Menú Portada
Mientras continúan los problemas financieros en sus sociedades

Mario Conde delega en su hija Alejandra la gestión de todo su emporio empresarial

Febrero 3, 2013

800×600

No se descarta que detrás de esta decisión haya una intención del ex banquero de conservar su patrimonio ante la Justicia
Alejandra Conde Arroyo figura como socio, consejera delegada y administradora única de las siete principales empresas de su padre
Está casada con otro personaje de la beautiful, Fernando Guasch, hijo del que fuera presidente de la firma Renault y de la Azucarera Ebro

Normal
0

21

false
false
false

ES
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

st1:*{behavior:url(#ieooui) }

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-style-parent:””;
font-size:10.0pt;”Times New Roman”,”serif”;}


El ex presidente de Banesto, Mario Conde, ha delegado la gestión de todo su emporio empresarial “visible” en su hija Alejandra Conde Arroyo, nacida de su primer matrimonio con Lourdes Arroyo, que murió de un cáncer en 2007.No se descarta que detrás de esta decisión haya una intención del ex banquero de conservar su patrimonio ante la Justicia, que todavía a día de hoy le investiga y que hace unos meses le embargó parte de sus bienes de los que disfruta a través de sociedades interpuestas, alguna de ellas radicada en Luxemburgo. En octubre pasado, la Audiencia Nacional ordenó precisamente el decomiso de cinco fincas de Mario Conde situadas en Sevilla y Mallorca en ejecución de la condena que se le impuso en el año 2000 por el caso Banesto, y cuya responsabilidad pecuniaria todavía no ha pagado al completo.

Así, Alejandra Conde figura ya como socio, consejera delegada y administradora única de las siete principales empresas que ha creado su padre tras su salida de la cárcel en distintos sectores de la vida económica española, al margen de su introducción en conocidos grupos de comunicación. Alejandra es consejera delegada de las tres empresas que Mario Conde tiene en el sector de la parafarmacia (Demerquisa SA, Hogar y Cosmética Española SA, y Pinisan SL); es administradora única de las dos empresa dedicadas al sector del aceite (Oleum Flumine SL y Gestión Integral del Aceite SL), y, por último, figura como socia de las dos grandes fincas y explotaciones agrícolas que mantiene su padre (Las Salcedas SA y Los Carrizos de Castilblanco SA)

La “niña mimada” de la familia Conde

La “niña mimada” de la familia Conde, con 35 años de edad, se casó el 3 de julio de 2004 con el economista Fernando Guasch Vega, hijo de la ya fallecida Margarita Vega-Penichet y del financiero Manuel Guasch, ex presidente de la firma Renault y de la Azucarera Ebro y vinculado en su día al emporio empresarial montado por el financiero catalán Javier de la Rosa. De este modo, Alejandra y Fernando formalizaron la unión de dos importantes familias financieras en la finca “Los Carrizos”,en la localidad sevillana de Castillo de los Arroyos, una heredad que adquirió Mario Conde en su época de esplendor.

El ágape fue servido por el restaurador Rafael Juliá, el mismo que preparó el banquete nupcial en la boda de la infanta Elena de Borbón y Jaime de Marichalar y la del hijo de Javier de la Rosa con Mencía Roca de Togores, hija del conde de Luna. Mario Conde consiguió llevar al altar a su hija, como padrino, gracias a un permiso penitenciario que le permitió abandonar durante cinco días la cárcel madrileña de Alcalá Meco, donde por entonces cumplía condena por el caso Banesto.

Alejandra Conde, madre de tres niños (la última Lourdes – como su madre- y que nació en el año 2012), estudió Derecho con matrícula de honor, pero no quiso hacer oposiciones de abogado del Estado como su padre, a pesar del profundo interés de éste. Y tras realizar un máster de Bolsa y trabajar en la Morgan Stanley, constituyó varias empresas de eventos y relaciones públicas, dedicadas fundamentalmente a controlar las finanzas de los actos sociales que rodeaban a los principales acontecimientos deportivos, sobre todo, los referidos a los torneos de tenis, como el prestigioso Roland Garros, de París.

Una familia muy unida

Entre las empresas de organización de eventos y comunicación creadas por Alejandra Conde figuran Media Patner Global Company SL y A Tipica Global SL. También figuró como consejera de Barnacla SL. Alejandra Conde ha dejado hace tan solo unos meses, según el registro mercantil, los cargos de administradora en estas sociedades ubicadas en el barrio de Salamanca de Madrid para dedicarse por completo al emporio empresarial de su padre, quien todavía le asesora en todo. A día de hoy, la familia Conde trabaja y planifica el futuro en unión, son como una piña .Tanto que Alejandra y su padre tienen el despacho en Madrid, uno al lado del otro.

Juntos controlan el negocio familiar del aceite que producen en Los Carrizos, que lleva el nombre de esa propiedad donde hace unos trece años el ex presidente de Banesto plantó unos 160.000 olivos con una producción cercana a los 600.000 litros al año de aceite arbequina. Aquí, también cuenta con el asesoramiento de su hermano Mario Conde Arroyo, más volcado en lo que es la gestión del campo, en las labores agrícolas en las fincas familiares de Los Carrizos y Las Salcedas, en cuyas sociedades figura como apoderado. Mario Conde junior, también licenciado en Derecho, saltó a la palestra informativa por su noviazgo con la modelo Laura Ponte, ex mujer de Beltrán Gómez Acebo y Borbón, sobrino del rey Juan Carlos I.

Una actitud déspota y espíritu altivo heredados

En el sector de la parafarmacia es donde Alejandra ha entrado de lleno, con la intención de promocionar varias líneas de cosmética. Y para fortalecer este nuevo imperio financiero de la cosmética, los Conde adquirieron hace unos años algunas plantaciones de aloe vera en Canarias, en torno a siete hectáreas de terreno en el sur de Tenerife (Arona y Adeje) y en Fuerteventura. Todo ello con el fin de cosechar éste producto y fabricar cosméticos de esta planta medicinal. Pero es en este sector donde mayores problemas financieros está atravesando la familia Conde, con empresas que atraviesan grandes dificultades económicas y con bastantes problemas laborales por impagos de nóminas, como ya avanzó hace unos meses Extraconfidencial.com.

Dicen los trabajadores de estas empresas que el comportamiento de Alejandra Conde en su tarea profesional es un tanto déspota, con un tono elevado que ha heredado de su padre, al igual que también su personalidad y espíritu inquieto. Según las denuncias que han llegado a este periódico de los trabajadores de Demerquisa y Pinisan, “nos obliga a trabajar los sábados para poder atender el número de pedidos que la empresa tiene, todo ello a cambio de horas de libre disposición…. Pero evidentemente, si no paga las nóminas, tampoco está por la labor de remunerar económicamente esas horas extraordinarias hechas en la jornada del sábado… Las nóminas siguen sin pagarlas. Iban ya para tres mensualidades…esta pasada semana se ha realizado un ingreso ridículo por transferencia bancaria a cada uno de los trabajadores por un importe que oscila los 300 euros…ni tan siquiera la mitad de una mensualidad…Nos están arruinando la vida, y muchos de nosotros nos vemos abocados al desastre y a tener que malvender parte de nuestros bienes e inmuebles para poder subsistir”.

Según los trabajadores, Alejandra Conde es la única que siempre está al “pié del cañón” de estas empresas de parafarmacia y la que maneja los hilos de las mismas. Se comenta que ha ido relegando al personal administrativo a un segundo plano, por lo que los entresijos de la empresa difícilmente son accesibles a cualquiera, ni siquiera para quien es todavía su socio en estos negocios, el empresario Ausencio Crisogono Camarero Izquierdo. La situación, aseguran, es muy crítica, con deudas altas a los proveedores y que la única solución pasa por  la venta a un grupo extranjero de estas empresas de parafarmacia del grupo Conde, en lo que se considera como una huida hacia adelante y que algunos dicen que es el reflejo de la vida del ex presidente de Banesto.

Juan Luis Galiacho