Menú Portada
A diferencia del Congreso y el Senado, la Declaración de Actividades de los altos cargos de la CAM no son públicas

Manuel Lamela no declaró su participación accionarial en una sociedad inmobiliaria familiar

Febrero 12, 2008

La mercantil “Inversiones Lamela Campos S.L.” cuenta con un capital social superior a los 6 millones de euros

La comparte con sus padres y su mujer y es propietaria de importantes inmuebles en la capital de España

pq_452_manuellamela.jpg

El Caso Lamela, según unos, Caso Severo de Leganés, para otros, sigue sangrando. La reciente sentencia judicial que exonera al doctor Montes de una supuesta mala praxis en las sedaciones de enfermos terminales, ha reabierto el debate y ha puesto en entredicho la actuación no sólo del entonces consejero de Sanidad, Manuel Lamela, sino de la propiedad Comunidad Autónoma de Madrid que lidera Esperanza Aguirre. Desde estas páginas ya lo avanzamos: el “trasvase” de Lamela a la Consejería de Transportes desde Sanidad, cargo que ahora ocupa Juan José Güemes, no tenía otra explicación que el que no figurase como máximo responsable de la sanidad pública madrileña cuando se conociera la citada sentencia. Hasta la fecha, el mencionado Güemes no se ha pronunciado más que para decir que ahora el Severo Ochoa funciona mejor y Lamela disfrutó de unas vacaciones en Baqueira Beret esquiando, para acabar diciendo que repetiría su actuación de entonces, o sea, haciendo caso a denuncias anónimas.
Lo que más sorprende en la actuación tanto del consejero Lamela como de la CAM, es que los criterios de trasparencia, pulcritud y cumplimiento del código deontológico no se apliquen en el Gobierno de Esperanza Aguirre. Según ha podido saber este periódico de fuentes de absoluta solvencia, Manuel Lamela no declaró en el Registro de Actividades de Altos Cargos su participación accionarial en una empresa mercantil. Más aún, una portavoz del Gabinete de Comunicación, al cierre de esta edición, no supo responder si la denominada Declaración de Actividades era pública o privada.
Lo cierto es que Manuel Lamela Fernández consta como accionista de la mercantil “Inversiones Lamela Campos S.L.” dedicada a “operaciones inmobiliarias de cualquier naturaleza; asesoramiento jurídico, en orden a la promoción, constitución de empresas societarias o no su representación comercial y administrativa”. Como administradora única figura su madre, Carolina Fernández Blay, cargo que asumió en septiembre de 1995 en sustitución de su hijo, el consejero Lamela.
Según el Registro Mercantil de Madrid, esta empresa fue inscrita en julio de 1992 por los socios fundadores con un capital de 3.005 euros, divididos en 500 participaciones a 6 euros (1.000 pesetas):

Manuel Lamela Fernández: 248 participaciones (248.000 pesetas)
Manuel Lamela López (el padre):1 participación
Manuel Campos Paulin: 1 participación
María José Campos Buce: 248 participaciones
María Carmen Buce Tomás:1 participación
Carolina Fernández Blay (la madre): 1 participación

Una sociedad muy rentable tal y como demostrará este periódico en su edición de mañana. Tan sólo un avance: El 22 de febrero de 2003 se decide otra ampliación de capital de 899.997,5 euros (150 millones de pesetas) hasta llegar a 6.089.632,5 euros declarados (1.013 millones de pesetas). Esta ampliación fue suscrita íntegramente por Carolina Fernández Blay aportando una serie de bienes inmuebles. Y un último apunte: los resultados de la empresa del consejero de Transportes de la CAM mejoraron durante la etapa de Manuel Lamela en el Ministerio de Agricultura del Gobierno de Aznar.