
Su otra gran finca la de Los Carrizos, en Sevilla, se la ha quedado en parte el Banco de Santander dentro del procedimiento seguido por la Audiencia Nacional contra él por apropiación indebida en el caso Banesto


Mientras presume de una gran fortuna, invierte en empresas de cosmética, editoriales, empresas inmobiliarias, en Bolsa y en medios de comunicación, como ya informó Extraconfidencial.com,  el ex banquero Mario Conde ha puesto a la venta en el mercado inmobiliario su finca y mansión de Las Salcedas. Según fuentes de este sector, Conde pide por ella 25 millones de euros. El ex banquero ha colocado en el mercado esta gran finca a 9.000 euros la hectárea, según las fuentes consultadas.

Un precio muy asequible e impropio para el gran ego y prepotencia que siempre ha mantenido Conde, dada la gran extensión que tiene la propiedad, el espacio natural y agroforestal que la rodea, la producción olivarera y agrícola que conlleva y los numerosos inmuebles ubicados dentro de la finca”, indican fuentes de toda solvencia a Extraconfidencial.com. La heredad está situada entre los Montes de Ciudad Real y Toledo, en las cercanías del Parque Nacional de Cabañeros, con una extensión total de 2.800 hectáreas rodeadas de centenares de olivos, un gran pantano, una espectacular capilla y una mansión de dos plantas: en la superior está la extensa biblioteca y en la baja la gran sala comedor con una enorme mesa redonda bajo un techo de bóveda azul con estrellas y lucecitas de colores.

Una finca con todo tipo de servicios

La finca de Las Salcedas, o “campo” como le gusta llamar a Mario Conde, tiene una casa principal de ladrillo viejo, siguiendo la arquitectura tradicional toledana, además de contar con un complejo de viviendas, con patios interiores, jardines simétricos, una capilla y una piscina enorme. Estas estancias fueron el principal refugio del banquero en sus años de esplendor. Conde se la compró al famoso torero Marcial Lalanda. En las cercanías de la mansión ha plantado alrededor de 200 hectáreas de olivar, aprovechando las aguas del embalse de Abraham y de varias balsas de riego construidas al efecto. Con estas aceitunas elabora el aceite que comercializa por internet bajo la marca Los Carrizos.

Fue en 1998 cuando Mario Conde y su familia plantaron cientos de hectáreas de olivos de la variedad arbequina originaria de Lérida. “Elegimos esta variedad por sus especiales características”, afirma en su pagina web. El arbequino es un árbol pequeño y robusto, de raíces fuertes y bien ramificadas, que da aceitunas pequeñas, redondeadas, de maduración temprana y color verde/violeta cuyo aceite es fino, con matices dulces y aromas únicos. Se plantaron los olivos en agricultura semi-intensiva en cuadro de 7×4, lo que equivale a 300 olivos por hectárea.

Subvenciones estatales

Nuestra producción de aceite de oliva está limitada al fruto que obtenemos de nuestros olivos. No compramos aceitunas a terceros para producir Los Carrizos. Con el fin de obtener las mejores aceitunas, se cultiva el olivar con la técnica de regadío por goteo para maximizar la floración del olivo en primavera y evitar su deshidratación en verano”, indica en su página web. Año tras año recolecta subvenciones agrícolas de la UE por cientos de miles de euros. Lo hace junto con su otra finca de Los Carrizos, ésta en Andalucía, en la que plantó apresuradamente olivos cuando las normas de la Unión Europea iban a cambiar y las ayudas se iban a dar por árbol en lugar de por superficie. En 2009 consiguió subvenciones por valor de cerca del medio millón de euros.

“Las Salcedas” figura a nombre de una empresa del mismo nombre, Las Salcedas S.A., con domicilio social en la propia finca, en la carretera que une Ciudad Real con Toledo, en el Kilómetro 66 del término municipal de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real). Esta empresa es la propietaria de la unión de tres fincas que suman un total de 2.793 hectáreas. En su día, el accionariado estaba formado por Mario Conde (21,51%), Lourdes Arroyo (16,05%), Mario Conde hijo (3,94%), Alejandra Conde (3,94%), Asebur Inversiones (19,42%, Industrias Cumaria (10,45% y Ge.So.Co., Ámsterdam (24,69%). Tal y como el propio Conde declaró a la revista Vanity Fair la puso en su día a nombre de sus hijos y mujer para evitar males mayores, como los futuros embargos. “En el 90 hicimos un esquema de separación patrimonial de bienes. No sé por qué, no existía ningún indicio de que pasara lo que pasó. Y menos mal”, afirma. Por eso no se descarta que detrás de esta extraña decisión de venta haya una intención del ex banquero de conservar su patrimonio ante la Justicia, que todavía a día de hoy le investiga y que hace unos meses le embargó parte de sus bienes de los que disfruta a través de sociedades interpuestas, alguna de ellas radicada en Luxemburgo.

Un patrimonio incalculable, pese a sus deudas con la Justicia

A día de hoy, es muy difícil calcular el patrimonio del ex banquero porque al margen de sus negocios de parafarmacia, limpieza y productos dietéticos, entre otros, también están sus múltiples propiedades inmobiliarias bajo sociedades muy diversas, varias de ellas en el extranjero. Entre estas propiedades también destaca su finca de “Los Carrizos”, en Sevilla, con unas 4.000 hectáreas. Como propietaria de la finca sevillana figura la sociedad Los Carrizos de Castilblanco S A, donde en su día se registraban las siguientes participaciones: Ge.So.Co., Ámsterdam (42,27%), Industrias Cumaria (32,88%), Lourdes Arroyo (20,55%), Mario Conde hijo (2,05%) y Alejandra Conde (2,05%).

Fue en octubre de 2012 cuando la Sección Primera de la Audiencia Nacional ordenó precisamente el decomiso de dos fincas de Mario Conde anexas a Los Carrizos: “El Cuatro Rincón” y “La Hacienda de Melonares Bajo”. Además de otras tres en Mallorca (anexas a su impresionante tazona de C´an Poleta, en Pollença) en ejecución de la condena que se le impuso en el año 2000 por el caso Banesto, y cuya responsabilidad pecuniaria todavía no ha pagado al completo (7.200 millones de pesetas). Fuentes de la Audiencia Nacional indican que Conde no devuelto aún el dinero que se llevó de Banesto y que la Justicia estima en una cifra global (junto a los otros imputados) cercana a los15 millones de euros.

Sus deudas con los accionistas de Banesto

Según fuentes de la Audiencia Nacional consultadas por Extraconfidencial.com, sólo ha entregado 1,2 millones, mientras que su ex socio Arturo Romaní abonó unos 6 millones; en total, poco más de 7 millones sobre los 23 millones que la Justicia dice que se llevaron. Ya han sido varios los embargos dictados contra Mario Conde, y otros dirigentes del antiguo Banesto, para intentar cobrar lo adeudado y que todavía a día de hoy deben a sus accionistas argumentando para su impago carecer de patrimonio y solvencia.

Así, el pasado día 19 de junio se celebró en la Audiencia Nacional la primera subasta de una finca de Mario Conde. Se tratan de “El Cuarto del Rincón”, de 400 hectáreas y situada en Castilblanco de los Arroyos (Sevilla), al lado de su finca de “Los Carrizos”, con el fin de intentar así hacer frente a su responsabilidad patrimonial en ejecución de la condena del Tribunal Supremo en 2002 por el caso Banesto. El precio de salida fue de 2.652.617,92 euros, pero quedó desierta ya que no se presentó ningún interesado. Al acto sólo asistió el abogado de la parte ejecutante, el Banco Santander (antes Banesto). La Audiencia Nacional dio un plazo de 20 días para que este Banco decidiera si se quedaba o no con la finca por un 70% del precio de salida. Y así ocurrió. Ahora, el Banco de Santander, de Emilio Botín, es propietario de parte de las fincas que engloba el macro complejo rústico-agrícola de Mario Conde en Sevilla que construyó en 1989.

Según se relataba en Vanity Fair, “las estancias de Los Carrizos poseen dimensiones gigantescas, algunas miden 140 metros cuadrados por seis de altura, con bóvedas y paredes estucadas en colores vivos y alfombras de la Real Fábrica de Tapices. Chimeneas en las que caben varias personas, jarrones de dos metros, sofás de cuatro. Por los ventanales, un encinar infinito sobre las colinas. El edificio está inspirado en la arquitectura italiana. Los colores, las proporciones, las asimetrías…”.

Todo su emporio empresarial en manos de su hija Alejandra

Hoy, el ex presidente de Banesto, Mario Conde, ha delegado la gestión de todo su emporio empresarial “visible” en su hija Alejandra Conde Arroyo, nacida de su primer matrimonio con Lourdes Arroyo, que murió de un cáncer en 2007. Así, Alejandra Conde figura ya como socia de las dos grandes fincas y explotaciones agrícolas que mantiene su padre (Las Salcedas SA y Los Carrizos de Castilblanco SA). También habría que incluir en el extenso patrimonio inmobiliario de la familia Conde su casa de Madrid, en El Viso (en la calle Triana) y la residencia veraniega en Mallorca, C´an Poleta. Y un pazo que el ex banquero ha adquirido en Galicia, además de varias plantaciones de aloe vera en Canarias, que suman cerca de 7 hectáreas. Todo un emporio que la Audiencia Nacional busca desesperadamente para poder ejecutar e intentar cobrar lo que Mario Conde se apropió indebidamente de Banesto, y que a día de hoy todavía falta por paga en una cantidad cercana a los 15 millones de euros.

Juan Luis Galiacho