Menú Portada

Manuela Carmena continúa con la publicidad selectiva y gratuita a sus colectivos afines: Tres semanas después del desfile del Día del Orgullo Gay, mantiene la pancarta de apoyo de Comisiones Obreras al colectivo LGTBI en plena Plaza de Cibeles

Julio 25, 2016
carmena

En poco más de un año como alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena repite una y otra vez la misma táctica. Cada vez que surge una pésima noticia sobre su gestión se saca de la manga cualquier otra información absurda o llamativa para que se olvide o deje de hablar de sus continuos desastres. Ha vuelto a pasar ayer jueves, tras la huida definitiva de Wanda de Madrid y la venta del Edificio España a un inversor que se dedica principalmente a revender propiedades; es decir, los madrileños han visto como se esfuman millones de euros de inversión y miles de puesto de trabajo. ¿Cuál ha sido la respuesta? Lanzar una propuesta de multas de hasta 3.000 euros por dejar regueros de basura en el asfalto que se incluirá en el nuevo contrato de recogida de residuos urbanos. Todo ello cuando, en un año de gestión, la limpieza de la capital de España sigue brillando por su ausencia.

Además de excrementos caninos, vegetación que invade calles y medianas, contenedores de cartón que desbordan y no se recogen, entre otros problemas, muchas de las paredes de los distritos de Madrid siguen acumulando Carteles Electorales, ya no sólo de las Elecciones Generales del 26-J, también de las de diciembre de 2015 e incluso de las Elecciones Municipales y Autonómicas de mayo de ese mismo año. Eso sí, como ya adelantó extraconfidencial.com sólo se mantienen los carteles de Podemos o formaciones afines como la propia Ahora Madrid. Algo parecido a esta “desidia partidista” está ocurriendo con una pancarta que lleva más de tres semanas en la Plaza de Cibeles, tal y como pueden en la siguiente imagen.

pancarta

En la misma, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO), de Ignacio Fernández Tojo, defiende la Igualdad, Empleo y Derechos del Colectivo de lesbianas,  gais, bisexuales y las personas transgénero e intersexuales (LGTBI). Todo ello tres semanas después de que el desfile del día del Orgullo Gay pasara por Cibeles el pasado 2 de julio, en un acto, en el que se declaró al Partido Popular como “non grato”. Lo que parece claro es que el Ayuntamiento de Madrid no tiene ninguna intención de retirar esta pancarta que acompaña en la misma plaza a la de “Wellcome Refugees” y que, como en tantas cosas en el consistorio madrileño, lo mismo espera a que sea el discurrir del tiempo quien retire esta pancarta política del espacio público de todos los madrileños.