Menú Portada
La modelo no ha presentado su demanda contra Kiko Matamoros

María José Suárez ya no denuncia

Mayo 25, 2010

Ha hecho bien. María José Suárez no interpondrá demandas a diestro y siniestro como estaba previsto, puede que porque quiere la máxima tranquilidad para su embarazo.

pq_923_mariajosee.jpg

Han pasado casi dos meses desde que María José Suárez anunció a todo color que estaba embarazada del tenista Feliciano López. Aquella exclusiva provocó ríos de tinta en el mundo del corazón, pues también sirvió para confirmar que había puesto el punto final a su relación sentimental. Desde aquel entonces, María José tuvo que hacer frente a un sinfín de comentarios sobre su vida privada. Pasó de ser una reputada maniquí querida y respetada por la prensa a convertirse en un auténtico punch de boxeo donde propios y ajenos golpeaban sin miramiento. Aparecieron, incluso, voces discordantes que la tacharon de aprovechada y mala persona. Fueron momentos realmente complicados. María José dejó de comer. Sólo lloraba y lamentaba. Estaba desesperada porque, además del juicio mediático del que era protagonista, su ex novio no le mostraba su cariño. Y sigue sin hacerlo, a pesar de que hace unas semanas llegaron a un acuerdo que firmaron entre abogados y que se hizo público en exclusiva en este mismo medio de comunicación. No cabe duda que si algo ha molestado a la guapa mozalbeta es la imperdonable actitud infantil de Feliciano. Él, un triunfador sobre las pistas, lleva camino de convertirse en el padre en la sombra. Dicen que es demasiado inmaduro. Pero ella ya no lo entiende ni lo respeta. Él ha engendrado un bebé que le corresponde. Suárez critica entre sollozos que López no está cumpliendo con sus obligaciones morales. No le llama. No pregunta por su estado. Y, lo peor: no parece importarle. Los amigos del deportista lo excusan aduciendo a su evidente juventud. Un argumento precario y algo insultante, pues ostenta la misma edad para eyacular que para criar. Me cuentan que cuando María José le comentó que estaba embarazada –algo que él presentía a tenor de la falta menstrual de su novia- Feliciano empalideció.
 
Ya no hay denuncia
 
Desde entonces, María José está en el centro del huracán. Hubo quien la acusó directamente de haberle urdido una trampa al tenista para quedarse en estado de buena esperanza. Acusaciones, graves y ciertamente dolorosas, que acabaron con la modelo envuelta en un ataque de nervios. De hecho, María José tuvo fuertes dolores y algún que otro susto que hicieron pensar en lo peor. Sus más cercanos temieron, incluso, que sufriera un aborto natural que diera al traste tantas ilusiones y deseos. No es de extrañar que, por eso, decidiera acudir a la prestigiosa abogada Cinthia Ruiz para que tomara las medidas legales oportunas y mantener intacto su honor y dignidad. Uno de los más duros fue el contertuliano Kiko Matamoros, quien aseguró que la modelo había mantenido varias relaciones paralelas durante su romance con el tenista. Matamoros no dudó en asegurar que la Suárez había frecuentado a dos importantes jugadores de futbol nacional. Ella negó hasta el extremo y garantizó que sentaría a Kiko en el banquillo de los acusados. No obstante, pasado el tiempo, María José ha cambiado de opinión. Según ha podido conocer este periódico, la modelo ha decidido finalmente no interponer querella contra Matamoros, puede que porque prefiere no marear más la perdiz. Aunque conociendo el personaje, nunca se sabe.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)