Menú Portada
Cuenta con dos sociedades para la fabricación de productos de perfumería

Mario Conde, el nuevo rey de la cosmética

Noviembre 15, 2009

Ha adquirido varias propiedades en Mallorca y las Islas Canarias para la producción de aloe vera

 

Está inmerso en proyectos empresariales en el mundo del aceite y en sectores como la parafarmacia, los materiales de construcción, editorial e inmobiliario


Mario Conde, a pesar de su aspecto dubitativo, compungido y exotérico, renace de sus cenizas y no sólo en su aspecto sentimental. A sus 61 años, y tras pasar casi cinco años en prisión por los casos Argentia Trust y Banesto, se ha convertido en el nuevo rey de la cosmética en España. Ha creado para ello dos sociedades que él mismo preside: Demerquisa S.A. y Hogar y Cosmética Española S.A. Las dos tienen su sede social en Torrejón de Ardoz (Madrid), en la calle Verano.
 
La actividad de Demerquisa es la “fabricación de jabones de tocador y otros productos de perfumería y cosmética”. Su capital social asciende a la nada desdeñable cantidad de 774.678,13 euros. Tiene en el mercado las siguientes marcas: Aloeactive y Aloepharm. Junto a Mario Conde, aparece también en el organigrama de la empresa su hija Alejandra Conde Arroyo, que figura como consejera delegada. Así mismo figura junto a ellos el más estrecho colaborador de Mario Conde en todo su entramado financiero, y que está con él desde los tiempos de Banesto. Se trata de Francisco de Asís Cuesta Moreno, que es la persona que ha vigilado y controlado el patrimonio de la familia Conde desde que el ex banquero entrara en prisión.
 

Pasión por el aloe vera

La segunda empresa creada por Mario Conde para esta nueva actividad es Hogar y Cosmética Española, cuyo objeto social es la” fabricación de jabones comunes, detergentes y lejías”. Su capital social asciende a 800.000 euros y sus ventas en el ejercicio de 2008 sumaron ya casi dos millones de euros. Esta sociedad tiene en el mercado las marcas Hogar y Cosmética, Verdhogar, Verdaloe y Naturgar. Así mismo participa con un 75 por ciento en la empresa francesa Higiene et Cosmetiques France SARL.
 
Para fortalecer el nuevo imperio financiero de la cosmética, Mario Conde acaba de adquirir algunas plantaciones de aloe vera en Canarias, en torno a siete hectáreas de terreno. Así ha comprado varias fincas en el sur de Tenerife (Arona y Adeje) y en Fuerteventura. Todo ello con el fin de cosechar aloe vera y sacar productos cosméticos de esta planta medicinal. La idea de Conde es seguir comprando fincas en el Archipiélago Canario para obtener la materia prima que le permita desarrollar su negocio de cosméticos y otros productos obtenidos a partir del aloe canario. Como socio en esta aventura cuenta con la empresa canaria Homcare Canarias SA, ubicada en el polígono industrial de Telde, cerca de la capital canaria.
 

Y un pazo en Galicia

Pero sus nuevos negocios y su nuevo boom especulativo no terminan aquí. Está inmerso en proyectos empresariales en el mundo del aceite (su marca es Los Carrizos), en el sector de la para farmacia, de los materiales de construcción, en editoriales y en el inmobiliario.
 
Por ejemplo, Conde ha adquirido un pazo en Galicia, cerca de la localidad pontevedresa de Tuy, donde nació un 14 de septiembre de 1948, y de la que muy pronto emigró por razones familiares hacia Alicante, donde estudió en el Colegio de los Hermanos Maristas. Dentro de esta expansión inmobiliaria sigue manteniendo sus dos grandes fincas, con cerca de 3.000 hectáreas cada una: “La Salceda”, en los límites de Ciudad Real con los Montes de Toledo, y “Los Carrizos de Castilblanco”, en Sevilla. El cuartel general de todas sus operaciones está situado, como desde antaño, en la calle Triana, de Madrid, desde donde Mario Conde pretende ser de nuevo un tiburón financiero.

Juan Luis Galiacho