Menú Portada

Manuel Benítez “El Cordobés” se separa tras 50 años de matrimonio con Martina Fraysse, quizás, para evitar que Manuel Díez se lleve algo más que la herencia legítima

Abril 15, 2016

 Se especula con que quiere salvaguardar el capital de sus hijos reconocidos ante la demanda de paternidad de Manuel Díaz, aunque Hola, la revista que ha dado la exclusiva, desmiente este extremo. Está muy bien asesorado. Hay quienes están tan cansados de David Muñoz, el marido de la Pedroche, que, incluso, piden por la calle que lo detengan. El día menos pensado asan a los famosos chefs con brasas al espeto en la Plaza Mayor de Madrid

cordobes esposa

Ha sido la noticia estrella de la semana. Manuel BenítezEl Cordobés” se separa tras 50 años de matrimonio con Martina Fraysse, la mujer de origen franco donostiarra con quien está casado en régimen de gananciales y la madre de sus hijos legítimos. Lo publica la revista Hola, quien también dedica numerosas páginas a la entrevista concedida por Manuel Díaz, su supuesto hijo en un 99,9%. Se permite decir que si su padre viene a casa, “le pone un cuarto”. Algo muy improbable. Manuel Benítez es un hombre muy bien asesorado y, en el ámbito taurino, se especula de que todo sería una maniobra destinada a evitar que Manuel Díez se lleve algo más que la legítima reducida a su mínima expresión tras el divorcio al tener que ser dividida entre los hijos nacidos en el seno del matrimonio, cinco y los dos reconocidos a la fuerza por sentencia judicial, y, por supuesto, sin tercio de mejora. El Juez que instruye la demanda de paternidad contra Manuel Benítez ha citado al diestro y a su supuesto hijo Manuel Díaz  en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba se hagan las pruebas de ADN. Aunque según revela el hijo, el padre se hizo ya unas voluntariamente que confirman su paternidad.

Si en el ámbito de un acuerdo de divorcio, Manuel Benítez, que no tiene casi nada a su nombre, cediera el 70%, el 80% o el 90% de sus bienes a Martina Freysse mediante una pensión muy generosa, al “Cordobés hijo” le correspondería muy poco.  Si el padre de Vicky Martín, abuelo de Alba y suegro de El Cordobés, levantara la cabeza podría explicar muchas cosas. Todo el mundo sabe que El Cordobés padre ayudó desde lejos a El Cordobés hijo, que se preocupó por él. Nadie toma la alternativa con Curro Romero en La Maestranza si no es porque el supuesto papá ha pedido el favor a un amigo. Había un pacto tácito, que se ha roto. Y Martina es una fiera para defender los intereses de sus hijos sin miedo a demandas por alzamientos de bienes. Hay quien cifra la fortuna de “El Cordobés” padre en 30 millones de euros tirando por lo bajo. Manuel Díaz, dicen los que le conocen, no quiere dinero. Otra cosa es su madre.

Hay otras teorías, las de los defensores de digamos “El Cordobés padre”. El muchacho querría relanzar su carrera y salir en el Hola un día sí y al otro también. La herencia está blindada y bien blindada, y con una separación y un divorció lo estará más aún.

El incidente de David Muñoz, pareja de Pedroche, con los Municipales de Madrid

Y Hola dedica también unas líneas a Extraconfidencial.com por medio de un comunicado difundido por su abogado, en el que niega rotundamente que los hijos de Miguel Boyer hayan denunciado que Isabel Preysler vació las cuentas de su padre antes de su muerte. Es más, afirma que fue ella, quien, con su propio patrimonio personal, se vio en la necesidad de realizar ingresos en las cuentas del señor Boyer para atender los gastos derivados de la grave enfermedad que padeció y su posterior rehabilitación.

En Lecturas dedican su portada a Makoke. La sobrina de Kiko Matamoros, afirma haber visto como Makoke le era infiel a su tío. Y en Diez Minutos, Belén Esteban es  dueña y señora gracias al aumento tangencial de sus ingresos, que han subido mucho desde que cortó con Toño Sanchís. Sólo por su última entrevista ha percibido unos 90.000 euros.

Matías Prats cuenta en Semana que “aún no está recuperado y solo tiene un 65% de visión”, y Love dedica su portada al viaje a la India de Kate Middleton. Ni rastro de un asuntillo que les vamos a contar en primicia. Hay una saturación de David Muñoz. Su imagen se está abaratando tanto que hay quien pide que lo encierren. Fue el pasado jueves en las cercanías de la madrileña Puerta del Sol por la noche. Se produjo un  incidente de tráfico con intervención de los Policías Municipales, algo sin demasiada importancia en lo que David no tenía culpa alguna y algunos testigos y testigas que lo presenciaron empezaron a  gritar  “¡Que lo detengan! ¡Que lo detengan!”. Hubo hasta quien soltó el estribillo de “que es un mentiroso, malvado y peligroso” de cachondeo.  ¿Serán los pendientes con forma de estaca?  ¿Será el anuncio de Beefeater? ¿Será el docureality que hizo para Cuatro? Serán los celos del personal por su matrimonio con la Pedroche. ¡Que odio! Solo les faltó llevarlo a la Plaza Mayor y, como se hacía en tiempos de la Inquisición,  montarle una pira al pobre cocinero  para saber si asa bien en espeto. ¡Que no es tan brasas el pobre!

Ana Montesinos