Menú Portada

Manuela Carmena compara a Trump con Adolf Hitler y se olvida de cómo su concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, consideró a la Revolución Rusa que costó más de 15 millones de muertos como “la más hermosa”

Febrero 1, 2017
sanchez mato carmena

Esto acaba de pasar con Manuela Carmena. La alcaldesa de Madrid no se le ocurrió otra cosa el pasado lunes que comparar a Donald Trump con Adolf Hitler. En concreto, afirmó: “Sabemos que es un gobierno legítimamente nombrado y apoyado por un número importante de ciudadanos, pero en el siglo XX vivimos una de las mayores vulneraciones de derechos humanos por un gobierno que también fue inicialmente apoyado por muchos conciudadanos”. Lo peor es que con estas palabras no sólo consiguió la aprobación de su grupo político, sino también del PSOE de Purificación Causapié y Ciudadanos de Begoña Villacís.

La loa a la Revolución Rusa del concejal de Hacienda de Carlos Sánchez Mato

Manuela Carmena hacía estas declaraciones el 30 de enero, menos de un mes después de que su concejal de Hacienda, Carlos Sánchez Mato, publicara este tuit el pasado 31 de diciembre: “Feliz 2017. Que el centenario de la más hermosa revolución de la historia, sea estímulo para la construcción de fraternidad internacional”

Revolucion rusa concejal

Carlos Sánchez Mato se olvidó de cómo la revolución rusa y la posterior dictadura comunista causó entre 15 y 20 millones de muertos entre represión, campos de trabajo o hambrunas consentidas y utilizadas como herramientas de opresión de personajes tan siniestros como Lenin o Stalin. Cómo se reprimieron intentos de libertad en Budapest en 1956 o en 1968 en Praga. Como bloquearon Berlín oeste para que muriera de hambre su población y construyeron un muro más tarde en la misma ciudad, que a diferencia de el de Trump era para que no saliera nadie y costó la vida de decenas de alemanes.

Esta es la “más hermosa revolución” para Carlos Sánchez Mato, la que no criticó Manuela Carmena, la misma que justificaba sus palabras contra Trump en que “el silencio es a veces culpable” y ante declaraciones como las de su concejal, también el silencio es cómplice.