Menú Portada
La todavía esposa de Jesús Janeiro anuncia medidas legales

María José Campanario también quiere denunciar

Septiembre 8, 2009

Se ha abierto la veda. Si finalmente Ron Legendario decide emprender acciones legales contra María José Campanario, ésta también lo hará. Está dispuesta a mantener intacto un honor que hace mucho desapareció de su vida…

pq_841_campanario.jpg

Se ha convertido en el escándalo de la semana, quizás porque sus ínfulas de estrellón polifacético han sorprendido a propios y a extraños. María José Campanario, invitada destacada en la fiesta que Ron Legendario organizó en Sevilla, provocó que lo que iba a ser una divertida noche se convirtiera en una auténtica batalla campal. Reporteros y fotógrafos recibieron golpes, empujones y hasta codazos del equipo de seguridad que la protegía. No quiso hablar. Fue escandaloso el momento en el que Campanario decidió no posar en el photocall para las cámaras de televisión, evitando preguntas incómodas. Y eso que, tal y como comentamos en exclusiva en este medio, se embolsó quince mil euros por su estelar aparición, a pesar de que alguna colaboradora que vive a rebufo de lo publicado en este periódico insista en que la cantidad es mucho inferior. A veces es mejor negar para evitar problemas con Hacienda. Ante su mala actuación, la marca contratante ha enviado un comunicado de prensa en el que se anuncian medidas legales contra la mujer de Jesulín de Ubrique.
 
El comunicado
 
Ante la desafortunada situación que se produjo el pasado cinco de septiembre en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla, con motivo del evento Legendario Ice Experience que organizaba la marca Ron Legendario.
 
Desde Ron Legendario, emitimos este comunicado, donde afirmamos que en absoluto la marca era conocedora previamente de las intenciones de los invitados de no hacer declaraciones. Para Ron Legendario, fueron una desafortunada sorpresa, los acontecimientos desencadenados, hecho que lamentamos profundamente. Y además de lamentar, consideramos que nos afecta negativamente. Reservándose la marca el inicio de acciones legales en defensa de sus legítimos intereses.
 
La contradenuncia
 
No será la única denuncia que se interponga a raíz del escándalo. Aseguran que, en el caso de que Ron Legendario decida llevar a los tribunales a María José, ella hará lo propio contra la marca. Está dispuesta a llegar hasta el final, pues insiste en que en su contrato verbal nunca se habló de entrevistas personales con los medios. Algo ilógico, teniendo en cuenta que, horas antes de que Campanario se transmutara en Madonna, la organización confirmó que María José –al igual que el resto de invitados ilustres- respondería a las preguntas de los periodistas desplazados hasta la capital hispalense. Mentira envenenada que mosqueó a los que esperaban una velada más que tranquila. Lo que no parece entender es que ella no es famosa desde la cuna, ni tampoco ejerce una profesión que merezca el reconocimiento público. Es posible que Campanario sea como la Esteban, pero ni siquiera tiene soltura, empatía ni dulzura.
 
Habrá que esperar a conocer más detalles de la posible contradenuncia de María José. La periodista Joana Morillas, que no sólo compartió con ella los minutos previos al escándalo sino también los posteriores, es conocedora de todos los recovecos del contrato de marras que la Campanario rubricó con la palabra. La catalana es la única con potestad suficiente para informar sobre el verdadero estado anímico de la castellonense y de otros asuntos que estos días ocupan y preocupan a ese abultado número de españoles que siguen con ahínco los programas del colorín. Sería interesante conocer, entre otras cosas, hasta qué punto se sintió orgullosa la Campanario del enfrentamiento que provocó con los periodistas. Todavía se escuchan sus sonoras carcajadas… Ella lo hizo a propósito.
 
Por Saúl Ortiz (saul@extraconfidencial.com)