Menú Portada
Consejero Delegado y Presidente respectivamente

Manuel Campo Vidal & Lalo Azcona dueños de una productora que no realiza ningún programa en los últimos cuatro años

Noviembre 10, 2011
pq_923_manuel-campo-vidal.jpg

Puede que sea una casualidad, pero le ha venido de perlas. Ayer jueves, en Pamplona, el “moderador” del gran debate de estas elecciones, Manuel Campo Vidal presentaba su nuevo libro, “¿Por qué los profesionales no comunicamos mejor? Los 7 pecados capitales del mal comunicador”. Y es que el olvidado periodista centrado en sus negocios como ya informó extraconfidencial.com sabe sacar provecho de la situación. Aunque no le han dejado de llover críticas por su “parcialidad”, y su pasado cercano al Partido Socialista.

Aun así ha aprovechado la ocasión de la presentación de su libro para afirmar que no vio ganador claro a ninguno de los dos candidatos, cosa que no perciben la inmensa mayoría de sus compañeros y tampoco para pedir más “pluralidad” en los debates, aunque desde luego no hizo ascos a ser el moderador del último.

Y es que desde que dejo el periodismo activo para presidir entre otras empresas la ruinosa Audiovisual Sports, ha continuado rodeado de gente influyente como es el caso de Lalo Azcona que preside Canal de los Negocios SA, una sociedad donde Campo Vidal tiene una participación del 33% y en la que es Consejero Delegado.

Sólo ingresos financieros

Constituida en junio de 1998 con un capital de 30.000 euros, la empresa tiene como objeto social la producción, tanto externa como asociada de toda clase de programas radiofónicos, cinematográfico y de televisión, pero por este concepto ni por otra actividad análoga ha facturado nada en los años 2007, 2008 y 2009, mientras que todos sus ingresos han sido derivados de inversiones financieras, aunque también desplomándose, de los 287.973,38 de 2007 a los 4.716,36 en 2009.

Aun así, al cierre de 2009 mantenía unos activos de 350.795 euros, repartidos principalmente en inversiones financieras a corto plazo con 285.000 euros, pareciéndose más a una sociedad financiera que a una productora de televisión.