Menú Portada
El ex presidente de Banesto firma ya las cuentas y balances de sociedades del grupo de comunicación

Mario Conde asume más control en Intereconomía tras la imputación de Julio Ariza por un delito continuado de daños informáticos

Enero 20, 2015

El presidente de Intereconomía fue retenido varias horas por la Policía en el mes de diciembre de 2014 y fue asistido por su ahora abogado y socio, el ex director de la Once, Miguel Durán
Mario Conde aparece ya en los balances de Intereconomía como representante de al menos la sociedad Homo Legens controlada por este Grupo de comunicación
Paralelamente a esta situación judicial, han sido varios los directivos vips que han abandonado el Grupo, como su consejero delegado Luis Sans Huescas, quien fue nombrado gestor de Intereconomía el pasado mes de diciembre de 2012


El ex banquero Mario Conde ha asumido más responsabilidad en la gestión y control del grupo Intereconomía, donde oficialmente no tiene invertido capital alguno, ni ostenta cargo de ningún tipo y no posee acciones, ya que al ex presidente de Banesto todavía le sigue sus pasos todavía muy de cerca la Justicia. A día de hoy todavía no ha hecho efectivo ni la mitad de lo que debe por el caso Banesto. Fuentes de la Audiencia Nacional indican que Conde no ha reintegrado aún el dinero que se llevó de Banesto y que la Justicia estima en una cifra global (junto a los otros imputados), cercana a los15 millones de euros.

Ahora pretende que su penetración en el Grupo Intereconomía no se reduzca solo aparentemente a ser tertuliano, y que su inversión personal no sea tan calamitosa como lo ha sido hasta la fecha. En un Grupo mediático en la cuerda floja, sin pagar las indemnizaciones a sus ex trabajadores, con alguna sociedad en liquidación, otras en suspensión de pagos y sin apenas línea alguna de financiación. Fuentes próximas al Grupo, indican que Mario Conde, no directamente, pero si a través de un grupo de empresarios amigos, dirige alrededor del 10%. Una participación que todavía no ha aflorado.

Lo que sí es de conocimiento público es que ya firma las cuentas y balances de sociedades del grupo de comunicación. El ex presidente de Banesto aparece en las cuentas como representante, al menos, de Homo Legens, una sociedad controlada por el Grupo Intereconomía.

Un intento del ex banquero de conservar su patrimonio ante la Justicia

Conde vive hoy momentos complicados para su persona, ya que sus últimas incursiones empresariales y políticas han sido un fiasco. Todo después de un periodo de euforia tras su salida de la cárcel, donde parecía ser el nuevo Rey Midas y el salvador de todos los males que acechaban a la sociedad española.

Como ya informó en primicia Extraconfidencial.com, el ex banquero logró colocar en la primavera de 2014 su finca “Las Salcedas” al constructor Juan Miguel Villar Mir, propietario del grupo del mismo nombre y marqués de Villar Mir, por una cantidad que rondaba los 20 millones de euros. El que fuera ministro de Hacienda y Vicepresidente del Gobierno para Asuntos Económicos en el primer gobierno del rey Juan Carlos I durante la presidencia de Carlos Arias Navarro, pagó por esta gran finca una cantidad cercana a 9.000 euros por hectárea, según fuentes solventes.

La heredad que ha vendido Mario Conde, conocida popularmente en singular como “La Salceda”, está situada entre los Montes de Ciudad Real y Toledo, en las cercanías del Parque Nacional de Cabañeros, con una extensión total de 2.800 hectáreas rodeadas de centenares de olivos, un gran pantano, una espectacular capilla y una mansión de dos plantas: en la superior está la extensa biblioteca y en la baja la gran sala comedor con una enorme mesa redonda bajo un techo de bóveda azul con estrellas y lucecitas de colores. La Finca de Las Salcedas, o “campo” como le gustaba denominarla a Mario Conde, tenía una casa principal de ladrillo viejo, siguiendo la arquitectura tradicional toledana, además de contar con un complejo de viviendas, con patios interiores, jardines simétricos, una capilla y una piscina enorme. Estas estancias fueron el principal refugio del banquero en sus años de esplendor. Conde se la compró al famoso torero Marcial Lalanda.

Fuentes judiciales, no descartan que detrás de esta extraña decisión de venta y de otras singulares operaciones haya una intención del ex banquero de conservar su patrimonio ante la Justicia que hace unos meses le embargó parte de sus bienes. Fue en octubre de 2012 cuando la Sección Primera de la Audiencia Nacional ordenó precisamente el decomiso de dos fincas de Mario Conde anexas a Los Carrizos en Sevilla, con unas 4.000 hectáreas: El Cuatro Rincón y La Hacienda de Melonares Bajo. Además de otras tres en Mallorca (anexas a su impresionante tazona de C´an Poleta, en Pollença), en ejecución de la condena que se le impuso en el año 2000 por el caso Banesto, y cuya responsabilidad pecuniaria todavía no ha pagado al completo (7.200 millones de pesetas). Según las investigaciones de la Audiencia Nacional, Mario Conde todavía disfruta de bienes a través de sociedades interpuestas, alguna de ellas radicada en Luxemburgo

La retención policial de Julio Ariza

A este rosario judicial del ex banquero se une el hecho de que el propietario de Intereconomía, Julio Ariza Irigoyen, ha sido imputado recientemente por un delito continuado de daños informáticos contra la página web del periódico digital prnoticias.com. Ariza fue retenido durante varias horas por la Policía Judicial la tarde del pasado día 10 de diciembre y fue asistido por su ahora abogado y socio en Intereconomía, el ex director de la Once Miguel Durán, como puede comprobarse en el documento adjunto que hoy publica Extraconfidencial.com.

 A Ariza se le leyeron sus derechos y se le solicitó si quería ser asistido por un letrado, dando el nombre de su tertuliano Miguel Durán. Fue la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT), de la Comisaría General de Policía Judicial, tras más de un año de investigación, la que señaló los nombres de Ariza y de cuatro imputados más: Luis Sans, exconsejero delegado del Grupo Intereconomía, y tres expertos informáticos que presuntamente anularon durante tres semanas el portal de prnoticias.com, en aquellos momentos crítico con la gestión del Grupo Intereconomía.

Según fuentes de la investigación, ésta continúa pero a un ritmo decadente. “Casualmente va muy despacio, demasiado”, afirman estas fuentes. Pero si se confirmara la imputación que formula en estos momentos la Policía contra los detenidos por un delito continuado de daños informáticos, tipificado en artículo 264 del Código Penal, Ariza y sus gregarios podrían enfrentarse a penas de cárcel que oscilan entre un mínimo de un año y nueve meses y un máximo de tres años y nueve meses.

La huida de los “vips” de Intereconomía

Paralelamente a esta situación judicial, han sido varios los directivos vips que ha abandonado el Grupo, como su consejero delegado Luis Sans Huescas, quien fue nombrado gestor de Intereconomía el pasado mes de diciembre de 2012.

Sanz fue el hombre en el que Julio Ariza había dejado la manija para reinventar este grupo editorial (periódico La Gaceta, Intereconomía radio y TV, etc…) que sigue atravesando una grave crisis económica y de rentabilidad. Sin embargo, Sanz Huescas ha huido el primero de la quema dejando sólo a Ariza, Conde y sus fieles periodistas (entre ellos Xavier Horcajo). También ha desaparecido del organigrama externo del Grupo, Álvaro Pérez Alonso, el celebre Bigotes, el veterano hombre de la noche madrileña imputado en el Caso Gürtel y muy amigo de la familia Aznar, en concreto, de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y de su yerno Alejandro Agag, al que le preparó todos los eventos antes y después de su boda con Anita Aznar. El Bigotes, que había entrado en el grupo por recomendación de ex altos cargos de la Generalitat valenciana, “bastante tiene ahora con salvarse de la cárcel”, indican.

Tampoco están ya en el organigrama accionarial de mando, los empresarios Arturo Fernández, ex vicepresidente de la CEOE, ni el propietario de la empresa Puleva, Javier Tallada. Ahora la cúpula del Grupo está anclada en la sede de Modesto Lafuente donde están los estudios de radio, que todavía son propiedad de la familia Serrano Suñer, a través de Fernando Serrano Suñer, hijo del cuñado y ex ministro del General Francisco Franco.

Todo se debe a que existe una cláusula en el contrato de venta que la familia Suñer hizo con Julio Ariza donde se indica que con un sólo mes de retraso en el pago (unos seis millones de euros) la radio revertiría en sus antiguos dueños. Y según las fuentes consultadas ya ha habido más de un impago, más de un litigio abierto. Fue en mayo de 2009 cuando Ariza y Fernando Serrano Suñer llegaron a un acuerdo por el que el ex diputado catalán del PP adquiría el 96,70 por ciento del capital de la Compañía de Radiodifusión Intercontinental, S.A. (CRISA). Esta sociedad era la propietaria de dos licencias de radio en Madrid, la 918 de AM por la que se emite Radio Intercontinental y la 95.1 de FM que emite Radio Intereconomía. Fue a partir del 1 de septiembre de 2013 cuando los nuevos rectores del Grupo Intereconomía decidieron unir las emisoras: Radio Intercontinental y Radio Intereconomía, junto también a Interpop Radio, en una sola emisora llamada Radio Inter.

Ahora, Julio Ariza no quiere perder su último reducto: la sede de Radio Inter en la calle madrileña de Modesto Lafuente, donde también se ha refugiado su “herido” periódico La Gaceta y algunos de sus medios impresos alternativos. A Ariza, y a sus compañeros de viaje como Mario Conde, no le quedan ya más reductos para sus medios que éste: la televisión tuvo que salir por impagos del edificio del Paseo de la Castellana y de la Ciudad de la Imagen, huyendo de lado en lado. Ahora la labor salvadora y controladora de Mario Conde es muy complicada. 

Juan Luis Galiacho 
@jlgaliacho