Menú Portada
Si fuera cosa de El corte Inglés, esta sería "la semana del honor"

Mañana, en el Olímpico de Montjuic, gran velada: Espanyol-Barcelona

Noviembre 29, 2007

Fin a la semana. Por un momento, a la hora de recopilar las frases más expresivas de estos siete días, uno no sabía si nos habíamos trasladado a la Edad Media, donde el honor era más importante que comer, o si por el contrario estábamos ante una campaña de El Corte Ingles. “Vengan a nuestra semana del honor. Grandes rebajas en todos los artículos”.

pq__llibrelaporta.jpg

Porque es como si lo sucedido en estos días o en los venideros fuese a marcar el futuro de nuestro protagonistas. Al fin y al cabo, sólo es deporte, pero algunos lo llevan a unos extremos que por momento más que jugar un partido estuviésemos ante un duelo a pistola. Los hay incluso que muestran al mundo su desprecio del contrario y no valoran que igual sus palabras se traducen en enfrentamientos físicos entre las masas no pensantes y tenemos una desgracia. Al tiempo.
Me refiero a las declaraciones de Dani Sánchez Llibre, el presidente del RCD Espanyol ante el derbi catalán que tendrá lugar mañana en Montjuic: “Tenemos la misma relación con el Barça que en los últimos diez años, salvo la comida entre directivas. Entonces, ni antes ni después del almuerzo teníamos contacto, no había más cosas y ahora sucede lo mismo”. ‘En un rincón, el Barça. 350 kilos; en el otro, el Espanyol, 30 kilos’. Y mañana veremos en qué acaba la velada. ¡Segundos, fuera!

Luis García, jugador del Espanyol, apaciguando: “Lo más bonito de Barcelona es ser del Espanyol“. Haciendo amigos.
Quien tampoco hace prisioneros es Bernardo Schuster, el técnico del Madrid que con el cuento de que le han llamado de la selección inglesa le ha metido un sablazo en forma de aumento de sueldo al Real Madrid. Y eso que está descontento y eternamente cabreado.
De color rojo se puso cuando perdió el miércoles en Bremen y ha dejado para la última jornada la clasificación en la Champions: “Esta derrota es un aviso. Hemos dado demasiadas facilidades a la hora de defender al equipo alemán y con lo poco que han hecho nos han complicado la vida. A veces damos demasiadas ventajas al rival. No me gustó la actitud”. O sea, el que avisa no es traidor. Las primeras cabecitas blancas echarán a rodar, que lo que está en juego es el honor del club… y su propio prestigio.
Otro con el orgullo herido es Ustaritz Aldekoaotalora, jugador del Athletic tras empatar su equipo con el Depor. El domingo juegan en Valencia y según Ustaritz se juegan algo más que los tres puntos: “Vamos a Mestalla con el orgullo herido”. Pues nada, con una tirita se arregla el problema.
Algo más que tiritas nos temimos que iba a necesitar Rafa Nadal tras las palabras de su tío y entrenador de las que se desprendía que la lesión del tenista era poco menos que irrecuperable. Menos mal que el propio Rafa Nadal nos lo aclaró. “No hay motivo para alarmarse. Mi carrera no corre peligro”. Nos quita un pesa de encima.
Como peso de encima parecen haberse quitado los jugadores del FC Barcelona tras el nuevo ‘maremoto’ Ronaldinho. Dicen estar más tranquilos porque el brasileño ya no se queja si no juega… de momento. El islandés Gudjonshen, que se quedó pese a saber que no le querían, parece ahora pieza poco menos que imprescindible. Y lo agradece: “Ahora trabajamos más. La plantilla ha cambiado la mentalidad, trabaja con más fuerza y eso debe ir unido a la calidad de la plantilla, probablemente la que tiene más calidad del mundo“. ¿Verdad? Pues ya verás como viene un Eto’o cualquier y lo jode.

Velemir Perasovic: “No hago mágia”

En Can Barça dicen que han encontrado el remedio. Ya le gustaría decir lo mismo al Estudiantes, colista de la liga ACB y que acaba de contratar técnico nuevo, Velemir Perasovic, quien ya ha dicho que él no tiene varitas mágicas: “Siempre hay unos objetivos. Si no viera posibilidades de hacer el trabajo no habría aceptado. El equipo tiene muchas opciones de salir de esta situación“. Y si no ya hará alguien un milagro en forma de ampliación de la Liga. Al tiempo.
Y en Valencia, ni milagros valen. Alguien se debe estar preguntando por qué mierda echaron a Quique Sánchez Flores y contrataron en su sitio a Koeman. Con el madrileño iban terceros, a cuatro puntos del líder y con la clasificación en la Champions al alcance del equipo. Con Koeman van sextos y están eliminados en la Champions. Ha encabronado a media plantilla, no se ríe ni haciéndole cosquillas y se permite lujos como dejar sin jugar a Silva, Joaquín o Manuel Fernándes en momentos decisivos.
Ronald Koeman: “La segunda parte es el camino a seguir porque se la cara”. Se refería al 0-0 ante el Schalke que supuso la eliminación europea”. ¿Se comerá el turrón el holandés en Valencia? Porque igual le nombran al Duque de Alba, en Holanda es como se llama al ‘tío del saco’. Estes es un cantamañanas.

Y cómo no, una frasesita del genial Angel María Villar, nuestro ídolo de permanencia en una casa en ruinas sin que el aplasten las paredes. Ahora dice que sí, que el sigue: “Voy a seguir, me voy a presentar y voy a ganar las elecciones. Me critica una minoría, la mayoría ha demostrado que son amigos, porque me votan. En el mundo futbolístico, hay algunas personas que son nazis, porque persiguen para destruir a la persona“. La Fundación Simon Wiesenthal le pedirá nombres.