Menú Portada

Manuela Carmena se gasta cerca de 2 millones de euros en enviar a las familias madrileñas a unas vacaciones de esquí pagadas en Andorra despreciando las Estaciones de la Comunidad Autónoma

Noviembre 11, 2016

El Programa Municipal de Actividades Deportivas en la Nieve se desarrollará del 1 de enero al 25 de febrero y contará con un total de 3.000 plazas en total para esquí, esquí nórdico o snow. La decisión se produce tras aprobar un gasto de nueve millones para crear 22 huertos urbanos en solares desocupados, transformar los tejados en cubiertas ajardinadas o cubrir las fachadas de edificios públicos con jardines verticales.

carmena-agarra

Pablo Iglesias Turrión y su movimiento social que desembocó en ese partido que sigue empecinado en dar el sorpasso a un cadáver llamado PSOE sentó las bases de su meteórico ascenso en ofrecer al electorado una fuerza que difiriese del maremágnum de formaciones existentes que para la nueva izquierda agostaban. La acción política y retórica de Podemos se centró en desacreditar a aquellos que habían sostenido el peso de la burocracia nacional durante los últimos 40 años y para ello se sacó de la chistera el concepto de casta. Un concepto polvoriento, sacado del almanaque político de finales del siglo XIX y principios del XX y acuñado, por aquel entonces, por los grandes pensadores italianos como Wilfredo Pareto o Gaetano Mosca. Pablo Iglesias redefinió la casta como el sector de la población configurado por “los mayordomos de los poderes económicos y los Bancos, la gente que no representa a los ciudadanos, la que gobierna en contra de los intereses de la mayoría en situación de privilegio”. No obstante, con el acceso a alcaldías, escaños en el Congreso, gobiernos autonómicos y demás círculos de poder, los integrantes de la casa morada se fueron poco a poco convirtiendo en la casta política que tanto denostaron.

Uno de los epígonos de Pablo Iglesias, no es otro que la abogada y lideresa del Ayuntamiento de Madrid, Manuela Carmena. Sin embargo sus hábitos y políticas parecen más cercanos a la casta de la que habla su partido que al vulgo. En su último viaje oficial a Quito (Ecuador), la alcaldesa junto a su equipo municipal -los tres tenientes alcaldes y el coordinador de la Alcaldía-, se alojaron en el Hotel de alto lujo Rumiloma, además de volar en clase business en el Iberia A340. Obviamente, todo este fasto fue sufragado con dinero público. El propio Hotel define a sus habitaciones como el epítome de lujo “ollas, estufas, arte colonial y las antigüedades más extraordinarias cubren cada rincón, cuyas paredes fueron construidas manualmente con adobe y piedras de la zona”.

Andorra, y no la Comunidad de Madrid, el lugar elegido

Tras este dispendio, Manuela Carmena ha querido contentar a las clases más acomodadas de Madrid con la organización del Programa Municipal de Actividades Deportivas en la Nieve para el año 2017 promovido por la Dirección General de Deportes del Ayuntamiento de Madrid. Un pliego que tiene por objeto el establecimiento de los servicios de alojamiento  manutención, transporte, clases de esquí, forfait, material de esquí, y seguro para la enseñanza y la práctica de las modalidades deportivas a realizar en diferentes estaciones de esquí (snowboard, esquí nórdico esquí alpino). Para todo ello, el Ayuntamiento prepara un suculento presupuesto cercano a los 2 millones de euros (1.781.950 euros), que saldrán del erario público del consistorio madrileño.

El Programa Municipal de Actividades Deportivas en la Nieve, se desarrollará en períodos de una semana de duración, con entrada en el establecimiento hotelero el domingo por la tarde y salida el sábado por la mañana, a excepción del módulo de adultos denominados “esquí cinco noches”. Las fechas de celebración del programa serán las siguientes: 1 de enero al 25 de febrero. El número de plazas será de 3.000 en total, repartidas de la siguiente forma: 950 plazas para esquí o snow de adultos, 1.100 plazas para esquí de adultos, 700 plazas para familias de 2 o más miembros y, por último, 250 plazas de esquí nórdico.

Cuesta entender además que todas estas actividades se lleven a cabo en el Principado de Andorra, país situado a más de 600 kilómetros de Madrid. Máxime cuando el término municipal de Rascafría, sito al norte de la Comunidad madrileña, cuenta con 220 hectáreas esquiables, 21 remontes y fácil acceso en autobús y tren desde la capital. La Estación se encuentra enclavada en la Sierra de Guadarrama, en la ladera norte de las montañas de la Bola del Mundo y el Cerro de Valdemartín. De este modo, Carmena exporta capital directamente desde su Ayuntamiento al Principado de Andorra, perdiendo una oportunidad única de fomentar el empleo, el tercer sector y el ocio de su Comunidad.

No es la primera ni la última frivolidad millonaria de Carmena, si apuntamos con la que dio inicio a este curso 2016 que se centraba en crear 22 huertos urbanos en solares desocupados, transformar los tejados capitalinos en cubiertas ajardinadas o cubrir las fachadas de edificios públicos con jardines verticales. En total, el plan para renaturalizar Madrid tendrá un presupuesto cercano a los 9 millones de euros. Capital que saldrá de las arcas públicas para reverdecer diferentes espacios madrileños. Otra gestión para el postín y la extravagancia más chic.

Doinel Castro