Menú Portada

Manuela Carmena lanza una cruzada para controlar la publicidad exterior mientras que usa los autobuses de la EMT para promocionar acciones políticas de grupos cercanos a Ahora Madrid

Julio 5, 2017
carmena-mano

Poder conciliar el derecho de los anunciantes a obtener beneficio a través de la exhibición de publicidad y lo que considera el Ayuntamiento de Madrid de Manuela Carmena “derecho de los ciudadanos y visitantes a contemplar el paisaje urbano sin que haya elementos que lo alteren”. Esta es la razón por la que el Ayuntamiento de Ahora Madrid va a contratar a través de una empresa externa una especie de “policía política” de la publicidad con el que controlará todos los soportes publicitarios externos. El Ayuntamiento que contrala buena parte de estos, ya que un año más tarde de finalizar el contrato de elementos publicitarios externos, sigue sustituyendo y colocando nuevos mupis en paradas de autobuses o baños públicos externos. En estos no habrá problema. Pero llegan malos momentos para empresas y trabajadores, incluso los que se ganan unos pocos euros repartiendo folletos.

La “brigada de la publicidad” de Manuela Carmena podrá, en caso de que entienda que se contravenga la ordenanza municipal, no sólo informar al infractor para que la corrija, sino que tendrá potestad para retirar, transportar e incluso almacenar de forma temporal la publicidad “delictiva”. No hay presunción ni defensa posible, sólo lo que dicte el Ayuntamiento. Pero no es lo único que quiere controlar. El reparto de folletos y el uso de vehículos publicitarios que circulan o están estacionados por la ciudad serán también objeto de control y multa. En este último caso, el Consistorio madrileño controlará y castigará que, por ejemplo, un autónomo publicite su propio vehículo poniendo unos vinilos en su coche y lo deje unas horas aparcado. Esto puede ser considerado una infracción y se controlará a través de vídeos y fotografías. Todo ello sin descanso. La “brigada de la publicidad” tendrá que tener operativo personal 24 horas los 365 días del año por si hubiera que hacer un reportaje fotográfico de urgencia ante la detección de acciones de publicidad exterior ilegales.

Y mientras, los medios de transporte públicos a disposición de publicidad política y partidista

Pero mientras que Manuela Carmena prepara las medidas de control de la publicidad al estilo Stasi, la policía política de la ex Alemania Comunista, no duda en usar los espacios que la pertenecen, como los que tienen los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), para usarlos como plataforma política.

Como pueden ver en la siguiente imagen, en uno de los dos espacios disponibles en un autobús de la EMT para comunicar avisos de interés general, es destinado para promocionar un “foro político” con “festival reivindicativo” incluido. Organizado por el Grupo Turín, del que forman parte entre otros el Eje de Precariedad y Economía Feminista, un grupo que señala que “está desmontando la Economía del capital y construyendo la economía de las personas”, Calala Fondo de Mujeres “que moviliza la solidaridad política y económica para apoyar al movimiento de mujeres y feminista en Centroamérica y el Estado Español” o los sindicatos UGT y USO.

Carmena bus

Control de la publicidad sí, pero de la ajena. La propia, la política o de partido, del suyo, parece que vive una época dorada en el Ayuntamiento de Madrid.