Menú Portada
Gracias a la intermediación de Francisco Marhuenda, director de La Razón, y ex asesor del presidente del Gobierno

Mariano Rajoy “vende” en exclusiva sus futuras memorias al Grupo Planeta de José Manuel Lara

Mayo 21, 2014

¿Contará el líder del PP su amarga experiencia con el apartamento de la Urbanización de lujo “El Mirador Real” de Aravaca (Madrid)?

pq_929_Rajoy-medalla-Marhuenda.jpg

Que el Grupo Planeta, presidido por José Manuel Lara Bosch, y la editorial La Esfera de los Libros, perteneciente al Unidad Editorial, dominan el mercado de la edición de libros en España no hay quien lo ponga en duda. Esta última, dirigida por Ymelda Navajo, se ha apuntado un nuevo tanto con la presentación de dos nuevos títulos: “Isabel y Miguel”, escrito por el Jefe de Investigación de Extraconfidencial.com, Juan Luis Galiacho, y el firmado por el tándem Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta, “La intocable. Cristina, la infanta que llevó la corona al abismo”. Ambos auguran éxito de ventas.

Mientras tanto, José Manuel Lara parece abonado a las memorias de ex presidentes del Gobierno y políticos de relevancia ya retirados de la primera fila de la batalla parlamentaria y mediática. En el último trimestre de 2013 llegaron a las librerías todo un aluvión de memorias políticas: el de Felipe González, “En busca de respuestas” (Debate); José María Aznar con el “El compromiso del poder” (Planeta); José Luis Rodríguez Zapatero y “El dilema: 600 días de vértigo” (Planeta), y los “Recuerdos”, del ex ministro Pedro Solbes (Deusto, Grupo Planeta). Todos ellos antecedidos por las memorias de Alfonso Guerra, “Una página difícil de arrancar” (Planeta), las de José BonoLes voy a contar” (Planeta), y la obra firmada por Julio Anguita, “Contra la ceguera” (Esfera de los libros). Lo dicho, exclusividad casi absoluta de Lara Bosch.


Planeta, a golpe de talón

Una exclusividad que tiene un precio. Casi todos ellos tienen un punto en común: las grandes cantidades de dinero que reciben por unos libros de más que cuestionado éxito. José María Aznar firmó un contrato con Planeta por 1.220.000 euros para un total de 6 obras (algo más de 200.000 euros por obra). Su primer volumen obtuvo un éxito “relativo” ya que, entre diciembre de 2012 y el 2013, no superó los 35.000 ejemplares, pero en su segundo volumen apenas había vendido 5.000 en su primer mes. José Bono, incluso le supera económicamente: selló un contrato, también con Planeta, de 800.000 euros por dos obras. Se calcula que ha vendido unos 19.000 libros en 2012 y otros 28.000 libros hasta diciembre de 2013. En el caso de Felipe González no se trata de unas memorias, sino de un ensayo sobre el liderazgo. Por la naturaleza de la obra, el contrato del ex presidente del Gobierno es un poco más moderado, ya que no supera los 100.000 euros. El otro expresidente, José Luis Rodríguez Zapatero, que también firmó un contrato con Planeta por valor de 300.000 euros para dos libros, acaba de publicar el primero. En su primera semana vendió algo menos de 2.500 libros. Alfonso Guerra publicó sus memorias la pasada primavera, un libro por el que recibió 200.000 euros por contrato. Desde mayo a diciembre vendió algo menos de 19.000 libros según Nielsen.

Pese a todo, y con estos datos –las ventas no justifican en absoluto las cifras pagadas-, José Manuel Lara quiere mantener a toda costa esa exclusividad. Cueste lo que cueste. Y para ello, hace meses se puso manos a la obra para amarrar el compromiso con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy Brey, para que las futuras memorias del hoy líder del PP sean editadas por Planeta. Y para ello ha contado con la inestimable e impagable ayuda de Francisco Marhuenda, director del diario La Razón, cabecera también propiedad de Lara Bosch. Marhuenda, jurista y periodista de formación, se afilió al Partido Popular en 1995 y fue elegido diputado en las elecciones al Parlamento de Catalunya ese mismo año. En 1996 fue nombrado director del Gabinete del Ministerio de Administraciones Públicas, en 1999 director del Gabinete del Ministro de Educación y Cultura y en 2000 director general de Relaciones con las Cortes del Ministerio de la Presidencia, todo ello siempre bajo la sombra del actual presidente del gobierno español, Mariano Rajoy. En cuanto a su trayectoria periodística, comienza en el diario ABC. Tras el paréntesis político bajo el gobierno de Aznar, vuelve al periodismo, ya de la mano de La Razón, donde comienza como subdirector en Cataluña. En febrero de 2008 es nombrado director de la joven cabecera y hasta la actualidad.

¿Contará todo Mariano Rajoy?

El problema de la escasa venta de este tipo de libros ya no es solo por la desafección de los ciudadanos por los políticos sino que sospechan que no relatan todo lo que saben y lo que han vivido. Por ejemplo, José María Aznar, entonces líder del PP y candidato a la presidencia del Gobierno en las elecciones de 1996, obvia en sus memorias una intensa e interesante reunión que su director de Comunicación y luego secretario de Estado, Miguel Ángel Rodríguez, mantuvo con sindicalistas de la entonces toda poderosa RTVE que se había convertido en caballo de batalla en la campaña contra el Gobierno de Felipe González.

 Y en aquel casi interminable encuentro surgió documentación en la que constaba el nombre de Mariano Rajoy y que podía empañar su imagen. Se trataba de una operación inmobiliaria repleta de supuestas irregularidades urbanísticas en las que el hoy presidente del Gobierno –entonces diputado y vicesecretario general del PP (1995)-, adquiría, junto a destacados políticos y algún que otro periodista, un apartamento de lujo en la denominada Urbanización “El Mirador Real”. Como sería la cosa que –ante la airada protesta de los vecinos colindantes y diversas denuncias ante la Fiscalía de Madrid y el Defensor del Pueblo-, Rajoy se quitó de en medio.

Una historia que no tiene desperdicio y que nos comprometemos a contársela desde estas páginas con todo lujo de detalles.