Menú Portada
El COI dejó fuera de la carrera olímpica a Praga, Doha y Bakú

Madrid competirá con Río, Tokio y Chicago por los Juegos de 2016, con pocas opciones

Junio 4, 2008

Madrid ya es oficialmente ciudad candidata a organizar los Juegos Olímpicos de 2016. Tras el fracaso que supuso la candidatura de 2012, la capital española vuelve a estar en liza por organizar unos Juegos. Sus rivales serán Río de Janeiro, Chicago y Tokio. A partir de aquí será la política la que tome los mandos de las operaciones. El alcalde Ruíz Gallardón ya sabe que no se trata de tener el mejor proyecto sino los mayores apoyos.

pq__logo-madrid.jpg

Puede que para muchos sea una fantástica noticia. Para el ciudadano de a pie madrileño seguro que no lo es. Traduzco: más y más obras. Otra vez la ciudad patas arriba, más problemas de tráfico –como ya hemos podido comprobar tras un año, la M-30 sigue siendo igual de intransitable en horas punta, lo de que arreglaba el tráfico era mentira, y la parte del río sigue hecha un asco-, más prebendas para los amiguetes. A lo único que le vendrá bien es al tema del sector del ladrillo, que afortunadamente tendrá un respiro con la obra pública municipal.
Pero por lo demás, lo único que vamos a vivir es la parte segunda del “sueño del faraón”… ¿para otro final infeliz? Está más que cantado, tras vivir la adjudicación a Londres de los Juegos del 2012, un proyecto sobre maquetas, que lo verdaderamente importante es centrarse en la obtención de los apoyos de los más de doscientos delegados del Comité Olímpico Internacional con voto. Pero al mismo tiempo habrá que luchar contra los intereses de cada comité olímpico nacional. Por ejemplo, de aquellos países que entre sus aspiraciones futuras esté organizar unos Juegos, los del 2020, por ejemplo. Si tenemos en cuenta que desde hace un tiempo el COI se marcó la política de alternancia de continentes, aunque digan públicamente que no es así, el que los del 2012 se jueguen en Europa dificulta sobremanera que en 2016 vayan a recaer en otra ciudad europea. Pero mucho más imposible sería que si 2012 y 2016 se celebran en Europa, los del 2020 serían inviables en el viejo continente. Por esa razón comités olímpicos cercanos al español como el francés, el italiano, el alemán, o no tan cercanos como el checo o el ruso, no votarán a favor de España puesto que en sus objetivos está el optar a los del 2020 con París, Roma, Munich, Praga y Moscú.

Sin apoyos europeos ni sudamericanos

O sea, España, única candidatura olímpica europea para 2016, no tendrá el apoyo unánime de Europa. Y, lo que es peor, tampoco contará en la votación inicial con el apoyo de Sudamérica. El Comité Olímpico de Brasil ya pidió al Español que Madrid no se presentara para estos Juegos y sí lo hiciera para los del 2020. De esa forma Río de Janeiro contaría con el apoyo de España ahora y dentro de cuatro años sería Sudamérica quien apoyaría a Madrid. No hubo entendimiento y eso se traduce en que todos los votos sudamericanos se van a ir a Río. Aquel Continente nunca albergó unos Juegos y ésta es una buena ocasión, porque se respetaría la rotación continental y entraría Sudamérica en las rotaciones, restando sólo Africa. Hay quien dice que el COI no dará a Río los Juegos del 2016 porque en 2014 tienen Mundial de Fútbol en Brasil. Hay ejemplos que demuestran que eso no influye. Por ejemplo, Munich 72 y Alemania 74, o Barcelona 92 y España 82, o Atlanta 96 y Estados Unidos 94.
Pero tampoco esa es la peor noticia. No hace tantos años que el COI entrega los Juegos Olímpicos a Estados Unidos cada pocas ediciones. Este año, de momento, ya le ha dado a Chicago el corte. La elección de 2012 ‘ofendió’ a los americanos no dando los Juegos a New York tras el 11-M. Otro desaire al país que sostiene el invento parece poco probable.
Y si alguien pone en duda el éxito que supondrían unos Juegos en Tokio, con el poderío económico de Japón, que levante la mano. El COI tendría sus mayores beneficios por todos los conceptos si organiza Tokio 2016.
Ajenos a todo eso, ajenos a la política, Madrid 2016 inicia un nuevo paso convencidos de que son la candidatura favorita. Todo porque su oferta es una versión mejorada de 2012, sobre todo en lo relativo a seguridad y alojamiento. Ahora, Madrid, Tokio, Río y Chicago participarán, del 8 al 24 de agosto, en el programa de observadores en los Juegos Olímpicos de Pekín y tendrán después hasta el 12 de febrero de 2009 para remitir al COI el dossier de la candidatura. Posteriormente será la visita de la Comisión de Evaluación del COI, entre abril y mayo de 2009. La elección definitiva de la ciudad que albergará la XXXI Olimpiada de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2016 se llevará a cabo el 2 de octubre de 2009 en la 121 sesión del Comité Olímpico Internacional en Copenhague. Ahí se romperán muchos sueños. Pero para entonces a unos cuantos les importará muy poco, porque ya tendrán lo que buscaban.