Menú Portada
Remite al CES el proyecto de Ley que incluye nuevas deducciones para vivienda y compra de coches

Madrid lucha contra la crisis bajando la carga impositiva a sus ciudadanos

Mayo 21, 2009

De nuevo frente a las decisiones que se saca de la chistera el Gobierno central, la Comunidad de Madrid legisla medidas concretas que ayuden a los ciudadanos, decisiones meditas que ha remitido al Consejo Económico y Social para su estudio.

pq_782_Esperanza.jpg

En este anteproyecto de Ley en el que se incluyen nuevas medidas fiscales, entre las que figuran el incremento del 20% en el tramo autonómico en la deducción de compra de vivienda nueva o la desgravación del 20% en el impuesto de matriculación, unas medidas que tienen como objetivo claro incentivar la actividad económica en dos sectores que están en crisis, como son la vivienda y el de la automoción.

La futura normativa establece un aumento de la deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para adquisición de vivienda de nueva construcción, aumentando un punto más la deducción del IRPF en el tramo autonómico para los ciudadanos que compren un piso nuevo. Este punto adicional se traduce en un incremento del 20% del tramo autonómico de la deducción que ya se aplica en la Comunidad de Madrid.

Actualmente, la deducción es un 15% sobre un límite de 9.015 euros anuales, lo que supone un ahorro por contribuyente de 1.352 euros. Con la nueva regulación aprobada por Madrid, cada contribuyentes se ahorrará 1.442,4 euros, 90 euros más, o lo que es lo mismo, el 16% de 9.015 euros.
Según los cálculos de la Administración autonómica, más de 30.000 madrileños se beneficiarán el primer año de la aplicación de esta medida, cantidad que se irá incrementando en años sucesivos hasta alcanzar a más de un millón de madrileños.

Respecto a la ayuda al sector de la automoción, el texto también recoge que la Comunidad de Madrid abonará mediante un cheque el equivalente al 20% del impuesto de matriculación a cualquier ciudadano que adquiera un vehículo en la Comunidad de Madrid, una medida que será compatible y complementaria a las ayudas anunciadas con posterioridad por el Gobierno central. Quienes se quieran beneficiar de esta ayuda, aplicable hasta el 31 de julio, han de rellenar un formulario a la hora de comprar el vehículo con sus datos personales, los del vehículo nuevo y los documentos del impuesto de matriculación que deberá ser liquidado en la Comunidad de Madrid.

El concesionario será el encargado de remitir el formulario cumplimentado a la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid, notificado por la Agencia Estatal Tributaria. Se remitirá una carta certificada al domicilio del comprador con un cheque con el importe correspondiente al 20% del impuesto de matriculación abonado.

También ayuda a las empresas

Junto a estas deducciones, la normativa incluye también la supresión del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), un tributo municipal sobre el que las diputaciones provinciales y las comunidades autónomas uniprovinciales pueden establecer un recargo.

De esta forma, se beneficiará a más de 50.000 empresas madrileñas. Esta medida entrará en vigor a partir del 1 de enero de 2010, puesto que en 2009 el recargo ya se ha devengado e incluso ha podido ser recaudado por algún ayuntamiento.